Definición de Promiscuidad

- Definista

Como promiscuidad se define la práctica frecuente de relaciones sexuales con diferentes personas. Ocasionalmente, este término puede conducir a un juicio moral, ya que para la gran mayoría de la población occidental, las relaciones sexuales deben mantenerse única y exclusivamente dentro de una relación estable de parejas. Un ejemplo bastante común de entender qué comportamiento se considera promiscuo dentro de una sociedad, es el grado de aceptación de las relaciones de una sola noche.

Promiscuidad

Lo mencionado anteriormente es sin duda el concepto más extendido y utilizado de este término, sin embargo, también puede utilizarse para referirse a la mezcla desordenada de diversos elementos, pero por supuesto, la pareja sexual es el más popular y extendido de sus usos.

El sentido ligado a lo sexual propone una práctica frecuente de relaciones sexuales con diferentes personas que normalmente no son parejas estables.

Mientras tanto, una persona que se involucra en el comportamiento sexual como se describe arriba se llamará promiscua.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la promiscuidad ocurre cuando un sujeto tiene más de dos parejas sexuales en menos de seis meses. Tal significado, sin embargo, no es exacto ya que la idea de la promiscuidad puede variar con el tiempo y según las culturas.

Además de lo anterior, debe establecerse que hay dos tipos de promiscuidad. Así, por un lado, existiría la promiscuidad pasiva, que es llevado a cabo por personas condicionadas por la sociedad y que, por lo tanto, ven reprimidas su condición sexual. Ocasionalmente, de manera oportuna, pueden ser infieles, y pueden ser capaces de reconciliar a varias parejas al mismo tiempo, sin su conocimiento.

Existe la llamada promiscuidad activa. En este caso, podemos decir que éste es el practicado por aquellos que gozan continuamente de encuentros sexuales esporádicos, sin ningún tipo de apego sentimental. Tal es la forma en que viven su condición sexual que esto puede suponer que son clientes habituales de burdeles o que participan en citas de alto contenido sexual como tríos u orgías.

Normalmente, la promiscuidad se ve negativamente en el nivel social porque implica no sólo la falta de estabilidad emocional y la falta de madurez en las personas y que la sociedad las exige en ciertas etapas de la vida, sino también ciertos riesgos graves para la salud de las personas sexualmente descuidado. Es muy posible que la promiscuidad tenga como desencadenante el contagio de ciertos tipos de enfermedades que sólo se transmiten, a través de los fluidos genitales, y en muchos casos pueden ser muy graves, como es el caso de enfermedades como el VIH o el SIDA y sífilis.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Otros conceptos: