Definición de Humildad

- David Orozco

La palabra Humildad proviene del latín humilitas, que significa “pegado a la tierra”. Es una virtud moral contraria a la soberbia, que posee el ser humano en reconocer sus debilidades, cualidades y capacidades, y aprovecharlas para obrar en bien de los demás, sin decirlo. De este modo mantiene los pies en la tierra, sin vanidosas evasiones a las quimeras del orgullo.

La persona humilde, reconoce su dependencia de Dios; no busca el dominio sobre sus semejantes, sino que aprende a darles valor por encima de sí mismo. El apóstol Pablo dijo una vez que no debemos tener más alto concepto de nosotros mismos del que debemos tener. Así es el humilde, no mira lo suyo propio, sino lo de los demás. Sale en ayuda de los afligidos, extiende su mano al menesteroso. Viene a servir y no ha ser servido.

La humildad permite a la persona ser digna de confianza, flexible y adaptable. En la medida en que uno se vuelve humilde, adquiere grandeza en el corazón de los demás. Quien es la personificación de la humildad hará el esfuerzo de escuchar y aceptar a los demás, cuanto más acepte a los demás, más se le valorará y más se le escuchará.

Humildad

La humildad involuntariamente le hace a uno merecedor de halagos. El éxito en el servicio a los demás proviene de la humildad, cuanto mayor sea la humildad, mayor el logro. No puede haber beneficio para el mundo sin humildad.

Esta virtud en el liderazgo se ve claramente, cuando los protagonistas se hacen accesibles a sus liderados. La humildad nos dice que no hay competidor pequeño; es decir, los demás no son inferiores a nosotros. Por ejemplo, en una empresa, sí la humildad interviene en cada una de las operaciones directivas, diagnostico, decisión y mando, se tendrá una empresa líder, no hay peor enemigo para el crecimiento de una empresa, que el orgullo.

Por otro lado, se tiene que los padres con el ejemplo, deben enseñar a sus hijos a practicarla en la familia, en la escuela y con los amigos. Es también importante que exista humildad en el núcleo familiar, respetando la individualidad de cada uno, sin emplear competencias entre los miembros ni intentar ninguno de ellos ser mejor que los demás, sino apreciando las cosas buenas de cada uno, aunque seamos distintos, debemos aprender a convivir con nuestras diferencias.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Publicado: abril 17, 2014
Escritor y visionario, cuasi licenciado en Idiomas Modernos. Sobreviviendo en un mundo de oportunidades. Blogging since 2006.

Otros conceptos: