Definición de Tejido Protector

- Definista

Los tejidos protectores son los que se ocupan de resguardar la planta, exiliándola del exterior y de los posibles ataques externos, estos son tejidos que forman una capa externa en el vegetal para de esta manera proteger la planta de agentes externos como la desecación, la lluvia, u otros que puedan afectar su desarrollo. Al tejido protector también se le conoce como tegumento, este se forma por una serie de células que revisten al vegetal aislándolo del medio. En las raíces de las plantas este tipo de tejidos se especializan en formar pelos absorbentes que le permiten a la planta adquirir el agua del suelo; por su parte en la hoja forma una especie de capa que impermeabiliza los tallos u hojas para que estos no pierdan el agua y en la cara interior de las hojas la piel realiza una modificación para permitir los cambios gaseosos de la fotosíntesis y la respiración, pero además la exclusión de vapor de agua en la transpiración.

Los tejidos protectores pueden clasificarse en dos tipos: la epidermis y el suber o corcho.

La epidermis: compuesto por aquellos tejidos que recubren el tallo y las hojas; es una capa que se halla conformada por un conjunto de células planas adosadas unas con otras como un pavimento y con la pared externa cubierta de cutina, muy impermeable que poseen citoplasma funcional, además se caracterizan por no contener cloroplastos, por lo tanto no realizan la fotosíntesis. Posee unas estructuras denominadas estomas para de esta forma posibilitar el paso de los gases, erigidos por células de manera arriñonada. Una de las principales funciones del tejido epidérmico es garantizar la protección de la planta, sin embargo también facilita y regula el intercambio de sustancias; en ocasiones las células de la epidermis se transforman en pelos que evitan que la planta pierda dichas sustancias y la resguardan del rozamiento.

El suber: los tejidos suberosos también conocidos como corchos, se encarga de reemplazar al epidérmico en los tallos y raíces que tiene más de un año de vida, esta capa se compone por una serie de células muertas o no funcionales por lo tanto no poseen citoplasma alguno, sin embargo conservas sus paredes celulares que empapan de suberina, haciéndolas impermeables. Dichas paredes contienen lenticelas, que son canales vacíos que posibilitan el intercambio de los gases con la atmosfera. Las principales funciones de los tejidos suberosos son apartar a la planta de las posibles temperaturas extremas, además de cuidarla de lesiones mecánicas y reducir la transpiración.

Otros conceptos: