1. E
  2. Definición
  3. Salud 🩺
  4. Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)

Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)

Las ETS, o Enfermedades de Transmisión Sexual, son una serie de infecciones que son transmitidas por vía sexual, de una persona a otra. En este grupo se encuentran importantes condiciones médicas, como el VIH, que pueden resultar mortales, si no se toman las medidas preventivas necesarias o, en menor grado, causar importantes daños en el organismo de la víctima. Estas afectan tanto a la población femenina como a la masculina, por lo tanto, el riesgo de contracción está relacionado estrechamente con el uso de protección durante las relaciones sexuales.

Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)

Qué son las enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Este término hace referencia a las infecciones de transmisión sexual, las cuales se contagian de persona a persona. Tal como su nombre lo indica, se transmiten a través del sexo, es decir, por penetraciones orales, vaginales o anales.

Estas infecciones suelen ser muy comunes en las personas sexualmente activas y muchas veces es probable experimentar enfermedades de transmisión sexual síntomas, sin embargo, es importante destacar que existen casos de personas que padecen cualquier tipo de infección sexual, pero no presentan síntoma alguno, por ello, la organización mundial de la salud se refiere a esta condición como infecciones de transmisión sexual y no como una enfermedad.

La mayoría de estas infecciones no poseen cura, sin embargo, con un buen tratamiento y diagnóstico a tiempo, es posible tratarlas, de manera que el paciente pueda seguir viviendo su vida, disminuir las posibilidades de contagiar a otras personas y no presentar ningún tipo de complicación en su salud a nivel general.

También es importante mencionar que, cuando se padece alguna infección y no se trata a tiempo, es posible experimentar cambios drásticos en el cuerpo, incluso es posible que la infección se convierta en enfermedad y genere la muerte.

Estas condiciones son conocidas como enfermedades venéreas, el término tiene su génesis por hacer referencia a la diosa griega Venus, conocida en la historia por ser la diosa del placer, amor, deseo sexual y fertilidad. Con la llegada de la religión católica, todo lo relacionado con el sexo era pecado, por lo que la lujuria y sus consecuencias como las enfermedades e infecciones, eran atribuidas a la diosa, por ende, nació el término.

Características de las enfermedades de transmisión sexual

Las primeras características de esta condición, son las enfermedades de transmisión sexual síntomas, pues se trata de los signos más notables cuando uno o más sujetos presentan las infecciones, claro está, en el caso que el paciente presente síntomas porque en muchos casos tienden a pasar desapercibidos. Algunos de estos signos son:

  • Protuberancias o llagas en el recto, zona oral o genital.
  • Ardor o dolor en la micción.
  • Secreciones en el pene o vagina.
  • Flujo vaginal con olores extraños.
  • Dolor mientras se mantienen relaciones sexuales.
  • Sangrado vaginal fuera de la menstruación.
  • Fiebre.
  • Erupciones.

Aunado a eso, existen más de 20 tipos diferentes de infecciones de transmisión sexual y su índice de contagio se multiplica entre las personas de 15 a 25 años de edad, esto quiere decir que al menos 1 de cada 20 personas puede tener una infección de este tipo.

Tipos de enfermedades de transmisión sexual

Enfermedades de Transmisión sexual (ETS) - Tipos de enfermedades

Existen más de 20 enfermedades de transmisión sexual, entre ellas están la clamidia, el herpes genital, la gonorrea, la sífilis y la tricomoniasis. Algunas pueden tener repercusiones en la salud mental de la persona infectada, además de causar daños irreparables en la zona externa de los genitales.

Generalmente, estas lesiones causadas por las ETS pueden ser tratadas en dependencia del causante con antibióticos, pomadas, píldoras o inyecciones, algunas pueden requerir de tratamientos aún más complejos. Si una mujer embarazada padece de alguna infección relacionada, se espera que el niño se vea afectado por la misma.

Es importante mencionar que existen diversas causas de las enfermedades de transmisión sexual, por lo general se da por sentado que el contacto sexual las genera, pero algunas infecciones pueden darse por contacto casual con fluidos como la sangre, secreciones, entre otras. A continuación, se hablará de las enfermedades más comunes, sus causas, síntomas y tratamientos.

Gonorrea

Se trata de una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en las personas sexualmente activas, generalmente la contraen los adolescentes o sujetos entre los 20 y 30 años de edad. Su forma de contagio es oral, anal o vaginal debido a una bacteria ubicada en el semen, secreciones vaginales o el líquido preeyaculatorio. Infecta tanto los genitales como la garganta, uretra, cuello uterino y ojos.

Es muy raro cuando el paciente presenta síntomas, por lo que es bastante probable que las personas no sepan que tienen la infección. Su tratamiento se basa en antibióticos, así que es una infección curable en pocos lapsos de tiempo.

Sífilis

Esta es otra de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en todo el mundo. Los pacientes que la tienen presentan llagas en las zonas genitales, estas llagas son conocidas como chancros, no duelen, pero son las encargadas de propagar la infección si alguien más está en contacto con ellas, esto es debido a que están formadas por bacterias. Es posible que las llagas no estén visibles y las personas no tengan idea que están infectadas, por ello es importante la realización de exámenes para detectar la ETS a tiempo.

La sífilis afecta el escroto, vagina, ano, boca y labios y se puede prevenir utilizando preservativos al momento de tener sexo. Su tratamiento se basa en antibióticos, pero si no se trata a tiempo, el paciente puede presentar enfermedades cerebrales, ceguera o parálisis. Es bastante común ver este tipo de enfermedades de transmisión sexual en mujeres, sin embargo, los hombres también tienen grandes posibilidades de contraerlas.

Virus del papiloma humano/VPH

Enfermedades de Transmisión sexual (ETS) - Virus del papiloma humano/VPH

Esta es una de las infecciones de transmisión sexual que no tiene cura, sin embargo, es inofensivo y tiende a desaparecer. Cuando el paciente no toma el tratamiento adecuado, aparecen verrugas en los genitales e incluso se puede llegar a padecer cáncer.

El VPH posee 200 tipos, además, es uno de los virus que se ha propagado con mayor facilidad en el último siglo. Por lo general, este afecta el cuello uterino, recto, pene, escroto, vulva y vagina, pero también es posible que afecte la garganta y la boca. Su forma de contagio es única y exclusivamente sexual.

Es muy común ver este tipo de enfermedades de transmisión sexual en mujeres y es notable por las verrugas, mismas que deben ser extirpadas por un médico. El tratamiento se basa en vacunas, pomadas y antibióticos.

Virus de inmunodeficiencia humana/VIH

Este es un virus que puede causar el SIDA si no se ataca a tiempo. El VIH afecta directamente al sistema inmunológico, esto hace que el cuerpo no pueda combatir las infecciones o enfermedades de manera regular, así que el paciente se puede enfermar en cualquier momento y agravarse en pocos lapsos de tiempo. Esta enfermedad se transmite durante las relaciones sexuales, pero también es posible infectarse por estar en contacto con jeringas utilizadas por personas infectadas.

El VIH no tiene cura, al contrario, el virus se queda en el cuerpo del paciente durante toda su vida, pero el tratamiento adecuado hace que la persona pueda mantenerse saludable por más tiempo y disminuye la probabilidad de contagiar a otras personas.

Es importante mencionar las diferencias entre el VIH y el SIDA. Este último es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida y no todos los que tienen VIH desarrollan la enfermedad. El virus destruye las células más importante del sistema inmunológico y el SIDA es el resultado de ese daño, por lo que tiende a provocar la muerte.

Este virus puede propagarse a través de las secreciones vaginales, mucosa anal, sangre, semen y leche materna, además, ingresa al organismo del paciente a través de heridas en la piel y las membranas mucosas, es decir, el interior de la vagina, abertura del pene y el recto.

La manera más común de contagiarse en teniendo sexo, perforarse el cuerpo, drogarse o hacerse tatuajes con agujas y jeringas infectadas, tener heridas abiertas y estar en contacto con una persona infectada. El tratamiento se basa en una terapia antirretroviral y es emitida por un médico, así que las personas no pueden automedicarse.

Clamidia

Se trata de una infección bacteriana común en adolescentes y personas entre los 18 y 25 años de edad. A diferencia de otras infecciones, esta tiene cura y puede tratarse fácilmente con antibióticos, generalmente no presenta síntomas salvo flujo frecuente con olor.

Se contagia únicamente por contacto sexual, bien sea oral, anal o vaginal. La bacteria se encuentra en los fluidos vaginales, semen y el líquido preeyaculatorio y afecta la vagina, pene, uretra, ojos, ano y cuello uterino. Debido a que la infección puede pasar desapercibida por la ausencia de síntomas, es necesario realizarse exámenes para detectar ETS, de esta manera se está precavido y se mantiene una buena salud.

Infecciones por hongos

Enfermedades de Transmisión sexual (ETS) - Infección por hongos

Acá se habla de las infecciones vaginales por levaduras. La infección se genera debido a las levaduras que viven en la vagina de forma incontrolada, esto hace que las pacientes tengan síntomas como la comezón, irritación y dolor vaginal.

Cuando el pH de la vagina no tiene equilibrio, las levaduras se multiplican de una manera bastante exagerada, por ello generan infecciones. No es común que un hombre tenga este tipo de infecciones, pero puede ser posible que esas levaduras se alojen en el pene y perduren allí por mucho tiempo a menos que el paciente tome antibióticos.

Muchos expertos alegan que estas infecciones no se pueden transmitir sexualmente, pero se mencionan en esta vertiente porque son comunes y tienden a confundirse con otras, por esto es necesario visitar a un médico, realizarse citologías anuales y tratar las enfermedades a tiempo. Para las mujeres, el tratamiento no solo se basa en antibióticos, sino también en antimicóticos, óvulos o cremas especiales que puedan tratar la infección.

Hepatitis

No es más que una infección que se transmite por contacto sexual y afecta al hígado. A diferencia de otras infecciones, esta puede prevenirse aplicando la vacuna contra la hepatitis, pero también se recomienda usar condón. Una vez contraída la infección, no tiene cura, pero puede controlarse a través de diversos medicamentos recetados por un doctor especializado.

Esta infección puede transmitirse por tener sexo sin condón, pero también es posible que las personas se contagien por utilizar cepillos de dientes y rasuradoras de personas infectadas, compartir agujas o jeringas para perforarse, tatuarse o drogarse con pacientes que tengan la infección o tener heridas abiertas y estar en contacto con personas infectadas.

Una mujer que tenga hepatitis puede contagiar a su bebé en el momento del parto, así que es recomendable que las mujeres embarazadas se hagan exámenes para diagnosticar la infección y tratarla a tiempo.

Phthiriasis/ladillas

Estos son parásitos muy parecidos a los cangrejos pero son pequeños, casi microscópicos. Se ubican en el vello púbico y en la piel, además, su alimento es la sangre. Su forma de contagio es más sencilla durante las relaciones sexuales, pero es posible adquirirlos si se comparte ropa interior con una persona que tenga estos parásitos.

Los síntomas son la comezón intensa en los genitales, no afectan la salud y se curan con medicamentos como los antibióticos. Las ladillas no son sinónimo de una falta de higiene o de ser una persona que incumple con la limpieza personal, pues cualquier persona puede tener ladillas si está en contacto con alguien que las posee.

Herpesvirus

Se trata de un virus cuyo síntoma principal son las llagas en la boca o en los genitales. Tiende a ser doloroso y algo molesto, pero no genera problemas de salud graves, claro está, si se cumple un tratamiento de tipo antiviral como el aciclovir o el valaciclovir, de lo contrario, sí es posible desarrollar enfermedades cerebrales o cáncer. Este virus es causado por el virus del herpes simple tipo 1 y el tipo 2.

La combinación de los dos virus es la que genera la aparición de llagas en el cuello uterino, vulva, ano, vagina, escroto, nalgas y pene, aunque también es posible que aparezcan en los ojos, garganta y boca. Se contagia durante el sexo, pero también se puede contraer el virus por estar en contacto de piel con piel con los pacientes infectados.

Prevención de las enfermedades de transmisión sexual

Estas enfermedades son increíblemente comunes, ubicándose en el segundo puesto de las enfermedades por transmisión de mayor propagación en los Estados Unidos, después de la gripe. Es de gran importancia prevenirlas y es también una tarea bastante accesible.

El uso de preservativos es de los métodos más comunes de prevención que además, sirve como anticonceptivo. Sin embargo, disminuye pero no elimina del todo el riesgo de contagio, además que no cubre cada una de las enfermedades de transmisión sexual.

Dentro de la prevención está la educación sexual, la cual debe ser oportuna, dejando de lado el tabú que se ha vivido por muchos años en diferentes partes del mundo. Las instituciones educacionales deben abarcar este tipo de temas a cabalidad, explicando no solo la forma de contagio, sino su modo de acción, propagación, consecuencias graves y los resultados mortales que se puede tener si la persona no se cuida a tiempo. Esta información debe ir dirigida tanto a niños y adolescentes como a los adultos, pues todos deben estar informados sobre las infecciones.

Es importante explicar las consecuencias de las enfermedades de transmisión sexual porque no solo se trata de quedar infectado, sino también de infectar a los demás, depender de un medicamento prácticamente toda la vida, claro está, dependiendo del tipo de infección contraída y, en caso de estar infectado, mantenerse bajo tratamientos para no sufrir daños cerebrales o, en su defecto, cáncer.

Otra de las consecuencias de las enfermedades de transmisión sexual es infectar a un bebé justo en el momento del parto, por ello, se recomienda que las mujeres embarazadas se realicen todos los exámenes pertinentes para descartar cualquier ETS, de manera que se pueda evitar el contagio.

Ahora, respecto a las prevenciones, es necesario mantener en completa higiene los órganos sexuales, es decir, realizar lavados diarios y secarlos de forma cuidadosa (en el caso de las mujeres, evitar usar duchas vaginales porque eso cambia el pH de la vagina y puede generar infecciones).

También se necesita el uso de preservativo no solo para evitar un embarazo, sino para prevenir contraer una ETS. Algunos médicos recomiendan la abstinencia, pero eso va a depender de cada persona.

Preguntas Frecuentes sobre Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)

¿Qué significa ETS?

El término hace referencia a las enfermedades e infecciones que se pueden adquirir durante las relaciones sexuales o, en su defecto, al estar en contacto con fluidos o llagas producidas por la infección.

Leer más

¿Cuáles son las ETS?

Existen múltiples infecciones, pero las más comunes son la gonorrea, sífilis, virus de papiloma humano/VPH, virus de inmunodeficiencia humana/VIH, clamidia, infecciones por hongos, hepatitis, psoriasis/ladillas, herpesvirus.

Leer más

¿Cómo prevenir las ETS?

La mejor manera de prevenir una infección es utilizando preservativo, sin embargo, también se pueden colocar vacunas en el caso de la hepatitis. La educación sexual también es importante, porque mientras más se sepa sobre ellas y sus consecuencias, mejor será la prevención.

Leer más

¿De dónde provienen las ETS?

Generalmente son causadas por bacterias, sin embargo, es posible que se adquieran por parásitos o virus.

Leer más

¿Cómo saber si un hombre sufre de ETS?

Por lo general, el hombre se da cuenta de una infección porque aparecen llagas o protuberancias en el pene, dolor al momento de la micción, inflamaciones y secreciones anormales.

Leer más


Bibliografía

Pérez, Mariana. ( Última edición:12 de abril del 2021). Definición de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Recuperado de: https://conceptodefinicion.de/enfermedades-transmision-sexual-ets/. Consultado el 15 de abril del 2021