Definición de Síndrome de Peter Pan

- Definista

Síndrome de Peter Pan es la denominación que se utiliza para hacer referencia a aquellos adultos que continúan comportándose como niños o adolescentes, además de no tener la capacidad para asumir la responsabilidad de sus actos y la adultez en general. Generalmente estos individuos presentan una negación rotunda a crecer con una marcada inmadurez emocional que está matizada por una arraigada inseguridad y un gran miedo a no ser queridos y aceptados por la sociedad.

Síndrome_de_Peter_Pan

Este término es aceptado dentro de la psicología popular desde que en el año 1983 se publicó un libro de título The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up, que en español significa “El síndrome de Peter Pan, el hombre que nunca crece”, una obra del Dr. Dan Kiley. Hasta la fecha no hay evidencia que muestre que el síndrome de Peter Pan sea una patología psicológica existente y por ello no se encuentra englobada en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos de la mente.

Este síndrome es mucho más frecuente en el sexo masculino y por lo general se encuentra asociado a problemas para proporcionar seguridad a otro individuo, esto se debe a que este tipo de personas son los que necesitan sentirse protegidos por los demás. Esto les incapacita en gran medida, puesto que sobrecarga su desarrollo personal y hace muy difícil sus relaciones sociales, relacionándose con intensos sentimientos de soledad y sensación de dependencia.

El síndrome de Peter Pan se encuentra asociado a importantes alteraciones en las emociones y conductas del sujeto afectado. Desde un punto de vista emocional son muy habituales los niveles de ansiedad elevados y de tristeza, logrando adoptar estos últimos la forma de depresión cuando no se tratan por un profesional. De igual forma, la persona se siente poco realizada con su vida, ya que el hecho de no tener responsabilidades o de no asumirlas le hace también no disfrutar de los retos, lo que sin duda alguna repercute en los niveles de autoestima.

En los casos más extremos y extravagantes, es posible que aparezcan trastornos del pensamiento como por ejemplo el delirio, si bien en estos casos, lo más probable es que exista una alteración psiquiátrica que le dé razón de ser.

Otros conceptos: