Definición de Economía Planificada

- Definista

Una economía planificada es un sistema en el que el gobierno, en lugar del libre mercado, determina qué bienes deben producirse, cuánto se debe producir y qué precio se ofrece para la venta. La economía de mando es una característica clave de cualquier sociedad comunista. Cuba, Corea del Norte y la ex Unión Soviética son ejemplos de países que tienen economías de mando, mientras que China mantuvo una economía controlada durante décadas antes de pasar a una economía mixta que cuenta con elementos comunistas y capitalistas.

Economía_Planificada

También conocida como economía de mando, las economías planificadas contrastan con las economías de libre mercado, en las que los precios de los bienes son servicios, y son fijados por fuerzas invisibles de oferta y demanda. Un principio central de una economía de libre mercado es que el gobierno no interviene en el funcionamiento del mercado estableciendo precios, limitando la producción o obstaculizando la competencia dentro del sector privado. En una economía dirigida, no hay competencia, ya que el gobierno central controla todos los negocios.

Las economías de mando no pueden asignar eficientemente los bienes debido al problema del conocimiento o la incapacidad del planificador central para discernir cuánto de un bien debe producirse. La escasez y los excedentes son consecuencias comunes de las economías de mando. El gobierno está desconectado del cuerpo de consumidores, cuyas necesidades son más fluidas que estáticas. Como resultado, la entidad que controla los medios de producción se enfrenta a una dificultad constante para responder a la demanda en constante cambio en varios sectores de manera oportuna. Por otra parte, el planificador central en una economía de mando establece precios estrictamente basados ​​en las necesidades de ingresos, lo que resulta en precios que son casi siempre ineficientes con respecto a la producción y la demanda.

Por otra parte, un sistema de precios de libre mercado señala a los productores lo que deben crear y en qué cantidades, lo que resulta en una asignación de bienes mucho más eficiente. Además, el mismo cuerpo de consumidores que alimenta la demanda de bienes y servicios controla los medios de producción a través de la empresa privada. Como resultado, no existe brecha de conocimientos, y los productores pueden responder a las cambiantes demandas de los consumidores de manera mucho más eficiente.

Otros conceptos: