Definición de Reproducción Asistida

- Definista

La reproducción asistida o también conocida como inseminación artificial consiste en una serie de métodos biomédicos cuya función es reemplazar a los procesos naturales que surgen durante la reproducción. Su objetivo principal es ayudar al organismo humano a concebir una nueva vida. Estos métodos son aplicados en casos de esterilidad e implican la ejecución de diferentes técnicas, que van desde las más sencillas hasta las más complejas.

La reproducción asistida ocurre cuando el médico especialista pone en contacto a las células sexuales, como el espermatozoide y el óvulo, para que se inicie el proceso de fecundación y por consiguiente, la evolución del nuevo ser, en aquellas madres que no pueden hacerlo por la vía natural.

Reproducción_Asistida

La reproducción asistida, como ya se ha mencionado, se realiza aplicando diversas técnicas y la más apropiada a usar en cada caso, claro está, esto dependerá de la situación y/o dificultades particulares de cada pareja. A continuación se nombran algunas de las técnicas de reproducción asistida empleada por los especialistas:

  • Coitos programados: esta técnica es ideal para aquellas parejas sanas, que llevan algo de tiempo tratando de engendrar un bebé, pero que por alguna razón no han podido. Esta técnica consiste en llevar un control ecográfico de la evolución de los folículos, con el objeto de precisar la fecha ideal para tener relaciones sexuales. Existen casos en donde se le puede aplicar un tratamiento previo a la mujer a fin de inducir la ovulación y de esta manera poder madurar varios folículos a la vez, incrementando así la probabilidad de quedar embarazada.
  • Ciclo natural: este procedimiento es utilizado por aquellas parejas que sean alérgicas a algunos de los fármacos o que por motivos religiosos, no desean utilizar otra técnica que no sea natural. Durante este procedimiento el paciente no recibe ninguna clase de medicación, sino que sencillamente se enfoca en el control del folículo dominante. La oportunidad de tener relaciones sexuales se encuentra determinada por el pico de LH, que se produce a las 24 horas ante de que ocurra la ovulación natural.
  • Inseminación artificial: a través de este procedimiento se hace posible que la procreación sea natural. Consiste en introducir un espermatozoide dentro del útero, una vez allí el espermatozoide debe tratar de llegar al óvulo maduro, e insertarse por sí mismo, tal como sucedería en una fecundación normal. Lo único diferente de este procedimiento es que el recorrido que hace el espermatozoide para llegar al óvulo es mucho más corto. Ahora bien, cuando el semen proviene de la pareja de la mujer se trataría de una inseminación artificial conyugal y ocurre cuando el hombre presenta dificultades para llevar a cabo el coito. Por ejemplo cuando padece de disfunción eréctil o eyaculación precoz.

    Cuando el semen proviene de un donador anónimo de esperma, se le llama inseminación artificial con donante. Es muy común que esta técnica sea utilizada por mujeres solas o por parejas de homosexuales.

  • Fecundación In vitro: esta técnica consiste en extraer el ovocito femenino para inseminarlo fuera del cuerpo de la mujer con el semen extraído del hombre.
  • Gestión Subrogada: esta técnica se conoce popularmente como vientre en alquiler. Es un procedimiento de reproducción asistida, en donde una mujer acepta llevar en su vientre y dar a luz al hijo de otra pareja. Por lo general la mujer gestante no presenta ningún nexo genético con el bebé que parirá, puesto que dicho bebé, es producto de un tratamiento de fecundación in vitro.

Otros conceptos: