Definición de Músculo

- Definista

La etimología de la palabra músculo proviene del latín “Musculus” la cual es una palabra compuesta “mus” es ratón y “culus” pequeño, entonces los romanos utilizaban la palabra para referirse al pequeño ratón que aparecía debajo de la piel de los brazos o de las piernas al hacer flexiones con los mismos, el supuesto ratoncito iba y venía al momento que hacían movimientos con sus extremidades. Es un órgano que forma parte de la mayoría de los animales, el cual está compuesto por fibras contráctiles (también se les llama fibras musculares), es decir, es un tejido que tiene el cuerpo humano capaz de contraerse al momento de realizar movimientos corporales, esto es posible gracias a que éstos se unen al esqueleto humano por medio de los tendones.

Los Músculos con los que cuenta el cuerpo humano se puede clasificar en tres tipos, por una parte están los músculos esqueléticos, que son los que están unidos a los huesos y por tal motivo se puede realizar el movimiento de los mismos, el músculo cardíaco es de otro tipo, es muy distinto a los demás debido a que éste queda dominado o sujeto por las hormonas y el momento y la manera que se contrae es involuntario para las personas, en ese momento se la sangre al interior del corazón, y el último tipo se le denomina músculo liso, y una de las partes en las que se encuentran es en las paredes del estómago, vejiga, bronquios y otros órganos, y de igual modo no es necesario un movimiento voluntario para que éste se contraiga.

El cuerpo humano promedio cuenta con un total de 656 músculos, los cuales se encuentran envueltos por una membrana de tejido conjuntivo, esta membrana se llama fascia. Por otra parte se tiene como un dato interesante que los músculos son los órganos con los que cuentan las personas que tienen la mayor adaptabilidad, es decir, su forma es capaz de modificarse de persona en persona.

Los músculos pueden tomar forma plana, circular o alargada, las principales funciones o beneficios que les brindan al cuerpo humano son, proporcionar estabilidad y movimiento, mantener la postura, aportar calor, entre otros.

Otros conceptos: