Definición de Escolástica

- Definista

La escolástica representa una escuela basada en la filosofía y la teología, la cual la filosofía grecolatina trato de utilizar para comprender mejor, la revelación religiosa del cristianismo. Fue una doctrina que predominó en las escuelas catedralicias entre el siglo XI y el siglo XV. Sin embargo su formación no fue muy heterogénea, ya que además de acoger corrientes grecolatinas, también adoptó doctrinas árabes y judaicas.

La filosofía escolástica tuvo su apogeo con la obra del sabio más relevante de toda la edad media: Santo Tomás de Aquino. Este filósofo fue el más fiel exponente de la escolástica y (siguiendo a Aristóteles) creó la unión entre el saber y la fe, indicando los dos caminos que llevan a Dios: el de la fe y la revelación y el de la razón y la observación formada con los sentidos; muy similar al punto de vista que actualmente tiene la ciencia.

Escolástica

Filosóficamente la escolástica se desarrolló en tres etapas:

La primera etapa se enfoca en la identificación inicial, entre la razón y la fe, ya que para los creyentes, Dios representa la fuente de ambas clases de conocimiento y la verdad, viene siendo una de sus características principales, de forma que Dios no podía refutar ambos caminos. Y si por casualidad, existía algún conflicto, la fe es la que debía prevalecer sobre la razón; así como prevalece la teología sobre la filosofía.

En la segunda etapa persiste la reflexión de que la razón y la fe, solo tienen un área en común.

La tercera etapa se desarrolla a finales del siglo XIII y principios del siglo XV, aquí la separación entre la razón y la fe fueron superiores.

En el ámbito de la escolástica, la humanidad ha sido creada a imagen y semejanza de Dios y tiene características tan importantes como la razón y la voluntad. También es importante mencionar que la escolástica afirmaba que los pensamientos debían obedecer los principios de autoridad, esto quiere decir que sus razonamientos debían subordinarse ante la autoridad, alejándose del método científico y empírico. Es por esto que se piensa que la escolástica se formó enmarcada en un sistema rígido.

Sin embargo durante el siglo XIX, apareció la escolástica un poco más renovada y fue lo que se llamó neoescolastica, la cual trato de revalorizar el contenido de una rica pero un poco olvidada tradición teológica y filosófica. La neoescolastica también se podía identificar como neotomismo, ya que esta renovación impulsó la profundidad y actualización de los estudios realizados por el gran filósofo Tomás de Aquino en relación a la filosofía y la teología.

Otros conceptos: