Definición de Inversiones en acciones

- Definista

Una acción es sencillamente una fracción de la propiedad de una empresa, la cual como parte de su crecimiento y expansión decidió emitir acciones para contar con más capital para mantener su ritmo de desarrollo. Este tipo de empresas que buscan un mayor capital, hacen una oferta pública inicial con una cantidad determinada de acciones que representa la propiedad de la compañía. Quienes logran obtener la compra de las acciones, dependiendo de la cantidad de las mismas tienen derecho a saber toda la información de la organización y hasta pueden tener derecho a una silla en la mesa directiva.

Inversiones_en_Acciones

Es sumamente importante tener en cuenta que cuando una empresa cotiza en la bolsa de valores, las acciones pueden negociarse dependiendo de los compradores y vendedores que son quienes realmente fijan el precio de la acción. Una forma muy sencilla de determinar cuál es el valor real de la empresa es multiplicar el precio de la acción en el mercado con el número de acciones existentes y eso dará la capitalización de la compañía. La bolsa suele ser algo peligroso y arriesgado, ya que muchas veces es considerada como un barómetro de la economía.

Las expectativas juegan un papel importante dentro del mercado accionario, dado que si un inversor que pretende comprar acciones de una empresa se entera por ejemplo que el gobierno va a aprobar una ley que busca que las compañías aéreas se ajusten a los acuerdos ambientales internacionales y esta ley representa un obstáculo para las ganancias de las aerolíneas, esto llevaría a un posible declive en de los precios de las acciones y el inversor podría o no comprar las acciones y convertirse miembro de la junta directiva.

El tipo de ganancia según las acciones son las siguientes:

Ganancia de Capital: simplemente es la que se obtiene por la venta de una acción, es decir, que la ganancia va a estar determinada por la diferencia que obtenga entre el precio que la compró y el precio de venta de la acción.

Dividendos: es cuando se reparten entre los accionistas al menos el 30% de las utilidades que genere la empresa, dependiendo de la proporción de acciones que posea cada uno.

Otros conceptos: