Definición de Trastorno de Personalidad

- Definista

Psicológicamente hablando, un trastorno de personalidad representa un tipo de desorden mental que son provocados por diferentes conjuntos de perturbaciones psíquicas. Los individuos que padecen de este tipo de trastorno, presentan alteraciones en su conducta, en sus emociones y tienen una percepción de la realidad muy diferente a lo que el resto de las personas considera como normal.
Estas enfermedades mentales pueden ocasionar en las personas comportamientos anormales que terminan por dificultar su capacidad para relacionarse con los demás ya sea en el ámbito laboral, social o en otros contextos.

El trastorno de personalidad es una afección muy grave que no solo afecta a quien lo padece, sino que también afecta a las personas que se encuentran en el entorno el paciente. Estos trastornos por lo general surgen durante la etapa de la adolescencia, extendiéndose hasta la edad adulta. Pueden llegar a ser leves, moderados o graves; existen momentos en donde la enfermedad pasa por etapas de aplacamiento, en donde la conducta del paciente es relativamente normal.

Trastorno_de_Personalidad

Aun cuando las causas de esta alteración mental no se encuentran del todo definidas, los trastornos de personalidad pueden estar vinculados a factores ambientales o genéticos. En lo que respecta a los factores genéticos, se puede decir que estos se originan de experiencias de mucho estrés, miedo o angustia durante la infancia, así como también del maltrato o abuso emocional, provocando de esta manera un serio avance en estos trastornos.

Otro dato interesante referente a los trastornos de personalidad, es que son padecimientos poco conocidos por los médicos; de allí reside la importancia de conocer cuáles son los tipos de alteraciones de personalidad que existen. Algunos de ellos son:

  • Trastorno de personalidad paranoide: los pacientes que presentan este tipo de afección, suelen desconfiar de todo lo que les rodea: amigos, familiares, pareja, etc. Los pacientes con este trastorno se caracterizan por realizar preguntas constantemente, son retraídos, son muy sensibles y suelen enfadarse fácilmente.
  • Trastorno de personalidad esquizoide: en este caso los pacientes suelen aislarse de todos evitando mantener contacto con los demás. Esta clase de trastorno es muy similar a la esquizofrenia. Es muy raro que los pacientes con esta condición, soliciten ayuda terapéutica, ya que ellos no tienen conciencia de la gravedad de su problema.
  • Trastorno de personalidad narcisista: las personas que presentan este trastorno cuentan con un gran sentido de autoimportancia, son individuos que se creen lo mejor del mundo y por lo general se la pasan presumiendo de su atractivo y de sus éxitos. Todas sus preocupaciones giran en torno al éxito que es su principal objetivo.
  • Trastorno de personalidad obsesivo compulsivo: las personas con este trastorno presentan tres necesidades básicas: el control, la seguridad y la aprobación. Para lograr control, necesitan tener todo planificado y suelen revisar una y otra vez, todo lo que hacen. Para sentir seguridad realizan verificaciones de carácter social y presentan problemas al momento de tomar decisiones. Son personas perfeccionistas, controladoras y muy exigentes.

Otros conceptos: