Definición de Macropsia y Micropsia

- Definista

Macropsia es una percepción falsa que consiste en que el sujeto percibe objetos de un tamaño mayor del que realmente tienen. En la micropsia, la persona percibe los objetos más pequeños de lo que realmente son. La macropsia y la micropsia son trastornos de la percepción. Estos trastornos de la percepción a menudo se pueden encontrar en la intoxicación alucinógena, el alcoholismo y los trastornos histéricos (histeria).

Hay muchos factores que pueden desencadenar los síntomas de micropsia o macropsia. Por ejemplo, una patología retiniana o un trastorno neurológico que afecta las vías nerviosas. Los síntomas también pueden ocurrir como resultado de sangrado, lesión o tumores cerebrales, un derrame cerebral o un episodio epiléptico.

Macropsia_y_Micropsia

Además, las infecciones por el virus de Epstein Barr o el virus Coxsackie han desencadenado los síntomas de la macropsia en algunos pacientes. Lo mismo ocurre con ciertos estados de ansiedad, miedo o trastornos psiquiátricos que pueden llevar a la aparición de episodios de macrofilia.

Finalmente, la macropsia también puede aparecer como resultado del consumo de ciertas drogas alucinógenas o medicamentos como Zolpidem (utilizado para tratar el insomnio), Topiramato (para prevenir la migraña) o algún antidepresivo ocasional como Citalopram.

Como pueden apreciar, las causas de la aparición de la micropsia o la macropsia son muy variadas y, de hecho, dependiendo del tipo de causa original de la alteración visual, se aplica uno u otro tratamiento. En general, los desórdenes epilépticos y los episodios de migraña suelen ser los desencadenantes más comunes, pero también hay orígenes infecciosos o tóxicos, como ya hemos mencionado.

El síndrome de Alicia en el País de las Maravillas tiene dos variantes conocidas. Los dos síndromes, que se llaman de forma similar, hacen que se aprecien objetos de tamaño inusual, gigante o pequeño. Uno de ellos afecta principalmente al propio cuerpo, al ver diferentes partes de él crecer o encogerse y alejarse sin razón aparente, como en la misma alegoría de Carroll. La otra variante actúa sobre objetos distantes, pudiendo distorsionar por completo la percepción que tenemos de las cosas.

Ambos suelen afectar, principalmente, durante la infancia, aunque hay quienes sufren a lo largo de sus vidas. Para estas personas, de repente, la lengua se convierte en el tamaño de una lengua de vaca o una pared, en el otro extremo de la habitación, se vuelve diminuta y a millas de distancia. De repente, los pies están a varios metros de distancia o las manos se vuelven enormes y abultadas.

Otros conceptos: