Definición de Sarampión

- Definista

Es una enfermedad viral, que solo ataca a los seres humanos y que se transmite por vía respiratoria. Es extremadamente contagiosa, ya que una persona con sarampión puede contagiar a alguien más incluso antes de la aparición de los síntomas. No existe un tratamiento para atacar, pero si se puede prevenir mediante vacunación.

Sarampión

La vacuna que se aplica para la prevención de esta enfermedad, es llamada MMR (antisarampionosa, antirrubeólica y intraparotídea) y posee una eficacia del 95%. Sin embargo, la enfermedad continúa apareciendo, en aquellas personas que no desarrollan o no mantienen una buena inmunidad.

En ese sentido, la enfermedad ataca a unas 30 millones de personas en el mundo cada año y produce la muerte de casi un millón de ellos. El sarampión corresponde a la principal enfermedad evitable mediante vacuna.

Es de destacar que en la actualidad se están registrando muchos casos de niños menores a 1 año de edad con sarampión, situación que pone la vida de los bebés, ya que pueden desarrollar complicaciones graves. Esto se debe a que la administración de la vacuna en el periodo de lactancia no es eficaz, es por ello que debe ser colocada pasados los 12 meses de edad.

El sarampión no sólo es de extrema peligrosidad para los bebés, sino también para las personas que se encuentran en edad avanzada. Las complicaciones más frecuentes durante el padecimiento de sarampión se dan por las alteraciones que sufren las vías respiratorias y el inmunocompromiso temporal que sufren estas personas, es decir, que su sistema inmune se debilita durante la enfermedad, dando paso a que infecciones bacterianas secundarias puedan instalarse en el cuerpo.

Así, una persona con sarampión puede padecer también neumonía bacteriana, que corresponde a la principal causa de muertes asociadas al sarampión. En menor medida la persona puede padecer bronquitis y otitis media y muy pocos casos puede desarrollarse una encefalitis agua, que a pesar de no ser la más frecuente, si es la más grave, con una letalidad que puede alcanzar el 30% y que para quien sobrevive, deja secuelas neurológicas.

La infección por sarampión inicia en las vías respiratorias con un periodo de incubación de nueve a once días. Luego, se genera el periodo prodrómico que dura de tres a seis días, caracterizado por presentar síntomas parecidos a los del resfriado, tales como malestar general, fiebre y lagrimeo. Pronto aparecen las manchas de Koplik, que son pequeñas placas rojas con puntos blancos en el centro, las cuales se localizan en la mucosa de la boca, a la altura de los molares.

Posteriormente, se produce el exantema, donde aparece una erupción macular que comienza detrás de las orejas y se disemina a la cara, tronco y extremidades, con una duración de tres días, al cuarto día su color cambia a café y finalmente se descaman, culminando así el cuadro clínico de la enfermedad.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Publicado: Noviembre 19, 2016

Otros conceptos: