Definición de Apotegma

- Definista

Se considera como una oración corta que contiene una enseñanza, generalmente de naturaleza moral. En este sentido, los apotegmas son similares a dichos populares, aforismos, proverbios, axiomas, máximas o adagios.

Debemos decir que el apotegma proviene originalmente de una palabra griega compuesta de dos partes claramente diferenciadas: la partícula “apo”, que puede traducirse como “afuera” o “lejos”, y el verbo “phthengesthai”, que es sinónimo de “declarar”. Los apotegmas normalmente presentan una evaluación filosófica. Con algunas palabras, se transmite un conocimiento profundo que invita a la reflexión.

Apotegma

El aforismo generalmente lo crea un individuo al que se le atribuye su autoría. Los proverbios, por otro lado, nacen de las personas y son anónimos. Lo mismo ocurre con los proverbios que, además, implícitamente llevan una advertencia.

El apotegma, por lo tanto, es más similar al aforismo que al proverbio, ya que generalmente se conoce a su autor. La principal diferencia entre el apotegma y el aforismo es que el primero generalmente no cubre problemas serios, además de ser agradable o divertido. Es por eso que el apotegma también puede ser una oración dicha con gracia que no incluye contenido moral.

Debemos tener en cuenta que la filosofía se había convertido en el nuevo modelo racional que reemplazaba los relatos míticos del pasado y en los textos filosóficos (especialmente los relacionados con la ética) era necesario recurrir a un tipo de oraciones simples, directas y claras que mostraban una idea concreta. Por lo tanto, filósofos como Aristóteles o los sofistas recurren al apotegma como una fórmula simplificada para expresar sus ideas.

Son los apotegmas que se usan en diferentes sectores de nuestra sociedad. Esto sucede, por ejemplo, en el campo de la política. En este caso, importantes oraciones de este tipo han surgido a lo largo de la historia y un buen ejemplo lo establece el ex presidente de Argentina, Juan Domingo Perón. Y llegó tan lejos como para afirmar que los peronistas eran como los gatos, porque cuando parecía que estaban peleando, lo que realmente estaban haciendo era reproducirse.

Otro ejemplo de apotegma puede ser el que pronunció el escritor Jorge Luis Borges sobre las personas que pertenecen al movimiento peronista: “Los peronistas no son ni buenos ni malos: son incorregibles”.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Publicado: abril 6, 2018

Otros conceptos: