Definición de Filosofía

- David Orozco

La palabra filosofía tiene un origen griego, significa “amor a la sabiduría”. Es la ciencia que trata de la esencia, propiedades, causas y efectos de las cosas. Es el resultado de un conjunto de ideas, pensamientos o reflexiones sobre algo, de buscar explicaciones a enigmas de nuestro mundo. Los filósofos son las personas consideradas con actitud filosófica, desde el principio de nuestra historia, éstos pretendían desarrollar una concepción racional del mundo y ofrecer una explicación de la realidad. Poco a poco fueron incorporándose diversos problemas filosóficos: la contradicción entre la apariencia y realidad, la existencia de una finalidad trascendente del orden universal y un ser supremo creador del mundo, la certeza o falsedad del conocimiento humano, las cuestiones éticas, etc.

Filosofìa

En conclusión, los problemas filosóficos surgen de dos puntos principales: el hombre y su relación con el universo. La filosofía ha intentado siempre saber y ofrecer una explicación de la existencia, una visión justa de la realidad, e incluso cuando ha negado la posibilidad de alcanzar tal conocimiento, ha pretendido fundar en argumentos dicha opinión. El carácter crítico constituye, pues, un elemento decisivo del pensamiento filosófico que quiera considerarse como tal.

Los primeros filósofos que existieron en la historia, los cuales estaban asombrados por la perfección del universo fueron los griegos, entre ellos se encuentran Sócrates, Aristóteles y Platón. Con el transcurso del tiempo fueron apareciendo diferentes filósofos en la Edad Media y Renacimiento, hasta llegar a la filosofía moderna, quienes destacaron allí fueron Descartes, Spinoza, Locke, Hume, Berkeley, Kant, Fichte, Schelling, Hegel, Husserl, entre otros.

La filosofía se divide en varias ramas de investigación: ontología y metafísica (análisis crítico de la estructura de la realidad); teoría del conocimiento, epistemología o gnoseología (estudio del origen, estructura y alcance del conocimiento); lógica (exploración del razonamiento o argumento válido); ética (análisis de la acción humana y de sus valores); y estética (teoría de la belleza y del arte).

La reflexión metódica busca la manera de redefinir los pensamientos, cuestionando al hombre, como es su vida, haciendo que valore su existencia como ser creado, al abrir la mente humana se forma una sociedad, llevando consigo los diferentes dilemas y conflictos, una pregunta tras otra que sin respuestas se amontonaban, así el libre pensador tomo tiempo y espacio para dar cabida a los cuestionamientos más primitivos y tratar de dar orden a los códigos del universo que es tan extenso como la mente humana. Ella, la filosofía no es exacta, no especula y se modifica con el pasar del tiempo haciéndose cada vez más confusa para algunos, ya que la verdad siempre es relativa y no es necesariamente y absolutamente correcta, que alimenta las expectativas por una necesidad de la propia vida; ya que la misma consiste en retos, barreras, como logros supremos de llegar a un término explícito, para así derribar las creencias e implantar nuevas, como reafirmar las viejas y sentirse grande ante los pensamientos.

La filosofía surge en Grecia en el siglo VI a.C., al pasar de mitos a lògros y es el amor por la sabiduría, por el saber, para cumplir funciones entre la lógica, la crítica y la autocrítica que orienta, así se caracteriza por ser racional, reflexiva y holística cuyo principal objetivo es llegar y llevar a un entendimiento de las cosas con respeto a algo, con ayuda de los fenómenos para ir a un dialecto entendible; ya que no es una ciencia porque no predice ni explica con hipótesis las causas y los por qué, no tiene base religiosa sino que es una decisión vital, no es un dogma y aunque hay infinidad de escritos no es una literatura frívola, ya que no es de un goce estético o basada en la fantasía. Se hace una disciplina como una manera de mejorar la propia existencia de la vida personal.

La filosofía enseña a pensar dotando al más incompetente incapaz en las capacidades requeridas para poder llevar una base de argumentos diarios para afrontar la vida, se centra en el conocimiento humanístico del ser y estar, dando una mayor satisfacción al ser más comprensivo y poder descifrar lo que ocurre y por qué, no es una guía para el futuro sino que al estar en tiempo presente disfruta más de la vida, ya que no es el destino sino el viaje, en cómo lo vives, al no tener una especie de mantra filosófico se cree que estas desconectado de tu ser y se pierde en lo cotidiano del vivir, se conecta por todas partes desde la ambigüedad misma, la toma de decisiones, lo analítico, la claridad de lo complejo a lo simple y sencillo a una falsa ética impuesta, daña el espíritu libre como lo político, se enfrasca en lo posible como lo válido, no en juicios de injusto a justo, solo hay experiencias de vida siendo metafórica como el maestro que enseña al pez a salir de la red de pesca. ¿Quién es el pez ¿ y ¿cuál es su red?, el filósofo es quien desde el desorden ordena llevando consigo a su discípulo de un lado a otro, desde un mundo de apariencias a una real. No se puede definir en su totalidad porque sería como encerrarlo, acabarlo y darle un término finito, ser filósofo o tener una filosofía nunca se llega a terminar ni completar, se está en constante movimiento de pensamiento esto quiere decir que es movible, flexible, que está en constante construcción por lo tanto está viva.

Es perpleja cuando de lo complejo salta a lo asombroso que ante la incertidumbre y las dudas llevan al ser humano a una introspección del mismo, llegando a un cuestionamiento y finalidad en la visión que totaliza la manera general y de resaltar la realidad a un nivel global; cosa que se puede lograr a partir de una reflexión seria, responsable, profunda metódica, rigurosa y seguir el sistema ya que todos son capaces de llevar una vida filosófica siguiendo una disciplina diaria y una constancia mental, mejorando la sabiduría adquirida por los diversos momentos vividos, lo que se le llama experiencias de vida.

Otros conceptos: