1. Definición
  2. Economía ?
  3. Comercio

Comercio

El comercio es una actividad económica del sector terciario que se basa en el intercambio y transporte de bienes y servicios entre diversas personas o naciones. El término también es referido al conjunto de comerciantes de un país o una zona, o al establecimiento o lugar donde se compra y vende productos. Éste se desarrolla en un ámbito de ferias, muestras y mercados, cuya actividad tiende a exhibir el producto terminado y a favorecer su difusión y venta, lo que conocemos como comercialización.

Comercio


Publicidad

Qué es el comercio

Cuando se habla sobre qué es el comercio, se refiere a toda actividad que involucra el intercambio de bienes o servicios a través de la compra y venta, donde el vendedor y el comprador se benefician e intervienen otros elementos intermedios que se involucran en el proceso.

Su etimología proviene del latín “commercium”, que significa “compra y venta de mercancía”, a la vez que se deriva de la palabra “merx” y “mercis” que significan “mercancía”. El término también se utiliza para denominar a todo establecimiento o tienda, sitios en donde se realizan actos de comercio.

Éste se ha visto favorecido por las especializaciones de trabajo, ya que un área de la industria necesita de otras para abastecerse y producir, y viceversa; de ahí a que el comercio tenga un lugar tan importante para el motor económico de una nación y del mundo. De acuerdo a cada región y a los recursos con los que cuente, cada localidad se fortalecerá en algún aspecto de producción específico, con cuya producción podrán realizar negocios hacia otras regiones.

Este se relaciona a una empresa, quien será la que comercia la mercancía o promueve el servicio, y el consumidor final, que disfrutará de los beneficios de lo adquirido. El que dirige a la empresa, determinará los medios de producción, como por ejemplo, el capital, los recursos humanos, los elementos logísticos, de distribución, entre otros.

Historia del comercio

Esta actividad es tan antigua como la humanidad, surgió cuando algunas personas producían más de lo que necesitaban; sin embargo, carecían de otros productos básicos. Acudían a mercados locales, y allí comenzaron a intercambiar sus sobrantes con otras personas; es decir, a practicar el trueque.

Origen del comercio

Hacia finales de la Edad de Piedra, en el Neolítico (entre unos 9.000 a 4.000 años a.C.), el comercio comenzó a practicarse de esta manera, cuando la agricultura se originó para la subsistencia.

El objetivo de ello en principio, era cumplir con los requerimientos elementales del hombre, como el alimento y vestido, con lo que centraban su trabajo en cubrirlas.

Ante esto y debido al crecimiento y desarrollo de la sociedad, además de las cosechas obtenidas por medio de la agricultura que cada vez fueron más cuantiosas gracias a la tecnología, fueron surgiendo nuevas exigencias que debían ser cubiertas, por lo que con estos primeros pasos, se impulsó el origen del comercio que conocemos actualmente.

La evolución del comercio

El intercambio de bienes se perfeccionó gracias al desarrollo de transportes de mercancía, lo cual dio origen a lo que se conoce hoy en día como importaciones y exportaciones, que se realizaban a través de viajes trasatlánticos.

El trueque resultaba impráctico, ya que varios de los bienes a intercambiar eran perecederos, o a una de las partes no le interesaba el bien que el otro le ofrecía. Ante ello, se comenzaron a intercambiar por objetos de valor, tales como piedras preciosas.

Más tarde, cuando se creó el dinero, el proceso se volvió más sencillo, ya que el intercambio se pudo realizar de manera más justa de acuerdo al valor de lo comercializado, evitando así que una de las partes involucradas quedara en desventaja respecto a la otra. Los productos que mayormente se comercializaron desde el inicio de este fenómeno, fueron los alimentos y vestidos, al que toda la población tenía acceso, dejando otro tipo de productos de lujo para los grupos ricos y privilegiados.

Además de los que importaban, surgieron muchos negocios, en su mayoría eran pequeños, los cuales vendían mercancía en sus localidades, y más tarde, con la llegada de la revolución industrial, cuando se inicia la producción masiva en serie, el comercio se vio impulsado.

Más tarde, con el fenómeno de globalización, el comercio avanzó a nuevos niveles, donde se crearon zonas de libre comercio y se pudieron abaratar costos de producción. El internet facilitó los medios de pago y de compra, pues gracias a la red mundial se pueden adquirir bienes y servicios a la distancia de un clic.

Elementos del comercio

Comercio 1

En la actividad comercial, se involucran varios elementos que hacen posible dicho proceso: el fabricante, el distribuidor y el consumidor. Además, de un estatuto que imponga las reglas del mismo para la protección de todos los involucrados.

El fabricante

Dentro del comercio, es el elemento inicial, ya que es quien se encarga de manufacturar los productos que serán comercializados a partir de materias primas. Éstos son producidos en masa para cubrir la demanda de los mismos ante un universo extenso de compradores.

En el producto que éstos fabrican, se debe colocar la información de su fabricante, como el lugar y el nombre. Estos datos son reseñados en el envase del producto, así como la información de los estándares de calidad y certificación bajo los cuales ha sido sometido, lo cual tiene como objetivo darle protección al consumidor y credibilidad al fabricante.

Gracias a la automatización de los procesos de ensamblaje, la manufactura es práctica y se ahorra tiempo y costos en la producción, ya que se reducen costos en la mano de obra, por lo que se obtienen mayores ganancias y mayor calidad en los productos.

El distribuidor

El distribuidor es quien compra de forma directa del fabricante y podrá llevar y repartir la mercancía producida por éste a los minoristas, quienes venden dichos productos al consumidor final. Debido a que es un intermediario, los productos que se adquieren a través de ellos, tendrán un recargo adicional sobre su costo de fábrica.

Existen distribuidores exclusivos de una marca, acuerdo al que llegan con esta última, que los limita a vender exclusivamente de esa fábrica y no distribuir productos similares de la competencia. Sin embargo, esto no les da derecho a usar el nombre de la fábrica en el ejercicio de su comercio, pero pueden ofrecer servicios complementarios a los compradores, como por ejemplo, servicio técnico de los productos comercializados, ventas de repuestos y otros servicios asociados a lo que se comercializa.

Existen distribuidores que venden productos a gran escala a otros distribuidores y los que venden exclusivamente al público minorista. El distribuidor puede jugar un papel importante para la venta del bien o servicio, pues facilitará el alcance del mismo y posicionará al producto en puntos de venta de mayor rapidez de adquisición para el consumidor final.

La empresa deberá elegir cuidadosamente sus estrategias de distribución, qué papel jugará en la misma, si permitirán la intervención de otras empresas para ello (por lo que deberán establecer estatutos que no podrán ser modificados en un largo plazo), o si desarrollarán una red propia.

El distribuidor solamente tendrá poder de decisión sobre la elección de sus proveedores, los tratos que se establezcan con ellos, las condiciones en las transacciones con los mismos y la selección de un mercado rentable para la venta de los productos a distribuir.

Mientras más efectiva y mayor sea una red de distribución, más fácil y rápido resultará para un comprador adquirir el producto y deberá desplazarse menos para ello, lo que resultará en un proceso de distribución más costoso, lo que incrementará el precio.

Se distinguen entre los distribuidores a:

  • Los agentes: quienes mantienen una íntima relación con los fabricantes y se establecerán por zonas.
  • Los mayoristas: que son los que adquieren los productos directamente del fabricante o de los agentes y revenden a los minoristas y otros fabricantes.
  • Los minoristas: quienes venden el producto al consumidor final.

El consumidor

Es aquél que demanda un bien o servicio a los proveedores de los mismos a cambio de dinero. El consumidor puede ser tanto una persona natural como una jurídica, y dichos productos serán destinados para satisfacer una necesidad en su vida cotidiana o para el funcionamiento óptimo de su empresa.

De igual manera, éste es quien consume o hace uso de los productos que adquiere, por lo que es el objetivo del comercio y el eslabón final de la cadena, y es hacia quien está dirigida la campaña de publicidad al momento de promocionar un bien.

El consumidor juega un papel importante en la cadena de comercio, pues no solamente se limita a adquirir productos, sino que también tiene el poder de influir en las decisiones del productor de lograr cambios en las ofertas y en los bienes que son ofrecidos, ajustándose a sus necesidades.

Los factores que afectan al consumidor son sus preferencias, que establecen qué tipo de productos necesitan y qué marca les gusta más; y su nivel de renta o su poder adquisitivo, que determinará qué opciones tiene al momento de elegir en el amplio mercado comercial.

Es importante aclarar que “consumidor” no es lo mismo que “cliente”, ya que éste último es quien adquiere el bien pero no necesariamente lo “consume”. Por ejemplo: una persona comprando comida para su mascota.

Además, la marca conoce mejor a su cliente, ya que éste establece una relación con la misma; mientras que el consumidor es alguien anónimo, que no necesariamente le guarda fidelidad a la marca.

La Ley de Comercio

La Ley de Comercio Exterior es un estatuto cuyo objetivo es regular el comercio exterior, haciendo que la economía nacional pueda tener mayor competencia e integrarse al mercado internacional, usando de manera eficiente los recursos nacionales y propiciar el bienestar de los mexicanos.

Este código de comercio está compuesto de aproximadamente 400 normas, y sirve para determinar las pautas sobre la procedencia de un bien importado, debiendo garantizar el cumplimiento de la función fiscalizadora del comercio exterior de bienes y exigir el cumplimiento de las empresas que importan y exportan con las reglas que exige el mercado internacional.

Existen regulaciones no arancelarias,sirven para limitar la entrada y salida de mercancías específicas, para resguardar la seguridad de la nación, el equilibrio ecológico, la salud pública y la economía del país.

Para la regulación del comercio entre naciones se encuentra lo que se conoce como tratado de libre comercio, que son acuerdos bilaterales para ampliar el mercado entre países y continentes, lo cual implica un acuerdo en la disminución de aranceles de ambas partes.

El comerciante

Comercio 2

Es la persona que se dedica al comercio, actividad que impulsa la economía de una localidad, región o país; pero también se refiere al dueño de un establecimiento comercial, que pudiese ser independiente o estar situado en un centro comercial o plaza comercial, cuya actividad la ejerce de manera habitual o permanente.

Su función es la de la compra y venta de mercancía para la obtención de ganancias por dicho intercambio. Para ser considerados comerciantes, deben cumplir ciertos reglamentos que variarán de acuerdo al lugar donde se encuentren ejerciendo las funciones.

Éstos vienen siendo los distribuidores como tal, ya que son los que intermedian entre los fabricantes y compradores, dan a conocer las bondades del producto, importan y exportan bienes y se encargan de ofrecer servicios post venta que, muchas veces, el productor no puede abarcar.

Tipos de comerciante

Existen dos tipos de comerciantes:

  • El comerciante individual o titular de una empresa, que es aquél que ejerce el comercio a nombre propio, o lo que se conoce como personas naturales. Este tipo de comerciante deberá tener capacidad legal para ejercer y hacer del comercio masivo su actividad habitual.
  • El comerciante colectivo, es aquél que está asociado con uno o más personas bajo un contrato, en el que ponen en común bienes o actividades para conformar una sociedad mercantil del cual ambos obtendrán los beneficios de la misma. Este tipo de sociedad está constituida mediante un documento, el cual resultará en una persona jurídica.

Tipos de comercio

De acuerdo al alcance que tengan las empresas, existen varios tipos de comercio:

Comercio mayorista

Este tipo de comercio es aquél que compra de los fabricantes o de los agentes y los revende a otros distribuidores o a personas que compran por cantidades. Su cliente será el comerciante con un local más pequeño, también llamados minoristas.

El mayorista vende los artículos en grandes cantidades por bultos o cajas, y los precios por unidad suelen ser más económicos que en los minoristas. Además, usualmente se manejan con carteras de clientes, quienes serán otros distribuidores de menor escala, aunque puede darse el caso de que se genere alguna venta directa a usuarios finales.

Algunos mayoristas podrán tener la potestad de clasificar y empacar productos antes de su distribución, como el caso de los mayoristas de vegetales, o de algún producto genérico, caso en el cual el mayorista podrá imprimirle su propia marca.

Comercio minorista

El comerciante minorista se caracteriza por vender artículos al detal a clientes finales, adquiriendo su mercancía a los mayoristas, a quienes les compra por volumen. Será el cliente quien pague los impuestos que se le agreguen al valor total del producto.

Este tipo de comercio, al igual que el mayorista, forma parte de lo que se conoce como comercio interno, ya que se lleva a cabo dentro de un mismo territorio nacional.

Comercio electrónico

Comercio 3

Se trata de la compra y venta de artículos a través de dispositivos electrónicos y las redes de comunicación masivas. La principal herramienta utilizada en este tipo de comercio es el Internet. El e-commerce, como también es conocido este tipo de comercio, bien puede ser una opción de venta de una empresa física, o la única opción de venta para las empresas virtuales o plataformas, donde millones de usuarios pueden comprar y vender de forma libre, tal como MercadoLibre o eBay.

Sin embargo, este sistema sólo supuso una expansión, pues, el comercio electrónico realmente dio comienzo en la década de los 70, cuando surgió la invención de una forma versátil de transferir dinero. Existen varios tipos de comercio electrónico, entre los que se pueden distinguir:

  • Consumidor a negocio, que es cuando una persona normal pública en un foro o plataforma que necesita algún producto, por lo que varios proveedores podrán ofrecerles su mercancía de acuerdo a las necesidades de quien publicó.
  • Negocio a consumidor, en donde las empresas, bien sea físicas o virtuales, ofrecerán sus productos y servicios a los consumidores o clientes finales a través de una página web.
  • Comercio móvil, donde la persona adquiere el bien o servicio por Internet a través de su teléfono celular.
  • Negocio a negocio, cuando la compra y venta del artículo se da entre dos o más personas, tratándose casi siempre de productos necesarios para la elaboración de otro tipo de mercancía y su posterior venta.
  • Consumidor a consumidor, en el que cualquier persona puede vender y comprar libremente de otro usuario, a modo de venta de garaje, pero digital.

Según el tipo de transporte

De acuerdo a su medio de transporte, se pueden distinguir cuatro tipos:

1. Transporte marítimo o fluvial: Es el tipo de comercio que se envía a través de contenedores vía barco por los océanos o ríos caudalosos. Es un tipo de transporte muy utilizado especialmente para el comercio exterior y de grandes distancias, como de un continente a otro por la gran cantidad de mercancía que se puede enviar. Abarca aproximadamente el 80% del comercio internacional.

Además del tráfico marítimo de larga distancia, en este tipo de transporte existe el cabotaje marítimo interior, que ofrece servicio entre puertos del mismo país y el “short sea shipping” o tráfico marítimo de corta distancia.

2. Transporte terrestre: También denominado “inland”, es el que se realiza con entregas de productos transportados por tierra, y puede ser realizado como comercio interior dentro del territorio nacional, como fuera de las fronteras.

Pueden realizarse entregas dentro de un mismo territorio nacional, así como también entrega internacional por carretera a través de camiones; de igual forma se tiene la entrega internacional por ferrocarril, la cual presenta ventajas, ya que el índice de accidentes por esta vía es bajo y su costo es inferior a otros medios de transporte.

3. Transporte aéreo: Es el que se realiza transportando todas las mercancías por avión, bien sea de una ciudad a otra o de un país a otro. Su ventaja respecto a los demás medios de transporte, es la rapidez de entrega que éste permite. Usualmente se utiliza para la entrega de alimentos perecederos y mercancía de alto valor, aunque es un medio de transporte costoso en relación al peso.

4. Transporte multimodal: Es el que enlaza a los tres tipos de transportes anteriores o a dos de ellos.

Comercio nacional

El comercio nacional o interno es el intercambio de productos dentro de un país, éste puede ser local y regional. Se organiza de dos maneras: comercio mayorista o al mayor, consiste en el proceso comercial entre los productores y los comerciantes que compran grandes cantidades; y el comercio minorista o al detal, se establece entre los minoristas y los consumidores que adquieren productos en pocas cantidades. Este tipo de comercio se regulará de acuerdo a las normativas del país donde se ejerza el mismo, lo que lo convertirá en comercio formal.

Comercio internacional

Comercio 4

s el tipo de comercio internacional de bienes y servicios que incluye todas las compras y ventas que realiza un país con el resto del mundo. Se clasifica en: comercio de exportación (venta de productos que un país hace a otra nación) y de importación (compra de productos que un país hace a otra nación).

Este tipo de comercio le da la oportunidad a los países de ganar espacio en el mercado en cuanto a la especialización de uno o más rubros, por lo que podrán ser reconocidos a nivel mundial.

Para darle un marco legal, existen organismos internacionales que colocan pautas para controlar y concretar acuerdos entre las naciones que formen parte de los pactos que se firmarán entre todos los participantes, para abaratar costos en los intercambios de mercancías.

También podrán diseñar estrategias en caso de recesiones y estados de presión en los que la economía se puede ver afectada directamente a causa de un agente externo como una guerra o desastre natural.


Bibliografía

Pérez, Mariana. ( Última edición:27 de agosto del 2020). Definición de Comercio. Recuperado de: //conceptodefinicion.de/comercio/. Consultado el 22 de septiembre del 2020