Definición de Fondo de Comercio

- Definista

El Fondo de Comercio o establecimiento mercantil es el conjunto de bienes tangibles e intangibles, organizados por el empleador, que constituyen una unidad económica – comercial o industrial, destinada a la producción de bienes o servicios, y comercialización de productos y explotación determinada. Hay un todo con su propia individualidad, ante el cual los bienes que lo componen pierden su propia identidad, porque se ven afectados por el logro de un fin superior al de cada bien en particular.

Fondo_de_Comercio

El fondo de comercio se calcula como el exceso del precio pagado por la compañía sobre el valor de los activos netos. Es decir, si los diferentes componentes de los activos de una empresa se valoran en 10 millones de euros, pero la empresa compra por 12 millones, el fondo de comercio sería, por lo tanto, de 2 millones de euros.

Al explicar la definición de fondo de comercio, uno debe mirar a las grandes compañías multinacionales, como Coca Cola. El trabajo de marketing y promoción durante el año le ha permitido adquirir un gran reconocimiento de marca, que es lo que le da esa buena voluntad.

El fondo de comercio también se llama Goodwill. Aunque es un activo intangible, ya que no es físico como el equipo o los edificios, deja una nota sobre los beneficios de una empresa. La cuenta del fondo de comercio se encuentra en la parte de los activos del balance de una empresa.

El valor del fondo de comercio se conoce especialmente cuando una compañía es comprada por otra. Será la cantidad que la compañía paga por encima del valor en libros. En el caso de que pague menos del valor en libros, la plusvalía será negativa.

En contabilidad, el fondo de comercio es un activo no depreciable, pero en algunos países las leyes se están modificando para que comience a amortizarse.

El fondo de comercio se compone de varios aspectos que conforman la trayectoria y el desempeño de la empresa, tales como:

  • Clientela: si la compañía atiende bien a sus clientes, a lo largo de su historia ganará clientes leales que siempre recurrirán a ella si es necesario.
  • Organización y eficiencia: la compañía ha descubierto a lo largo de su trayectoria formas eficientes de organizar el trabajo. Este conocimiento es parte de su valor inmaterial.
  • Prestigio: la empresa es considerada en el mercado una empresa respetable por su trayectoria y sus productos o servicios. Esto también facilita el acceso al crédito, entre otras ventajas.

Todos estos elementos, y otros, no se cuantifican en los activos de una empresa. Es por eso que el concepto de “buena voluntad” es necesario para dar cuenta de este valor, que, aunque intangible, es de suma importancia para cualquier entidad comercial.

Otros conceptos: