Definición de Ozono

- Definista

El ozono es un gas que se encuentra de forma natural en el ambiente. Se encuentra compuesto por tres átomos de oxígeno. Se caracteriza por su color azulado y su olor acre, en grandes concentraciones puede resultar tóxico. El ozono se produce en la atmósfera, debido a los efectos de las radiaciones en los átomos de oxígeno, allí se reparte entre sus capas dando origen a lo que se conoce como la capa de ozono.

Ozono

Una de las funciones del ozono es servir de capa protectora contra los rayos ultravioleta emanados del sol, ya que es capaz de atraer una gran cantidad de estas radiaciones, evitando su llegada a la tierra.

Como se ha dicho, este gas se encuentra de manera natural en la atmósfera, en pocas proporciones, sobre todo, después de grandes tormentas. Puede originar irritación en las vías respiratorias y en los ojos si se inhala en grandes cantidades.

El ozono atmosférico puede resultar nocivo para el hombre si este se encuentra expuesto a él en grandes proporciones. El límite aconsejado de exposición de ozono es de 0,2 ml por metro cúbico, y dependiendo de ésta puede llegar a ocasionar distintos efectos en el organismo. Algunos de los efectos pueden ser inflamación en los bronquios y pulmones, irritación en la piel, en los ojos.

Sin embargo, el ozono presenta ciertas propiedades terapéuticas que permite la aplicación de una técnica con fines medicinales denominada ozonoterapia. Éste es un tratamiento médico alternativo que consiste en saturar de oxígeno al organismo por medio de la insuflación de una mezcla de oxígeno y ozono al cuerpo por distintas vías. Este tratamiento sirve para ser aplicado en las siguientes enfermedades: artritis reumatoide, hernia discal, cirrosis hepática, cáncer, esclerosis múltiple, migrañas, neuropatía óptica, quemaduras y cicatrización de heridas, úlceras herpéticas, entre otras.

El ozono también puede ser producido de manera artificial a través de un generador de ozono. Su uso es de carácter industrial como pionero en la síntesis de ciertos compuestos orgánicos, pero básicamente como desinfectante purificador de aguas minerales. La primera vez que el ozono se utiliza como desinfectante del agua fue en 1893 y a partir de allí fue adquiriendo popularidad, tanto así que en la actualidad es muy empleado en las industrias y por las personas particulares. A continuación algunos beneficios que aporta el ozono al agua: No deja residuos, elimina sabores y olores del agua, no afecta el pH, no tiñe el agua.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Publicado: enero 30, 2017

Otros conceptos: