Definición de Aurícula

- Definista

La aurícula, es el término designa la cavidad superior del músculo cardíaco que recoge la sangre. El corazón generalmente tiene dos aurículas cuya misión principal es favorecer el transporte de la circulación sanguínea desde la vena cava y los pulmones hasta los ventrículos. Por su parte, la aurícula derecha recibe la sangre que proviene de la vena cava superior y la vena cava inferior, mientras que la aurícula izquierda está en relación con las cuatro venas pulmonares. Las aurículas izquierda y derecha están separadas por el tabique interauricular.

Aurícula

La aurícula derecha contiene en su pared posterior una estructura importante conocida como nódulo sinusal, contiene células altamente especializadas capaces de generar despolarizaciones repetidas que actúan como un marcapasos que permite una actividad automática que determina la frecuencia con la que late el corazón.

Desde el nodo sinusal, el impulso eléctrico viaja a la pared de ambas aurículas y más tarde a los ventrículos después de un breve retraso en la conducción que ocurre en un segundo nodo, el nodo auriculoventricular.

La actividad de la bomba del corazón se lleva a cabo en dos fases, la diástole en la que se llena de sangre y la sístole en la que la expulsa. Durante la diástole, la sangre pasa de las aurículas a los ventrículos. Una vez que está llena, comienza la sístole, que cierra las válvulas auriculoventriculares, haciendo que la sangre no regrese a las aurículas sino que abandone el corazón a través de las arterias. aorta y pulmonar. Mientras los ventrículos se contraen en la sístole, las aurículas se llenan de sangre para comenzar un nuevo ciclo.

Dentro del conjunto de enfermedades, patologías, condiciones o problemas de salud de todo tipo que pueden afectar las aurículas, se denomina fibrilación auricular. Esto se refiere a una arritmia de tipo crónica muy común que se caracteriza por estar compuesta de latidos auriculares desorganizados.

Esta situación es peligrosa en la medida en que aumenta los riesgos de tener una embolia. También se debe tener en cuenta que aquellos que son más propensos a sufrir fibrilación son personas con estas características:

  • Tienen problemas con su peso, ya sea porque tienen sobrepeso u obesidad.
  • Ellos sufren de diabetes tipo 2.
  • Tienen lo que se conoce como hipertensión arterial.
  • No menos relevante es que también existen riesgos para quienes tienen problemas de salud relacionados con la tiroides.
  • No pase por alto que, de la misma manera, son más propensos a sufrirlo aquellos que tienen algún tipo de enfermedad cardíaca o que tienen una lesión en lo que son las válvulas del corazón.

Otros conceptos: