Definición de Juego en la Educación

- Definista

El juego bien orientado es una fuente de grandes beneficios. El niño a traves del juego está aprendiendo y los mejores maestros deben ser los padres. Educar a los niños a través del juego debe ser considerado profundamente. Para Jean Piaget (1956), el juego forma parte de la inteligencia del niño, porque representa la asimilación funcional o reproductiva, de la realidad de acuerdo con cada etapa evolutiva del individuo.

Juego_en_la_Educación

Un aspecto esencial en el desarrollo del individuo son las capacidades sensoriomotrices, que son las que condicionan el origen y evolucionan el juego.

Piaget asocia tres estructuras básicas del juego con las fases evolutivas del pensamiento humano: el juego es ejercicio simple (similar al anima); el juego simbólico (abstracto, ficticio); y el juego regulado (colectivo, el resultado de un acuerdo grupal).

El juego ofrece variedad en experiencias motoras. El enriquecimiento de los esquemas motores se logra a través de la diversidad de experiencias y no en la repetición de estereotipos. Los mecanismos cognitivos y motores relacionados con la percepción, la toma de decisiones y la ejecución se enriquecen y la posibilidad de transferencia de aprendizaje también se extiende.

El juego representa una situación de aprendizaje contextualizada. La acción motora se inserta dentro de la situación global, que constituye la actividad recreativa y se modifica adaptándose a las circunstancias cambiantes de cada situación concreta, proporcionando la acción motriz de mayor significación. Representa una forma espontánea de acercar al niño a su entorno. Con la realización de actividades lúdicas, los niños exploran, experimentan e interactúan con el entorno. Descubren la realidad, estructuran su conocimiento del mundo y reorganizan este conocimiento a la luz de los nuevos descubrimientos.

El juego responde al principio de globalidad. La actividad lúdica implica al individuo como un todo. La realidad de la interacción constante entre los diferentes entornos de aprendizaje como expresión de la naturaleza humana en sí misma, se hace especialmente patente en el juego. Abre caminos en la búsqueda de soluciones creativas. El juego plantea una actividad que debe llevarse a cabo y algunas reglas que deben cumplirse, pero no establece una estrategia de resolución única, pero abre una multitud de formas que dan lugar a la búsqueda de alternativas originales, al pensamiento divergente; en resumen, al desarrollo de la capacidad creativa.

El juego provoca situaciones de interacción social. Las actividades de ocio colectivo implican la existencia de relaciones entre los participantes: relaciones de confrontación, autoritarismo, subordinación, colaboración, ayuda mutua, atención a las necesidades de los demás, cooperación, etc., lo que le da al juego un carácter social, convirtiéndolo en un contexto importante para el aprendizaje y el desarrollo personal dentro del grupo. Todas estas características convierten la actividad lúdica en un medio educativo irreemplazable dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje que tiene lugar en las clases de Educación Física.

Otros conceptos: