Definición de Esfuerzo

- Definista

Hablamos de esfuerzo cuando ocurre algún tipo de sacrificio para conseguir algo. Está presente en todo tipo de circunstancia, como en el trabajo, en el deporte, en el estudio o en la propia vida en general. En el lenguaje popular existe una ley asociada a este concepto: la ley del mínimo esfuerzo, una denominación que se refiere a las personas que buscan alcanzar sus objetivos de manera cómoda y fácil , sin alcanzar ningún tipo de agotamiento personal.

Esfuerzo

El esfuerzo en el lugar de trabajo es un factor determinante. Como criterio general, aquel que muestra interés y compromiso en realizar sus tareas, recibe algún tipo de recompensa, sea un nuevo contrato, un aumento de salario u otra gratificación.

Por otro lado, las personas menos aplicadas y perezosas son generalmente penalizadas, pues el esfuerzo mínimo implica la falta de productividad.

Los trabajos pueden ser clasificados de muchas formas, pues unos son bien pagados y fáciles de realizar y otros no; a veces el factor esfuerzo es fundamental para clasificar el mundo profesional. Entre los trabajos que exigen un esfuerzo físico mayor, podemos destacar a los mineros, los agricultores y las camareras de hotel.

Por otra parte, en el contexto deportivo, el esfuerzo es de suma importancia ya que los atletas necesitan entrenar con dedicación para alcanzar sus objetivos. El éxito depende en gran parte de su capacidad de esfuerzo.

Se puede afirmar que las conquistas deportivas están relacionadas con dos factores: las condiciones naturales del atleta y el esfuerzo que emplea en su actividad.

Esta idea de esfuerzo analizada hasta aquí generalmente está asociada al trabajo físico, pero no debemos olvidar que también hay el esfuerzo intelectual. Este es realizado de varias maneras: tratando de entender aquello se presenta inicialmente de forma confusa, con horas de lectura aislada o realizando ejercicios de manera repetida hasta que determinado asunto o situación sea comprendido.

Necesitamos motivación para todo, ya sea para estudiar, trabajar, practicar deportes o simplemente para vivir. La motivación no es una fuerza misteriosa, pero puede ser entendida como una forma vital de energía.

La relación entre motivación y esfuerzo es evidente: con la energía de la motivación nos disponemos a hacer todo tipo de sacrificio; sin esa energía nos sentimos impotentes para luchar por algún objetivo.

La motivación personal viene de nuestro interior o de algún estímulo externo. Por otro lado, la motivación tiene un ingrediente que contagia a los demás.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Otros conceptos: