Definición de Energía Luminosa

- Definista

La energía luminosa es la energía que procede de la luz y viaja a través de esta. Al momento de desplazarse, se comporta como una onda electromagnética. Pero también actúa como una partícula, ya que es capaz de interactuar con la materia. La unidad del Sistema Internacional de Medidas que sirve para medir esta clase de energía es el lumen segundo. Esta medida indica la cantidad de energía lumínica emitida durante cierto período.

Parte de la energía luminosa se puede transferir a otros cuerpos con los que la luz entra en contacto. Ciertas superficies tienen propiedades físicas y químicas que les permiten absorber este tipo de energía. La orientación del objeto con respecto a la luz y su forma geométrica también influyen en su capacidad de absorción.

Sin lugar a dudas, el sol es la principal fuente de luz del planeta. Esta estrella genera cantidades inconmensurables de energía lumínica cada segundo. Aunque sólo una fracción de esta llega a la Tierra, es más que suficiente para sostener la vida.

Durante algunos años, muchos investigadores han mostrado gran interés en capturar parte de la energía solar. Los avances realizados hasta la fecha tienen su principal aplicación en la industria eléctrica. Hablemos de las principales técnicas para obtener energía eléctrica de la energía de la luz.

El primer método usa paneles solares ubicados en puntos estratégicos para capturar la energía de la luz directamente. Cuando la luz cae sobre las células fotovoltaicas, son responsables de absorber sus electrones.

Con el segundo procedimiento, la energía de la luz no se convierte directamente en energía eléctrica. Más bien, por medio de los espejos, la energía térmica del sol se intensifica para calentar un líquido. Este fluido se calienta hasta el punto de ebullición. La presión generada por el vapor hace posible que un generador electromecánico tenga la energía necesaria para operar.

La energía luminosa está presente en el origen de la mayoría de los fenómenos que observamos. Día y noche existen debido a la proyección de los rayos del sol en la Tierra que se está volviendo sobre sí misma. En el cine podemos observar cómo se proyecta la luz. Los espejos que usamos son lisos, cóncavos o convexos y cuando la luz los golpea tenemos un cierto ángulo de visión. Estos simples ejemplos muestran que la energía de la luz es parte del mundo en el que vivimos. Es imposible imaginar un día sin contemplar un fenómeno sin energía luminosa.

Otros conceptos: