1. Definición
  2. Salud ?
  3. Sistema Óseo

Sistema Óseo

El sistema óseo no es más que un conjunto de huesos duros que tienen un objetivo bastante claro: apoyar y proteger a los órganos vitales de la anatomía humana, pero también se encargan de hacer que ésta pueda moverse. Resulta imperativo mencionar que, dentro de los huesos que forman parte del sistema óseo humano, ninguno se toca entre sí, simplemente existe una unión a través de músculos, ligamentos y tendones que proporcionan movimiento, masa y forma al cuerpo humano. Los tendones se encargan de fijar los músculos al hueso, mientras que los ligamentos unen un hueso a otro.

Sistema-Óseo


Publicidad

Qué es sistema óseo

Tal como se mencionó con anterioridad, el sistema óseo humano es un conjunto de 206 huesos (en el caso de los adultos, el sistema óseo para niños consta de 300 huesos) que conforman el cuerpo de una persona, su sistema óseo muscular y el aparato locomotor. Su composición se basa en el tejido óseo y el tejido cartilaginoso y como dato curioso, al menos el 12% del peso total de la anatomía humana, es por parte de los huesos, esto quiere decir que si un sujeto promedio tiene un peso de 75 kg, su esqueleto pesa 9 kg.

Funciones del sistema óseo

La estructura del sistema óseo tiene múltiples funciones y objetivos. Las funciones más comunes del esqueleto van desde la protección de los órganos, cargar con la musculatura, tener un correcto funcionamiento en el sistema motriz, ejecutar la homeostasis para poder almacenar los minerales que el cuerpo necesita para mantenerse fuerte y sano, producir glóbulos blancos y rojos y, por último, el almacenamiento de las grasas. Pero, es importante mencionar aquellas funciones más específicas e importantes.

Sostén

En un esquema del sistema óseo, lo primero en verse es el sostén ¿Pero qué se entiende por sostén? es importante recordar que el esqueleto es una estructura bastante rígida (debido a los huesos) que le dan forma al organismo, así que el sostén es el encargado de brindarle estabilidad, permite que se mantengan la morfología original del cuerpo y hace que mantenga su posición, es decir, la bípeda.

Movimiento

Las articulaciones son las encargadas de unir los huesos adyacentes del esqueleto, eso permite que puedan generarse diversos movimientos y que, aunado a eso, los huesos puedan hacer inserciones en los tendones ubicados en los músculos.

Protección

Cada hueso, además de conformar la morfología del cuerpo, tiene la función de proteger a los órganos del organismo, por ejemplo, el cráneo protege al cerebro, la columna vertebral protege a la médula espinal, las costillas son las encargadas de proyee al corazón, vasos sanguíneos, tórax y pulmones.

Producción de células

Acá, el protagonismo es de la médula ósea roja, pues ella es la encargada de producir tanto los glóbulos blancos como los rojos.

Almacenamiento

El esqueleto también tiene una función de almacenamiento ¿Por qué? porque se encarga de moderar los intercambios de minerales, entre ellos, el fosfato y el calcio, pero además, regula la concentración de estos mismos agentes en el cuerpo.

Partes del sistema óseo

Sistema_Óseo-2

La estructura del sistema óseo puede llegar a ser muy compleja, pero puede explicarse brevemente de la siguiente forma: el esqueleto se divide en dos partes, mismas que se explican como esqueleto axial (cuya conformación es de la columna vertebral, cráneo, esternón y costillas, juntos, son alrededor de 80 huesos) y, el esqueleto apendicular (el cual se conforma por aquellos huesos de los miembros tanto superiores con los inferiores, es decir, cintura pelviana y escapular. Juntos, forman 126 huesos).

Pero si se explica de manera amplia, el sistema óseo con nombres y características sería de la siguiente manera:

Huesos

Los huesos del sistema óseo conforman al esqueleto y son duros, fuertes y generalmente sanos. Como cualquier parte del cuerpo humano, los huesos del sistema óseo tienen una serie de funciones que cumplir, por ejemplo, darle el aspecto que tiene la anatomía humana (como la conocida en cualquier maqueta del sistema óseo) pero también se encargan de proporcionar equilibrio, dar absoluta protección a los órganos que le dan vida al organismo y ejecutar los movimientos más comunes del cuerpo.

Cartílagos

No son más que tejidos de tipo conectivos, elásticos, especiales y que no poseen vasos sanguíneos, esto es debido a que su forma se basa en la matriz extracelular, por lo que tienen células variadas llamadas condrocitos. El pericondrio, conocido como la zona exterior de los cartílagos, se encarga de darle soporte a los condrocitos.

El cartílago reviste a las articulaciones para darle unión entre el esternón y las costillas, además, representa un refuerzo en los bronquios y tráquea, así como en el oído y el tabique.

Existe una serie de funciones u objetivos que deben cumplir los cartílagos en la anatomía humana, la primera de ellas se basa en organizar la parte superior de los cóndilos femorales que se encuentran en las cavidades de la tibia, esto sucede para poder amortiguar los golpes comunes que sean al momento de realizar saltos o de caminar, ¿Por qué se hace esto? Para evitar el desgaste de los huesos, ligamentos o tendones por el roce de los mismos.

Ligamentos

Se trata de un tejido bastante denso, elástico y sólido que se encarga de unir los huesos en el centro de una articulación, además, permite que el cuerpo pueda ejecutar movimientos sin necesidad de rozar los huesos, por lo que se puede tomar esto como la limitación de actividades en exceso, por lo que evita los desgastes óseos. Si alguien presenta enfermedades en los ligamentos, es necesario saber que se originaron por traumatismos como las esguinces.

Tendones

No son más que tejidos que conectan o unen a los músculos con los huesos, pero además de eso, tienen como función principal tener el músculo esquelético en el hueso, pues esa es la manera en la que permiten tener la conexión entre cada tendón con los huesos y permitir que el músculo pueda llevar a cabo actividades o movimientos específicos.

Los tendones, luego de efectuada la conexión, adquieren la capacidad de modular diferentes movimientos (pasivamente, claro está) y esto, a su vez, permite que el cuerpo tenga estabilidad total sin la realización de movimientos forzados.

Si hay algo que debe aclararse, es que los tendones tienen demasiadas funciones y todas muy diferentes al resto, pues su acción varía de acuerdo a su ubicación. Un ejemplo básico de esto, son los tendones que están entre los dedos, estos, permiten que las personas puedan escribir y mover sus dedos con facilidad, pero también están aquellos tendones que tienen acción resorte, es decir, permiten un movimiento equilibrado y audaz en el menor lapso de tiempo y sin esfuerzos.

Articulaciones

Son aquellos que se encargan de ejecutar la unión de dos huesos y son sumamente importantes para realizar movimientos, pues sin ellos, el cuerpo humano se mantendría rígido todo el tiempo y no podría realizar ningún tipo de movimiento. Tal como en los ligamentos, existen diferentes articulaciones con funciones específicas, por ejemplo, las articulaciones ubicadas en el hombro permiten cualquier tipo de movimiento, pero también existen otras que limitan este hecho, ejemplo, las articulaciones ubicadas en el codo.

Enfermedades del sistema óseo

Sistema-Óseo-3

Realmente existen demasiadas enfermedades que pueden perjudicar al esqueleto y, de hecho, son bastante comunes y no hay distinción en la edad. Es cierto que los huesos tienen mucha fuerza y es bastante difícil que estos tengan algún tipo de problema, pero siguen siendo tejidos vivos, por lo que, al igual que el resto de los órganos del cuerpo humano, puede ser susceptibles a diferentes enfermedades fisiológicas y anatómicas.

Las circunstancias de diagnóstico puede ser variadas y afectarlos en diferentes maneras, por ejemplo, disminuir la velocidad en la regeneración de la célula ósea, limitar su crecimiento, eliminar la rigidez, dificultar la funcionalidad del esqueleto, etc.

Y sí, las enfermedades y trastornos óseos son comunes pero ¿Por qué?. Realmente estas enfermedades pueden darse por diferentes motivos, uno de ellos es la pérdida del calcio o de aquellos minerales que propician la creación de huesos.

El cuerpo de un infante puede crear células óseas muy rápido, esto hace que los huesos se mantengan fuertes, pero a medida que estos infantes van creciendo, la producción de células óseas va disminuyendo, así que la fuerza de los huesos no se renueva y esto genera enfermedades o da pie a que se generen.

En este tipo de casos, resulta imperativo que un médico prescriba algún tipo de medicamento que pueda servir como suplemento para el trabajo que el cuerpo humano ha dejado de hacer.

Estos suplementos logran la correcta producción de células óseas, pero también es posible hacer diferentes actividades de tipo revitalizantes para mejorar la salud ósea. Pero el motivo anterior no es el único que puede generar enfermedades, también están aquellos fenómenos genéticos, los problemas hormonales o accidentes de cualquier tipo.

En efecto, son muchos los factores que pueden originar o desencadenar enfermedades de tipo óseo, pero es necesario saber que, aunque las personas mayores tienen más posibilidades de enfermarse, los niños también pueden padecer las siguientes enfermedades.

Fracturas

Cuando se habla de fracturas, se hace referencia a la rotura de un hueso en específico, misma que puede generarse por enfermedades previas o accidentes como los traumatismos (caídas, accidentes automovilísticos, golpes sumamente contundentes, etc. Cualquiera de estas opciones puede generar fracturas que deben ser atendidas de inmediato por un médico.

Este diagnóstico puede llegar a generar diferentes escalas de dolor pero eso depende del tipo de fractura, de hecho, algunas ameritan una operación (intervención quirúrgica de urgencia), pero también es posible que con una simple inmovilización, la fractura pueda curarse. Es necesario el uso de fármacos para calmar el dolor de la fractura.

Osteoporosis

Se trata de una enfermedad que afecta directamente la masa ósea, pues poco a poco (es decir, a medida que la enfermedad va tomando alcance) esta se pierde y deja de regenerarse, esto hace que los huesos pierdan totalmente su fuerza y se conviertan en órganos muy débiles y susceptibles a roturas, es decir, fracturas de cualquier grado o índole.

La osteoporosis es una enfermedad que afecta generalmente a las personas que tienen una edad bastante avanzada, quizás aparezca entre los 65 y 70 años (aunque en el caso de las mujeres, puede aparecer luego de la menopausia).

Los huesos que pierden fuerza más rápido, son la columna, cadera y muñeca. Una vez que la enfermedad ha sido diagnosticada, es necesario cumplir un tratamiento rico en calcio y vitamina D.

Cáncer

Desde hace muchísimos años se ha tratado de estudiar el origen de esta enfermedad, pues se trata de un diagnóstico bastante limitado, es decir, poco común, pero algunos científicos alegan que se trata de una enfermedad de tipo hereditario. Este tipo de cáncer tiene síntomas bastante específicos, comenzando con el dolor en los huesos, tumores, fatiga, debilidad, fracturas recurrentes, pérdida de peso, etc.

Artritis

No es más que una enfermedad que afecta directamente a las articulaciones, produciendo inflamación y dolor en las mismas. Generalmente, se produce por agresiones o traumatismos, pero también es posible que se trate de un fenómeno hereditario.

Las personas de edad avanzada son más susceptibles a tener artritis, esto es debido a que la anatomía de los ancianos tiende a desgastarse más rápido, además, no se producen los mismos nutrientes que antes. Las personas pueden comenzar a padecer esta enfermedad a partir de los 30 años, sin embargo, los síntomas suelen aparecer a partir de los 50 años.

Las personas que padecen de artritis, tienen limitaciones a la hora de realizar ciertos movimientos, de hecho, el cuerpo poco a poco se va volviendo bastante rígido.

Artrosis

Se trata de una enfermedad reumática que afecta al cartílago articular. Es importante hacer saber que, dentro de las articulaciones, se encuentra un líquido denominado sinovial, el cual se produce por la membrana que tiene el mismo nombre. Cada extremo óseo se une para generar la articulación y, a su vez, están cubiertos por el cartílago.

Cuando la lesión en el cartílago, comienza no solo con el dolor, sino también la incapacidad de movimiento, es decir, se vuelve totalmente rígida la zona afectada (que generalmente el la columna lumbar o cervical, pero también puede darse en los dedos de las manos, rodilla, cadera, hombro y el dedo gordo del pie).

La artrosis no es hereditaria, pero según los expertos, existe un componente genético y otros factores importantes que podrían hacer que la enfermedad aparezca en un mismo círculo familiar. También es necesario saber que existen múltiples factores de riesgo, entre ellos, la obesidad, problemas con la postura y el no hacer ejercicio. La artrosis y la artritis son enfermedades diferentes con síntomas similares, sin embargo, la artrosis puede mejorar con el reposo adecuado y bien cumplido.

Cuidados del sistema óseo

Sistema-Óseo-4

Si bien hay demasiadas imágenes del sistema óseo en las que se muestra su estructura, posibles enfermedades y los cuidados necesarios, siempre es bueno explicarle a las personas que existen una serie de métodos brillantes para cuidar el esqueleto.

Lo primero que se debe hacer, es realizar ejercicios regulares, quizás no tan pesados o complicados, pero sí algunos que puedan mejorar la salud ósea, por ejemplo, correr, trotar, ejercicios de respiración, etc. También es necesario alimentarse muy bien y tener alimentos ricos en calcio, pues este mineral es el encargado de mantener fuertes y sanos los huesos.

Por otro lado, es importante consumir vitamina D y llevar sol porque de esta manera se regula el calcio que se encuentre en el organismo. Aunado a esto, es importante no fumar o, en el caso de ser una persona fumadora, dejar de hacerlo.

El cigarrillo es un factor de riesgo para padecer de osteoporosis y es indiferente el sexo de la persona o la edad. También es importante no consumir demasiado alcohol porque esta bebida alcohólica disminuye la facultad del organismo para producir material óseo nuevo.

Por último, se recomienda evitar las caídas. Se sabe que no es algo que pueda controlarse y que la mayoría de las veces sucede así se tomen previsiones, pero nunca está de más tomar medidas para evitar cualquier situaciones que pueda llevar a una caída o un accidente, pues cada caída puede desarrollar una enfermedad en el futuro.

Es necesario tomar previsiones, crear límites y siempre agendar un chequeo médico para evitar padecer enfermedades (no solo óseas, sino de cualquier tipo). El cuidado de la salud es individual y, por lógica, responsabilidad de cada persona.

Preguntas Frecuentes sobre Concepto Sistema Óseo

¿Cuál es el sistema óseo?

Es el esqueleto humano (o animal, según sea el contexto a estudiar).

Leer más

¿Para qué sirve el sistema óseo?

El esqueleto tiene diferentes funciones, pero las más importantes son darle estabilidad al cuerpo y proteger los órganos.

Leer más

¿Qué función cumplen las articulaciones en el sistema óseo?

Las articulaciones son las encargadas de generar movimiento y de unir los tendones y huesos.

Leer más

¿Cómo está formado el sistema óseo?

Está conformado por huesos, ligamentos, tendones y cartílago.

Leer más

¿Cuántos huesos tiene el sistema óseo?

El esqueleto humano cuenta con 206 huesos en el caso de los adultos, pero en los niños todo es diferente pues estos tiene alrededor de 300 huesos.

Leer más


Bibliografía

Pérez, Mariana. ( Última edición:14 de octubre del 2020). Definición de Sistema Óseo. Recuperado de: //conceptodefinicion.de/sistema-oseo/. Consultado el 22 de octubre del 2020