Definición de Psíquico

- Definista

El término es utilizado principalmente como adjetivo y sustantivo. Así dependiendo a su uso tiene su significado. Como hace adjetivo hace referencia a todo aquello que proviene de la mente o que tiene que ver con ella. Asimismo, se define como aquello que tiene que ver con las funciones y elementos psicológicos, háblese de estado psíquico, violencia psíquica, desarrollo psíquico.

Psiquismo_

En ese sentido, todos aquellos fenómenos o procesos que tienen lugar en nuestra mente, como las percepciones, sensaciones, razonamiento o memoria, se considera psíquico.

Asimismo, si alguna de esas funciones o procesos se ven alteradas, se está en presencia de un trastorno o desequilibrio psíquico.

Por otro lado, se encuentra el uso del término como sustantivo o sujeto, que define a aquella persona posee o se atribuye a sí misma, la capacidad de percibir la energías, sentimientos e información de una persona.

Además, los psíquicos aseguran que son capaces de leer la mente de los demás, debido a su capacidad de entender la red de sentimientos y energía alrededor de los individuos, la cual describen como compleja.

También, se le denomina “psíquico” a aquellos individuos que poseen o se atribuyen a sí mismos, las habilidades mentales propias de lo que se conoce como parapsicología, como la levitación (suspensión en el aire del cuerpo), la telepatía (transmisión de pensamientos), la telequinesis (mover objetos con la mente), la adivinación (lectura de los pensamientos), clarividencia (capacidad de percibir las realidades visuales de otras personas o adivinar el futuro) y la percepción extrasensorial (recibir información por medios distintos a los cinco sentidos conocidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto).

Pero estas supuestas habilidades mentales han sido muy criticadas a lo largo de la historia, así la auto denominación de “psíquico” que se da un individuo al “poseer” dichas capacidades siempre se ha cuestionado, mucho más por los científicos, que siempre se aferran a la objetividad y posibilidad de comprobación científica.

De este modo, al no lograr comprobar lo que ven, tildan de “charlatanes” o “mentirosos”, aquellos que dicen tener habilidades mentales, pero que para la comunidad científica se lucran de la superstición de la sociedad.

Otros conceptos: