Definición de Oráculo

- Definista

En la antigüedad clásica, se les llamaba oráculos a las respuestas enviadas por los dioses, y que eran llevadas al receptor por la intervención de un sacerdote o la interpretación de objetos con propiedades adivinatorias. De igual forma, se le llama oráculo al lugar en donde estas consultas tenían lugar. En su mayoría, los oráculos forman parte de la tradición cultural griega; con la llegada del mundo grecorromano, los romanos asimilaron también esta práctica, aunque dándole otros matices. La palabra castellana se origina a partir del griego “oraculum”, concebido, en su momento, para hablar sobre el sistema de adivinación estructurado por las civilizaciones antiguas y el lugar en donde estos se ponían en marcha.

Oráculo

Los oráculos eran de vital importancia en el mundo griego; dado que la religión era parte fundamental de la vida cotidiana, a las personas les interesaba poder saber la voluntad de los dioses y cómo incurriría ésta en su fatum (destino). Es bastante conocido cómo los reyes o figuras de importancia política consultaban a los oráculos antes de grandes eventos, para, dentro de sus posibilidades, tomar las decisiones más prudentes. Claro está, sin embargo, que en su condición de mortales no podrían evitar las circunstancias que estarían por enfrentar. Los sacerdotes y sacerdotisas, de igual forma, solían entregar los mensajes de los dioses con un lenguaje lleno de simbolismos, lo que dejaba un libre espacio a la interpretación.

De entre los oráculos más conocidos en Grecia, caben destacar: el oráculo de Delfos, el más conocido de todos y que se ubicaba en el santuario Delfos, dedicado al Dios Apolo; el oráculo de Olimpia, ubicado en la antigua ciudad de Olimpia, en el santuario de Zeus; por último, el oráculo de Dódona, ubicado en Epiro, entre las montañas, bajo un roble sagrado.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Publicado: noviembre 1, 2017

Otros conceptos: