Definición de Violencia psicológica

- Definista

Se le llama violencia psicológica a toda agresión realizada sin la intervención del contacto físico entre las personas. Es un fenómeno que se origina cuando una o más personas arremeten de manera verbal a otra u otras personas, ocasionando algún tipo de daño a nivel psicológico o emocional en las personas agredidas.

Violencia_Psicológica

Este tipo de violencia se enfoca en la emisión de frases descalificadoras y humillantes que buscan desvalorizar a otro individuo. Esta es una de las razones por la cual la violencia psicológica es difícil de probar y manifestar, esta violencia es muy frecuente en ciertos contextos sociales: familiar, escolar, laboral, etc.

En el ámbito escolar, la violencia psicológica es frecuente entre los alumnos, dada su inmadurez y la poca capacidad para socializar.

En el entorno familiar suelen generarse este tipo de violencia (de padres a hijos, o entre los padres). Ocasionando que la relación familiar se destruya.

En el campo laboral, también surgen algunas situaciones que originan la violencia psicológica; por ejemplo cuando un empleado es objeto de maltrato verbal con la finalidad de que este renuncie.

Los especialistas en psicología, estiman que esta clase de violencia es una de las más feroces formas de violencia ya que significa una agresión a la psiquis de la persona. En este sentido, si bien es cierto que un golpe puede dejar marcas visibles, una agresión verbal puede herir mucho más profundo en la razón o juicio de esa persona.

El maltratador psicológico puede ser un hombre o una mujer, con las siguientes características:

Son individuos controladores y con bajo nivel de autoestima, la cual quiere aumentar, disminuyendo la de la persona a la que agreden.

Poca capacidad para gestionar sus propias emociones.

Generalmente, suelen ser personas amables con la mayoría de las personas, a excepción de su víctima.

Pueden presentar características psicopáticas (poca compasión hacia los otros) y pueden hasta llegar a tener creencias sobrevaloradas.

En ciertos casos, ellos mismos han sufrido de violencia psicológica, aunque el hecho de haber sido maltratado psicológicamente, no lo justifica que se convierta en un maltratador.

Su conducta hacia la víctima se caracteriza por el uso de todo tipo de amenazas (suicidio, abandono, etc.), gritos, malos gestos, tiene cambios inesperados de conducta, entre otras.

Otros conceptos: