Definición de Intolerancia a la Lactosa

- Definista

Este es un trastorno se presenta desde la infancia y afecta a gran parte de la población, sin embargo también puede aparecer en la edad adulta, como consecuencia de cirugías en las que se retiren porciones del intestino o tras infecciones que afecten el funcionamiento de las células intestinales.

Intolerancia_a_la_Lactosa

Es una patología que parece afectar cada año a más personas pero que puede ser a veces sobre estimada debido al efecto de las dietas sin leche o sin gluten. Esta situación puede provocar hábitos nutricionales inadaptados que pueden conducir a sacar totalmente los productos lácteos de la alimentación y provocar un déficit de calcio. En efecto, una intolerancia a la lactosa no significa dejar de consumir leche o productos lácteos si ciertos consejos son bien respetados.

La personas con intolerancia a la lactosa presentan síntomas digestivos no específicos. La intolerancia a la lactosa, que se manifiesta después del consumo de productos lácteos, puede provocar síntomas que no son específicos a esta enfermedad y que también pueden aparecer por ejemplo durante una colitis o durante un síndrome del intestino irritable. Pueden así aparecer dolores abdominales, aerocolia, episodios de diarrea o de estreñimiento acompañados a veces por vómitos.

Existen otros síntomas como por ejemplo:

Episodios de cansancio y de adelgazamiento pueden aparecer si el modo de consumo de alimentos lácteos no se modificó. También pueden aparecer cefaleas, dolores articulares y dolores musculares.

No existe tratamiento contra las causas de la intolerancia a la lactosa. Lo más importante es evitar en la mayor medida la leche, sus derivados y otros productos que contengan lactosa, es decir, adaptarse a una alimentación pobre en lactosa. Si la intolerancia a la lactosa surge a raíz de una enfermedad intestinal, como la celiaquía (intolerancia al gluten) o la enfermedad de Crohn, es importante tratarlas. En el caso de la celiaquía es suficiente con reducir el consumo de gluten. De este modo mejoran los síntomas y los afectados pueden volver a tomar leche y productos lácteos.

Una persona adulta consume al día una media de 20 a 30 gramos de lactosa, principalmente en la leche y sus derivados. Una dieta libre de lactosa implica eliminar totalmente de su plan de comidas la leche entera, la condensada, el suero de leche, la leche en polvo y la nata. Se aplica también a productos lácteos como el queso, el yogur, el requesón y alimentos con leche como el chocolate, el helado, el flan y platos que contengan crema.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Publicado: enero 17, 2018

Otros conceptos: