1. A
  2. Definición
  3. Psicología 👁️‍🗨️
  4. Alcoholismo

Alcoholismo

El alcoholismo es definido como uno de los tantos tipos de adicción a sustancias totalmente tóxicas, por lo que también se cataloga como una enfermedad crónica que afecta directamente al cerebro y, por consiguiente, a la conducta del paciente. Se caracteriza por desarrollar una dependencia al alcoholismo y tabaquismo e incluso a las drogas, por eso tiende a ser normal hablar de alcoholismo y drogadicción de forma conjunta. Todas estas sustancias son peligrosas para el organismo, sin embargo, cuando se trata del alcohol, existen dos tipos, el tipo uno se da en adultos, el tipo dos en adolescentes.

Alcoholismo

Qué es el alcoholismo

Tal como se mencionó con anterioridad, se trata de una adicción y enfermedad crónica que causa ansiedad y la necesidad de ingerir alcohol a cualquier hora del día, esto quiere decir que existe un tipo de dependencia tanto psicológica como física del paciente por consumir este tipo de sustancias, manifestándose a través de diversos síntomas, uno de ellos es la abstinencia, la cual aparece cuando el paciente no ha ingerido la bebida por un tiempo determinado.

La ausencia de límites en su consumo es uno de los tantos efectos del alcohol, lo cual aumenta con el paso del tiempo y con la tolerancia a las bebidas estupefacientes.

Es considerada una enfermedad progresiva y en algunos casos mortal y fue aceptada como tal gracias a la Asociación Médica Estadounidense y por drogodependencias de todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud define a este término como la embriaguez excedida o que tiende a sobrepasar los límites de las buenas costumbres de una sociedad.

Para algunos expertos, la dependencia a las bebidas alcohólicas pueden tener aspectos genéticos, pero también puede considerarse como un diagnóstico mental por abuso sostenido en las combinaciones de diferentes factores sociales, familiares o del entorno en general. Si hay algo que debe mencionarse, es que la enfermedad no solo afecta al paciente, sino a cualquier persona que se encuentra en su entorno y tiene vínculos con él.

En la actualidad, no existe una cura para la enfermedad, de hecho, se desarrollaron diferentes enfermedades del alcoholismo, por ejemplo, el síndrome alcohólico fetal que afecta al niño en problemas físicos o de aprendizaje, hepatitis alcohólica que presenta coloración amarilla en piel y ojos del paciente o la congestión alcohólica, es decir, intoxicación o la conocida borrachera que puede llegar a ser nociva.

Este término es conocido etimológicamente por proceder del sustantivo alcohol y el sufijo ismo, lo cual se define como la tendencia, propensión o posibilidad de tener adicción a una causa en específico, en este caso, al alcohol.

Síntomas del alcoholismo

Los síntomas relacionados a esta enfermedad pueden llegar a ser leves, moderados o graves, todo depende de la cantidad de tiempo que el paciente tenga ingiriendo bebidas alcohólicas, sin embargo, los más comunes son la ansiedad cuándo se consume, la pérdida de control total sobre pensamientos o acciones, incapacidad para detener el consumo de la bebida, dependencia física y psicológica, lo cual genera directamente la abstinencia, es decir, temblores, sudoraciones y fiebre justo cuando el paciente deja de tomar. También está la tolerancia al alcohol, es decir, la necesidad de consumirlo en cantidades exageradas. También están otros síntomas como:

  1. Incapacidad para limitar las cantidades de estupefacientes que se ingieren.
  2. Deseos fallidos de reducir el alcohol.
  3. Pérdida de tiempo por beber o por intentar recuperarse del consumo.
  4. Deseos desenfrenados por seguir bebiendo por muchos lapsos de tiempo.
  5. No cumplir con obligaciones importantes o cotidianas en el trabajo, hogar, escuela o sociedad en general.
  6. Consumir la bebida aún después de ser diagnosticado con una enfermedad generada por el alcoholismo.
  7. Abandono de las actividades laborales o pasatiempos.
  8. Tomar alcohol cuando se está conduciendo o nadando.

También es necesario mencionar que el trastorno tiende a incluir ciclos de intoxicación por alcohol y los síntomas de abstinencia. En el primer caso, es causado cuando las cantidades de alcohol interceptan el torrente sanguíneo. Mientras más concentraciones de alcohol existan en la sangre, el deterioro del organismo se incrementa y la presencia de otras enfermedades se vuelve totalmente inminente, dejando vestigios de cambios mentales, conducta inadecuada, estados anímicos inestables, dificultad para hablar, problemas de coordinación y mala memoria y alteración total en el juicio.

En el caso de la abstinencia, sucede cuando el consumo de la bebida ha sido prolongado e intenso y, por motivos desconocidos, se reduce o suspende, tiende a aparecer durante los primeros 5 días y presenta síntomas como aceleración cardiaca, sudoración, temblores, náuseas, problemas para dormir, vómitos, nerviosismo, alucinaciones, inquietudes, convulsiones y ansiedad.

Causas y consecuencias del alcoholismo

Alcoholismo - Consecuencias del alcoholismo

En la web, abundan diversas imágenes de alcoholismo que muestran de forma gráfica las causas y consecuencias que derivan de este trastorno crónico, sin embargo, en esta vertiente se van a reunir las más comunes.

Causas del alcoholismo

En la actualidad, no existe una única causa que pueda determinar el origen de esta enfermedad, esto es debido a que son múltiples factores que dan lugar al trastorno, entre ellos, los genéticos, es decir, cuando se tiene algún progenitor con tendencias a esta enfermedad, es bastante probable que el descendiente también la desarrolle. También están los factores psicológicos relacionados al entorno interpersonal, factores sociales, familiares e incluso amorosos.

Consecuencias del alcoholismo

Este trastorno es sumamente peligroso, de hecho, dentro de los efectos del alcohol está el riesgo a padecer cáncer de hígado o enfermedades relacionadas con el órgano, por ejemplo, hígado graso o cirrosis. Por otro lado, se pueden generar daños cerebrales y hepatitis alcohólica.

Dentro de los síntomas de hepatitis alcohólica está la coloración amarilla en ojos y piel, sudoración, abstinencia, temblores, pérdida de apetito y fiebre. Esta enfermedad puede llevar al paciente a la muerte por diferentes factores, bien sea por accidentes automovilísticos, lesiones, suicidios o hacer que se convierten en homicidas por la ebriedad.

Tratamiento del alcoholismo

En algunos casos, los tratamientos no solo se basan en medicamentos, también se necesita de otros factores importantes que inciden en la vida del paciente, sin embargo, el primer paso para tratar de curar una enfermedad, es la aceptación y reconocimiento del diagnóstico en cuestión.

Generalmente, las personas que padecen este trastorno tienden a entrar en negación, lo que hace que la persona piense que no necesita un tratamiento porque, de acuerdo a lo que piensa, no está enfermo.

Resulta bastante complicado conocer todos los mecanismos de defensa que tiene una persona con esta enfermedad, sin embargo, se necesitará de la familia y de amigos para poder convencer al paciente que debe buscar ayuda profesional, claro está, la conversación debe darse cuando la persona está sobria y no con resaca. Luego, cuando el problema esté plenamente identificado por el sujeto, se procede a la abstinencia y luego a los posibles tratamientos que funcionan a cabalidad.

El tratamiento debe ser multidisciplinario, esto quiere decir que se necesita de una terapia psicológica, de grupo, familiar o de pareja, administrar los fármacos, prevención de recaídas, servicios sociales, entre otros.

Desintoxicación

En esta fase se mantiene la bebida bajo control con supervisión. La desintoxicación se basa en recetar al paciente una serie de sedantes y tranquilizantes que controlan y alivian los efectos más básicos de la abstinencia y dura entre 5 y 7 días aproximados.

Se necesita de exámenes médicos que indiquen si existen otros problemas o enfermedades y así conocer si los fármacos suministrados son contraproducentes con los demás diagnósticos. Por lo general, los problemas más comunes son en la sangre y el hígado, por ello es importante suministrar diversos suplementos vitamínicos que ayudan al paciente.

En esta fase pueden aparecer síntomas agudos que son relativamente normales pero que de igual manera se deben tratar, entre ellos, la depresión.

Programa de rehabilitación

Su base de existencia se enfoca en ayudar a todos aquellos pacientes que se encuentran afectados por la enfermedad y entra en acción luego de la desintoxicación y, por consiguiente, de la abstinencia.

En estos programas se incluyen algunos consejos y soportes psicológicos que demuestran un tipo de eficacia para el tratamiento. Estos soportes son conocidos como terapias cognitivas conductuales, lo cual ayuda a que el paciente pueda cambiar su forma de actuar y pensar.

También se aplica una terapia familiar de forma sistemática, así como algunos cuidados de enfermería y médicos. También se imparten clases sobre las enfermedades relacionadas al alcoholismo y los efectos que tiene.

Terapias de aversión

Alcoholismo - Terapia de aversión

Se trata de terapias de repugnancia en las que se hace uso de diversas drogas que tienden a interferir con el metabolismos del alcohol y, por consiguiente, producen una serie de efectos desagradables para el paciente, incluso después de dos semanas del tratamiento.

La terapia no puede emplearse en mujeres embarazadas ni en aquellas que posean otras enfermedades crónicas.

Grupos de apoyo

Se trata de todos aquellos grupos que facilitan terapias grupales en las que se comparten sus experiencias con la bebida, la cantidad de tiempo que llevan sobrios, cómo están sobrellevando el tratamiento y cómo se sienten al respecto.

En el mundo, hay alrededor de 34 grupos de apoyo, entre ellos, los alcohólicos anónimos, programa SMART recovery, SOS (Secular Organizations for Sobriety) y Life Ring recovery, todos ayudan a los pacientes que han abusado de las bebidas estupefacientes y mejoran su calidad de vida.

También están grupos como Women for Sobriety dedicado unicamente a mujeres, Moderation Management, para sujetos que deseen reducir la ingesta de bebidas alcohólicas, entre otros.

Prevención del alcoholismo

Realmente, la prevención para este tipo de diagnósticos debe darse desde la adolescencia. Hay que recordar que justo en la entrada de la pubertad, los adolescentes tienden a experimentar con diferentes bebidas o sustancias y es allí donde los padres o personas encargadas deben hablar sobre el alcohol, sus peligros y consecuencias.

Por ello, la familia resulta ser un pilar fundamental, pero no se trata de prohibir, sino de hablar sobre el problema abordando con sabiduría, con reducciones al consumo y ver las bebidas como algo normal que puede ingerirse de vez en cuando y no como un tabú que debe consumirse a escondidas.

Si se comienza con las charlas a temprana edad, resulta poco probable que los adultos tengan que padecer esta enfermedad y en el caso que estén muy cerca de padecerla, se recomienda ir al psicólogo y hablar sobre todos los problemas que le agobian, de manera que le quede claro que el alcohol no es una solución, es un problema más.

Alcohólicos Anónimos

Se trata de una comunidad internacional que ayuda a las personas que tienen una adicción a las bebidas alcohólicas. Fue fundada en el año 1935 en los EE.UU por Bob Smith y William Griffith Wilson. Con el paso de los años se fue expandiendo en muchos países del mundo, hasta que finalmente en el 2018 se encontró en más de 180 naciones.

Tiene completa autonomía y se encarga de llevar a cabo terapias de grupo con asistencia médica. Cada miembro comparte sus experiencias con el grupo, relata la manera en la que inició la enfermedad, cómo la ha afrontado y cómo afectó tanto su vida como la de las personas de su entorno.

Este grupo tiene tanto efecto como los demás grupos de ayuda, es eficiente y la mayoría de las personas que ingresan no vuelven a tomar bebidas estupefacientes o simplemente lo hacen en pequeñas cantidades, por lo que la enfermedad se encuentra completamente controlada.

Se fundamentan en 12 pasos o tradiciones que hace que las personas puedan ayudarse entre sí, aunque tiene una única prohibición y es no recibir ayuda monetaria de ningún entre público o privado, pues son una asociación sin fines de lucro.

Preguntas Frecuentes sobre Alcoholismo

¿Qué es un alcohólico?

Es una enfermedad crónica de adicción a bebidas estupefacientes. Leer más

¿Cómo se detecta el alcoholismo en una persona?

Se detecta gracias a los síntomas, los cuales varían entre la inexistencia de límites al beber, combinar diferentes bebidas, negación o violencia. Leer más

¿Qué provoca la adicción al alcohol?

Las causas son variadas, pueden ser genéticas, psicológicas o sociales. Leer más

¿Cómo prevenir el alcoholismo en los jóvenes?

Brindando charlas sobre el consumo de alcohol, no prohibiendo su ingesta, sino enseñando la manera correcta y adecuada de consumirlo en bajas dosis. Leer más

¿Cómo se trata la adicción al alcohol?

Con tratamientos multidisciplinarios, terapias, aceptación, entre otros. Leer más


Bibliografía

Pérez, Mariana. ( Última edición:5 de mayo del 2021). Definición de Alcoholismo. Recuperado de: https://conceptodefinicion.de/alcoholismo/. Consultado el 12 de mayo del 2021