Definición de Eris

- Definista

La Antigua Grecia, en su época, fue las más grandes potencias a nivel mundial. En su seno nacieron los más grandes pensadores que la humanidad haya visto, quienes se dedicaron, decididamente, a cultivar las ciencias y los saberes. De igual forma, representa una de las grandes autoridades en cuanto a arte se refiere, debido a las esculturas y las escrituras que dejaron. Su religión es, sin embargo, uno de los aspectos que más valor prevalece hasta nuestros días, por su riqueza y el respeto con el que lo practicaban sus feligreses; esta, junto a la mitología, son los símbolos más representativos de la vida en la Grecia de Aristóteles.

Eris

Una de las tantas deidades de las que hablaba Hesíodo en sus escritos, es Eris, la Diosa de la discordia. Cabe destacar que, por discordia, entendemos a las circunstancias en las que se desarrolla cierta situación, en donde los participantes no logran llegar a un acuerdo. Esta figura destaca por su habilidad de generar caos, confrontaciones y disputas, tanto entre los mortales, como entre los poderosos Dioses; es por esto que, mayormente, se le define como un personaje que tiene fines oscuros, crueles. Hija de Zeus y Hera y la hermana de Ares, de quien nacieron las representaciones más detestables de la mitología: el Hambre, el Dolor, el Juramento, la Olvido y la Pena.

Hesíodo describe a dos Discordias distintas: la Discordia conflictiva, malvada, hija de la Noche –llamada, igualmente, Nix-, cuyo único propósito era el de generar disputas en el Olimpo y en la Tierra; seguidamente encontramos a la Discordia engendrada por Zeus, que existía para motivar al trabajo, es decir, motiva a la competencia entre, por ejemplo, los comerciantes. La primera es descrita despectivamente por diversos autores, entre los que se encuentra Homero, mientras que la segunda es vista como uno de los espíritus beneficiosos de la mitología griega.

Uno de los relatos más famosos, en donde tiene un papel activo la Discordia, es el de la manzana de oro. En este se relata cómo, después de no ser invitada a la boda de Tetis y Poleo, arroja una manzana dorada en medio de la celebración, que debía ser entregada a la Diosa más hermosa; las presentes se abalanzaron sobre la pequeña fruta, pero se congelaron cuando Hera, Atenea y Afrodita hicieron acto de presencia, dejaron el sitio. Las diosas discutieron sobre el asunto violentamente, por lo que Zeus intervino y las llevó Ida, en donde se encontraba Paris, príncipe de Troya, quien tendría la ardua tarea de decidir quién era la más bella. Cada una le ofreció una recompensa por elegirla y, para el príncipe, la más atractiva fue la de Afrodita, que le prometía a la mujer más bella del mundo. Es por esto que Paris rapta a Helena y se origina la famosa Guerra de Troya.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Publicado: agosto 24, 2017

Otros conceptos: