Definición de Expropiación Forzosa

- Definista

Se trata de una práctica poco común en la que se priva a una persona de la propiedad privada, de sus intereses patrimoniales o de sus derechos, por lo general ésta es acordada de forma imperativa por parte de alguna administración pública territorial y los objetivos que está persigue son de interés social o de utilidad pública, siendo ejecutada previamente a una indemnización. Se puede decir entonces que la expropiación forzosa se trata de una potestad de tipo administrativa que al mismo tiempo se perfila como una garantía del patrimonio para la parte afectada.

Expropiación_Forzosa

Es un mecanismo que posee la administración para hacerse con los bienes que le pueden ser útiles para la consecución de sus fines. Sin embargo, es considerada la forma más extrema en cuanto a la actividad administrativa de limitación, ya que priva a otro individuo de la posesión de un patrimonio o un derecho en pro del interés de la colectividad.

Cuando se hace uso del término expropiación es importante tener claro algunos elementos consustanciales de ella, y que deben ser cumplidos de manera precisa, ya que de lo contrario, es posible que se pueda dar la anulación del proceso, y esto se debe a que lo que se está regulando es un proceso con un conjunto de garantías con tendencias a evitar arbitrariedades y el despojo de patrimonio

Cabe acotar que la administración tiene el derecho de tomar como referencia los replanteos afectados y el proyecto, sin embargo, no en todas las ocasiones tendrán de su lado la precisión obligada de los intereses y derechos afectados, ya que en todo caso es necesario otorgar una intervención por parte del interesado, con la finalidad de al menos obtener una indemnización que sea suficiente desde un punto de vista jurídico del derecho que ha sido afectado. Los sujetos que intervienen en una expropiación son, el beneficiario, el expropiante y el expropiado

Los sujetos de la expropiación son el expropiante, el beneficiario y el expropiado. Por su parte el expropiante es aquel que tiene la titularidad de la potestad expropiatoria, siendo Esta última correspondida a la administración y los organismos que están determinados a ella. Cabe acotar que las expropiaciones únicamente pueden ser llevadas a cabo por decisión del Estado, los municipios o las comunidades autónomas

El beneficiario en cambio es aquel individuo que es el representante del interés social, es decir es la causa por la cual se ejecuta la expropiación y es el que obtendrá la titularidad del bien o el derecho que se expropia.

Por último, el expropiado es el dueño o titular del derecho real o los intereses económico directo sobre lo que se está expropiando, es decir que el individuo al que se le priva del patrimonio o el derecho, éste puede ser una persona jurídica o física, incluso puede ser una administración pública, esto siempre y cuando sea diferente a la que ejerce el papel de expropiante.

Otros conceptos: