Definición de Inversión futuros y opciones

- Definista

La inversión en futuros y acciones, es un instrumento de cobertura que permite a la persona que lo utiliza, asegurar el valor de sus activos en un momento posterior. A estos instrumentos se les considera “derivados” porque su precio estará sujeto al valor de otro instrumento, llamado “activo subyacente”.

Inversión_en_Futuros_y_Opciones

Por ejemplo, el precio del contrato de futuro sobre el dólar obedecerá al valor oficial del dólar; mientras que el precio de una opción sobre una acción, dependerá del precio de dicha acción en el mercado.

El contrato de futuros es un convenio entre dos partes, para comprar o vender un activo en una fecha futura determinada, a un precio prefijado. Por medio de este contrato las partes quedan obligadas a realizar la operación acordada al finalizar el plazo.

La inversión en futuros se puede realizar sobre productos financieros (monedas, tasas, índices, etc.), o sobre materia prima (soja, petróleo, etc.), en el caso de los productos financieros, no se realiza una entrega final del activo, sino que se efectúa una compensación diaria de pérdidas y ganancias, por medio de una cámara compensadora. Por otro lado, cuando se refiere a los futuros sobre materias primas, existe una entrega del activo al vencimiento del contrato de futuro.

La inversión en futuros hace posible que quien lo utilice, asegure el valor de sus activos en un momento posterior, a pesar de que esta cobertura no elimina las variaciones de precios, si puede aminorar significativamente sus efectos.

Por otro lado, la inversión en opciones consiste en un contrato entre dos inversores, en donde se le otorga a uno de ellos, el derecho de comprar o vender un activo en un plazo previamente establecido y a un precio determinado.

Existen dos clases de opciones: las opciones de compra (call), que otorgan el derecho de compra a futuro y las opciones de venta (put) que dan el derecho a vender un activo en el futuro.

En ambos casos, quien compra el derecho, asume la posición de tomador y por ese derecho, debe pagar un precio llamado prima. Como contraparte existe un inversor, quien ejerce el rol de lanzador y se compromete a vender (o comprar) los títulos, cuando el tomador decida ejercer su derecho.

La inversión tanto en futuros como en opciones pueden resultar beneficiosa, ya que en la primera (futuros), las ganancias serán el resultado de la diferencia entre el valor de compra del futuro y el precio contado que tiene el activo en el tiempo subsiguiente. Mientras que en la inversión en opciones, las ganancias se originan a partir de la fluctuación positiva de la prima.

Otros conceptos: