Definición de Salmonelosis

- Definista

La salmonelosis es una enfermedad intestinal que se propaga a través de los alimentos, es decir que se contrae a través del consumo de alimentos. Esta infección de genera por la presencia de la bacteria “salmonella”. Esta bacteria puede ser localizada en los intestinos de los humanos y de los animales y salen a la superficie, a través de los excrementos.

Salmonelosis

Muchas de las personas que contraen la enfermedad son porque han consumido alimentos o han bebido agua contaminadas por la salmonella. Entre los alimentos que por lo general suelen estar infectados por la bacteria se encuentran:

  • La carne cruda y las aves, estas pueden contaminarse con las heces durante el procedimiento de matanza.
  • Los huevos crudos. Aun cuando se piense, que la cáscara de un huevo sirve de protección para que la parte interna no se contamine, es posible que ciertas gallinas contaminadas produzcan huevos infectados antes de que se forme la cáscara. El riesgo es mayor si los huevos no se cocinan bien.
  • Frutas y verduras, muchas de las verduras y frutas que son traídas del extranjero pueden contaminarse al ser regadas o lavadas con agua infectada con salmonella. De igual manera pueden contaminarse en la misma cocina, ya que si por casualidad los jugos que emanan de las carnes crudas llegan a tener contacto con los alimentos frescos.
  • Las personas también pueden contagiarse con esta enfermedad si no se lavan las manos después de ir al baño y se ponen a cocinar.

Existen ciertos factores que pueden incrementar el riesgo de contraer salmonelosis, entre ellos están las personas que presentan problemas intestinales, sida, malaria, enfermedad de células falciformes, etc.

Algunos de los síntomas que evidencian la presencia de salmonelosis son: diarrea, dolores abdominales, fiebre. Por lo tanto para que el especialista pueda realizar una evaluación eficiente, es necesario la realización de un cultivo de una muestra de heces. Una vez detectada la infección, se procede a determinar el tipo de salmonelosis, para así fijar la clase de fármacos a prescribir. Por lo general no se recomienda al inicio del tratamiento la toma de antibióticos, ya que estos no provocan ningún cambio el curso clínico de la enfermedad, sino que más bien permiten las recaídas y demoran la muerte del microorganismo.

Es importante que durante la enfermedad, la persona consuma mucho líquido, a fin de reponer todos los fluidos que se han perdido por la diarrea y la fiebre. Se debe evitar comer frutas y verduras crudas.

Otros conceptos: