Definición de Tormenta de Arena

- Definista

Las tormentas de arena son fenómenos meteorológicos muy particulares, en donde intensos vientos hacen que la arena y otros materiales secos que se encuentran en el suelo se levanten y sean transportados a kilómetros de distancia. Son muy frecuentes en regiones como el desierto del Sahara (África), en el desierto de Gobi (Mongolia), en el desierto de Taklamakan (China), Australia, algunas zonas de Norteamérica y en otras zonas áridas y semiáridas.

Tormenta_de_Arena

Estas tormentas causan tanta impresión, como las tormentas de lluvia. Son capaces de transportar partículas diminutas con tanta velocidad a través de grandes territorios, lo que en ciertas ocasiones, hace posible que estas partículas puedan transitar de un país a otro. Estas grandes nubes de arena que se forman pueden alcanzar varios metros de altura.

Las causas que originan este fenómeno natural, son el resultado de una >mezcla de distintos factores climáticos. Por obvias razones se producen solamente en aquellos sitios donde se encuentre una cantidad considerable de arena, sin darle importancia al origen de estas; es por esto, que en el desierto del Sahara y en los países centrales de Asia, en donde el clima mayormente es árido y con suelos secos, sean afectados con frecuencia por las tormentas de arena.

Cuando el viento transita por encima de un suelo cubierto de arena, las partículas sueltas se desplazan alrededor de la superficie del suelo. Para que el viento pueda alzar las partículas finas de la arena, debe tener una intensidad de 14,5 km/h. a medida que dicha intensidad se vaya incrementando, las partículas empiezan a agitarse, para luego experimentar un fenómeno llamado saltación, el cual se origina cuando son movidas de la superficie, trasladadas y después regresadas al suelo.

A medida que las partículas de arena tocan el suelo, se van fragmentando en trozos más pequeños, lo que incrementa la cantidad de arena. Además de esto la saltación, genera un campo eléctrico estático por el roce ya que las partículas chocan entre sí y con la superficie, tomando una carga negativa, mientras que el suelo percibe una carga positiva. Si logra ser trasladada, la arena es capaz de moverse por medio del viento y viajar con este.

Aun cuando las tormentas de arena son fenómenos naturales, los expertos muestran preocupación por la injerencia, que cada día es mayor, de las actividades humanas en los suelos y que incrementan el riesgo de que surjan este tipo de eventos. Actividades como las prácticas agrícolas de forma irresponsable que fomenta la salinización, la desertificación y la erosión, así como también el pastoreo excesivo, que dejan los suelos sin ningún tipo de cubierta forestal que los resguarde.

Entre los efectos o consecuencias que pueden acarrear las tormentas de arena, se encuentran la falta de visibilidad, ya que la arena, aun cuando la arena está formada por partículas diminutas, cuando se encuentran en un volumen considerable obstaculizan la luz, lo cual resulta peligroso para aquellas personas que viajan en vehículos. También puede producir asfixia, conjuntivitis, en los casos de exposición constante a ellas, puede originar cáncer de pulmón.

Sin embargo, las tormentas de arena a pesar de ser eventos impresionantes de ver, es poco frecuente que se le dé mucha importancia en varias zonas del mundo, esto se debe a que sus efectos, por lo general, no resultan catastróficos de una manera inmediata.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Publicado: noviembre 19, 2017

Otros conceptos: