Definición de Benchmarking

- Definista

Es el proceso a través del cual se recolecta información referente a otras empresas y se toman como modelos las prácticas, métodos, productos o servicio más resaltantes de ellas, sin importar el nivel que tengan ni el sector al que pertenezcan, todo ello con el fin de obtener mejoras continuas, orientadas principalmente a la satisfacción de los consumidores.

Benchmarking

El origen de la palabra benchmarking se deriva de las palabras “bench” que significa “banquillo” y mark que quiere decir “marca”, sin embargo la palabra compuesta, puede traducirse como “medida de calidad”. Este proceso se empezó a practicar en los Estados Unidos en la década de los sesenta, gracias al impulso que le dieron las instituciones de gestión de benchmarking y de calidad, pero no fue sino hasta los ochenta que se extendió su uso.

Actualmente se conocen tres tipos de benchmarking, el interno, funcional y competitivo:

  • Benchmarking interno: por lo general se utiliza en las grandes organizaciones, que se encuentran compuestas por gran número de áreas, en donde es posible comparar los diferentes niveles alcanzados en las divisiones de la misma y así aplicar los métodos que permiten mejorar a la organización.
  • Benchmarking funcional: es el método que se utiliza para comparar una empresa con otras que no pertenecen al mismo sector industrial, a partir de él se pueden obtener los datos necesarios para poder optimizar los procesos, además de contar con la ventaja de no ser competidor de dichas empresas y por ello se hace más fácil el conseguir la información.
  • Benchmarking competitivo: es aquel que se aplica cuando existe una competencia agresiva, se comparan las características más resaltantes que posean los competidores directos o en su defecto los que posean el dominio del mercado, obteniendo de ellos información de gran valor, por lo general este método es el más difícil de emplear, ello se debe a la poca información que se puede obtener sobre los procesos que aplican las empresas por la gran competencia que existe.

Los principales objetivos que persigue esta práctica es aumentar los niveles de calidad del producto o servicio que se ofrece, tomando en consideración su precio y los costos de producción que acarrea. El aumento de la productividad es una de las principales metas a conseguir comparando la cantidad de producción con la de consumo, obteniendo los datos de la eficiencia en el proceso de producción.

Otros conceptos: