Definición de Conclusión

- Definista

Según su etimología conclusión proviene del latín “conclusĭo”, “conclusiōnis” y este deriva del griego “ἐπίλογος”; “conclusĭo” se forma a partir de “conclus” del verbo “concludere” que significa “cerrar” o “concluir” más el sufijo “ion”. La rae la define como “acción y efecto de concluir”, además de varias acepciones. El uso más común de esta palabra es para designar el fin o el término de algo en particular, más aun si es algo que un individuo lleva a cabo o elabora. Muchas veces se utiliza en trabajos académicos e investigativos como preposición final, donde se llega luego de una examinación de las evidencias, preceptos, discusiones o de las hipótesis planteadas al inicio; la conclusión personal debe tratarse de los resultados obtenidos en dicha investigación, debe ser breve generalmente, haciendo referencia a cada uno de los puntos planteados; todo esto con la finalidad de poder ser correctamente entendida la investigación y para que el lector haga una imagen mental de lo estudiado.

Una conclusión en un trabajo investigativo no debe ser un resumen, donde textualmente se citan partes de lo que ya se plasmó, sino más bien una deducción lógica y además relevante sobre los datos que fueron expuestos antes, para así mostrar el resultado de la investigación. Por esto es que la rae expresa otra significación, en el entorno filosófico acerca de conclusión, como la preposición que se busca probar y que deriva de las premisas. En la literatura, conclusión es el desenlace o terminación de una historia, es decir es una de las partes centrales de un escrito, obra o libro que aparece luego de la introducción y el nudo del problema.

Finalmente, en derecho, conclusión son las afirmaciones que se numeran y que se haya en un escrito de calificación penal.

Otros conceptos: