1. Definición
  2. Humanidades ⛪
  3. Edad Media

Edad Media

La Edad Media es el periodo de la historia ubicado entre la Edad Antigua y la Edad Moderna. Se inicia con la caída del Imperio Romano de Occidente en el año 476 y finaliza con la caída del Imperio Romano de Oriente (también llamado Imperio Bizantino) en 1453, fecha que tiene la particularidad de coincidir con la invención de la imprenta. Durante este periodo, la iglesia tuvo una notable presencia, ya que podía influir sobre las decisiones políticas y económicas.

edad-media

Qué es la Edad Media

También conocida como Medioevo o Medievo, es el periodo histórico que se dio lugar entre los siglos V y XIV, y en el que numerosos hechos en el ámbito político, religioso, cultural, tecnológico e intelectual, ayudaron a definir lo que más tarde en la historia se conocería como Edad Moderna, junto con la cual le dio forma a la Edad Contemporánea o nuestros días.

Durante esta era, que duró casi un milenio, la iglesia tuvo un rol protagónico en las decisiones políticas y estaba estrechamente vinculada a los imperios y reinados que desfilaron por los continentes durante generaciones.

Datos de la Edad Media

Al ser un periodo extenso, el cual abarcó prácticamente los mil años, existieron grandes modificaciones en todos los aspectos y eventos que dieron un giro histórico a la historia de la humanidad. A continuación, datos que ayudan a comprender qué es la Edad Media.

Periodo en el que transcurrió

Existen varias teorías sobre cuántos años exactos duró dicho periodo, ya que, aunque historiadores se ponen de acuerdo con que el inicio se dio en el año 476, varios establecen que el final se suscitó en el año 1453 coincidiendo con la invención de la imprenta y algunos otros, que finalizó en 1492, año en el que el explorador Cristóbal Colón llegó a América. Lo que sí está esclarecido es cuántos siglos duró la edad media, que fueron 11 (desde el V hasta el XV).

Inicio

Esta toma lugar en la historia cuando la Edad Antigua finaliza en la civilización occidental, coincidiendo con la caída del Imperio Romano Occidental en el año 476. Pero parte de los historiadores sostienen que existió la Edad Antigua Tardía, que se extendería hasta los siglos VI y VII, con lo que definirían la transición gradual de una era a otra. Otros autores franceses, llegaron a considerar que la Edad Antigua tuvo presencia hasta los siglos IX y XI.

La transición de la Edad Antigua a la Edad Media, transcurrió de manera gradual, pues existieron diversos cambios económicos, sociales, políticos, ideológicos y culturales. Se sustituye el modelo esclavista por el feudalismo, aparecen los estamentos propios de la era y desaparece la ciudadanía romana, desaparece el centralismo del sistema romano y el teocentrismo cristiano y musulmán toma protagonismo.

Final

La culminación del Medioevo, fue demarcada por la caída del Imperio Bizantino con la toma de Constantinopla por los turcos y la invención de la imprenta, dando paso al inicio de la Edad Moderna.

Calamidades naturales, como las inundaciones y la poca presencia de luz solar, afectaron los cultivos. Luego de ello, la carestía ensombreció el continente, y más adelante la peste negra y grandes conflictos como la Guerra de los Cien Años, significaron el fin de la larga era, abriendo paso al Renacimiento.

Sobrenombres

Durante la Edad Media, era común adicionarle a los nombres alguna característica predominante en la personalidad de quien lo portaba, bien fuese positiva o negativa. Esto era común otorgárselo a los reyes, condes y emperadores.

Algunos de los más destacados fueron los siguientes:

  • Justiniano II (669-711) : Emperador bizantino. Era conocido como el “Nariz Cortada”, debido a su tiranía, su nariz fue mutilada.
  • Pipino III (714-768) : Rey de los francos. Llamado “Pipino el Breve”, por su corta estatura (1,37 cm).
  • Constantino V (718-755): Emperador bizantino. Llamado “Coprónimo”, debido a que cuando fue bautizado, defecó en la pila bautismal.
  • Edgar I (943-975): Rey inglés. Lo apodaban “El Pacífico”, pero en este caso, era un sobrenombre incongruente e irónico, pues fue un rey cruel y violento.
  • Ramiro II (1086-1157): Rey de Aragón. Conocido como “El Monje”, apodado así porque vivió desde pequeño en un monasterio y fue obispo cuando ascendió al trono.
  • Alfonso II (759-842): Rey de Asturias. Llamado “El Casto”, presuntamente porque no se evidenciaron desvaríos amorosos extramatrimoniales.
  • Enrique IV (1425-1474): Rey de Castilla. Conocido como “El Impotente”, debido a que padecía de impotencia sexual, y varios detractores aludían esto a su presunta imposibilidad para gobernar.
  • Felipe V (1683-1746): Rey de España. Apodado “El Animoso”, apodo que le fue otorgado por sus cambios de humor y episodios demenciales.

Modelo político predominante

Edad Media-4

El feudalismo tomó presencia y se instauró como sistema político predominante en la línea de tiempo de la Edad Media. Los señores feudales serían los que poseían una posición privilegiada, como el caso de la realeza, la nobleza y el clero, ya que administraban las tierras. Por otro lado, los vasallos son los que estaban bajo la autoridad absoluta de los señores feudales y que se encontraban a la disposición de los mismos a cambio de protección, obtención de servicios, y debían pagarles tributos a sus señores.

Este modelo abrió paso a un sistema en el que permitió la cooperación entre reales y nobles, con lo que hubo una nueva distribución de las riquezas y el poder. Para ello, hubo una subordinación de los nobles y el clero contra la monarquía.

Por otro lado, el Imperio Bizantino, parte oriental del Imperio Romano, siguió existiendo durante toda la Edad Media hasta la llegada del Renacimiento. Este surge cuando el emperador Teodosio I El Grande (347-395), dividió el Imperio Romano en dos en el año 395, por lo costoso que resultaba mantener seguras las fronteras del mismo. La capital de este imperio fue trasladada a Constantinopla, y su ubicación entre los mares Mármara y Negro facilitó el comercio, por lo que la restauración de la ciudad se vio favorecida.

El auge del imperio se dio lugar durante el gobierno del emperador Justiniano, quien buscó retomar los espacios que el Imperio Romano había perdido con la caída del de Occidente. Muchas invasiones que intentaban recuperar territorios perdidos, representaron un alto precio para el imperio, por lo que cayó en una depresión económica importante con lo que se implementó la recaudación de impuestos a la población.

El papado también marcó presencia durante este periodo como una realidad política. Su origen se dio ante la necesidad de una organización para los seguidores de Cristo.

Existieron grupos cristianos dentro y fuera de Roma, pero pronto impusieron su posición como sede eclesiástica de la capital del Imperio Romano y surgió la figura papal.

La sede romana tuvo un periodo de declive, denominado “Siglo de Hierro” o “Siglo Oscuro”, este tiempo se caracterizó por el dominio absoluto de dos familias romanas – los Teodora y los Marozia -, y el poder que ejercieron sobre los aspectos eclesiásticos y políticos de Roma.

En parte de la época medieval, los papas se vieron reducidos a sus funciones exclusivamente religiosas, y ante la agresividad de la presencia imperial, la Santa Sede quedó expuesta ante la anarquía del feudalismo en la Edad Media, quedando a merced de la nobleza.

Clases sociales

Durante el Medievo, existieron tres grandes grupos de clases predominantes, fuera de la figura del rey: la nobleza, el clero y el campesinado, siendo este último el único grupo no privilegiado.

1. La nobleza: estaba constituida en su mayoría por los que poseían las tierras. Esta clase social a su vez se subdividía jerárquicamente en magnates (marqueses, duques y condes), dueños de las grandes extensiones de territorios; los nobles (vizcondes y barones), señores de tierras más pequeñas; y los caballeros (formaban parte de la guardia personal), quienes solamente poseían un caballo, armaduras y armas. Los nobles defendían los reinos en tiempos de guerra, y cuando no existían conflictos, ocupaban su tiempo en la cacería, competición en torneos de espadas y pesca.

2. El clero: era el grupo perteneciente a la iglesia católica y ortodoxa, conformado por sacerdotes, monjes, obispos, abades y cardenales. Su principal ocupación era la celebración de oficios religiosos, la predicación, enseñanza y administración de los sacramentos. Igualmente, llevaban a cabo los rituales asociados a la iglesia, como los bautismos, confirmaciones, matrimonios y ceremonias relacionadas al nacimiento y la muerte. La iglesia tenía como máxima autoridad la figura del obispo de Roma o papa.

3. El campesinado o los siervos: era el grupo con mayor cantidad de población. A este conjunto lo constituían los artesanos, comerciantes ricos, labradores ricos, oficios liberales y soldados (grupos medios); los campesinos con tierras, artesanos y pequeños comerciantes y funcionarios (grupos modestos); los siervos, jornaleros, campesinos sin tierras y asalariados de oficios pobres (estratos más pobres); y los marginados. Muchos de ellos eran sometidos a la voluntad de sus señores; sin embargo, distaban de los esclavos tradicionales ya que estos sí eran reconocidos en su condición humana, podían tener bienes y eran protegidos por su “dueño”.

Creencias religiosas

edad-Media-2

Durante esta etapa, la iglesia cristiana occidental tuvo mayor desarrollo en su estructura, ya que fue entonces cuando gran parte de sus órdenes y organizaciones fueron conformadas y más tarde fusionadas en lo que fue la institución eclesiástica. Esta institución tuvo gran influencia a nivel social, pues se encargaban de labores educativas y asistenciales a los más desfavorecidos a través de casas de abrigo, hospitales, limosnas, entre otros.

También en la Europa medieval existían los judíos y los musulmanes. El primer grupo se encontraba disgregado en distintas ciudades del continente y su actividad principal era el comercio. Fue un grupo perseguido por sus ideales y poco aceptado. El segundo, los musulmanes, tenían gran ocupación y presencia, especialmente en España.

Sin embargo, la iglesia católica alcanzó su auge en el siglo XII, gracias a sus reformas y al crecimiento del fervor en los grupos más humildes, por la esperanza y la fe de alcanzar una vida mejor a través de los milagros.

A pesar del predominio de las creencias cristianas en la población, existían regiones donde las mismas no lograron tener alcance. Esto dio lugar a que, en estas zonas rurales y poco comunicadas con el mundo exterior, se conservaran creencias paganas previas al cristianismo, donde el esoterismo, magia y superstición inundaban los rituales y dogmas de ese grupo.

Se castigaban las blasfemias a través de dos herramientas poderosas, muy características de la Edad Media: la excomunión y la Inquisición. La excomunión era la expulsión de la iglesia del desobediente, el cual no podía recibir sacramentos, quedando fuera de la ley divina; y la orden de la Inquisición, tribunal encargado de perseguir a las personas con fe dudosa, y para lograr obtener información, les torturaban y mataban.

También eran practicadas las peregrinaciones, viajes a pie que realizaban los fieles, independientemente de su clase social, hasta distintos santuarios, éstas podían durar meses o incluso años. Los motivos de su peregrinaje variaban desde las razones más espirituales (promesas, penitencias o purificaciones) hasta las más seculares (curiosidad o intereses comerciales).

Se creía igualmente que la segunda venida de Cristo sería a los mil años de su muerte y que reinaría en la Tierra por mil años antes del gran Juicio Final. Esto dio lugar al nacimiento de varias sectas, en las que muchos creyentes del milenarismo (como se le denomina a este particular dogma), se despojaran de todas sus pertenencias a modo de hacerse “más dignos” de la llegada de Jesús.

Se corrió el rumor de que aún existía El Santo Grial, que era el cáliz donde Jesucristo bebió en la última cena, pero jamás hubo registro histórico de su hallazgo. Una secta de monjes franceses llamados los albigenses, declararon que lo poseían y gracias a esto, Felipe II, rey de Francia, les declaró la guerra por herejía bajo el consentimiento de la iglesia.

Principales eventos

edad-Media-1

Haciendo un resumen de la Edad Media en cuanto a eventos destacados, se tienen la caída del Imperio Romano de Occidente, la aparición del feudalismo, la conformación y presencia de órdenes religiosas y monasterios, la intolerancia de la iglesia con los detractores y el Imperio Bizantino. De igual manera, se dieron lugar otros de gran impacto que marcaron tendencia en el periodo.

La declaración de la Carta Magna fue uno de los momentos más importantes del Medioevo, pues fue considerada como el origen de las constituciones del mundo.

El Imperio Carolingio, dirigido por Carlomagno (742-814), cuya política era manejada por él y Pipino El Breve, intentó recuperar la cultura clásica en los aspectos políticos, religiosos y culturales del Medioevo. A través del Tratado de Verdún, el Imperio Carolingio se dividió en tres, uno de los cuales fue el Sacro Imperio Romano de Alemania, encabezado por Otón I El Grande, a modo de suceder en cierta forma al Imperio Romano.

Otro suceso que sacudió el continente, fue la Gran Hambruna o Carestía que aconteció entre los años 1315 y 1322. Ello causó que millones de personas cedieran ante la inanición, resultando en el fin del periodo de bonanza económica y explosión demográfica vividos durante los siglos XI, XII y XIII. Fallecidos en las calles por la enfermedad o personas mordidas por los roedores infectados, eran imágenes de la Edad Media.

Tuvo origen en 1315, donde hubo grandes pérdidas de cosechas desde ese año hasta 1317, y no fue sino hasta 1322 donde Europa pudo levantar cabeza frente a esta crisis. Durante ese periodo, se elevaron los niveles de pobreza, criminalidad, e incluso, canibalismo e infanticidio. Esta tragedia hizo tambalear a todas las estructuras de la sociedad medieval.

A finales del siglo XVI la Peste Negra o Bubónica constituyó uno de los episodios más oscuros y tristes de la Edad Media. Dicha enfermedad, cuyos portadores eran las pulgas y los piojos, fue esparcida por todo el territorio europeo por los roedores presentes en las ciudades, campos y pueblos de Europa.

Las cruzadas también se destacan como evento importante: fueron expediciones militares con fines religiosos a modo de recuperar espacios con creencias cristianas de sitios donde había ocupación turca con ideas islámicas. Fueron ocho las grandes cruzadas, que abarcaron los años 1095 a 1291. Ocurrieron porque constituyeron una importante fuente de poder y riquezas, y porque la ocupación en ciertas áreas por cristianos no se encontraba muy sólida debido a la presencia de ejércitos turcos.

Otros eventos que pueden destacarse son el Gran Cisma (la división de la iglesia por diferencia de intereses, creencias y doctrinas); la Guerra de los Cien Años (desde 1337 hasta 1443, debido a la rivalidad existente entre Francia e Inglaterra); y la influencia que tuvo esta era en la ciencia, cultura y aprendizaje moderno; entre otros.

Actividades económicas

La ganadería y agricultura fueron unas de las actividades más desarrolladas en esta era. La agricultura avanzó, pues las tierras de cultivos y bosques eran las propiedades más preciadas, siendo los campesinos el principal motor de esta actividad. Gracias al mejoramiento del clima entre los siglos XI y XIII y a avances tecnológicos como la utilización de arados de reja sustituyendo la de madera, se dio la expansión agraria.

La artesanía y otras labores características de la Edad Media, impulsaron la economía, pues se elaboraban artículos de uso cotidiano como herramientas, utensilios, ropa, calzado, y otros de lujo como joyas, armas metálicas y vestuarios finos. Se dio lugar al intercambio con otras poblaciones (importación y exportación) y se comenzó a mercadear con otros reinos. También existían los sastres, curtidores, herreros, carpinteros, alfareros, carniceros, panaderos, entre muchas actividades.

Desde temprana edad, los niños eran puestos a trabajar. Los varones desde los ocho años de edad ya podían ser pastores y desde los diez podían trabajar, mientras que las niñas ya podían ser empleadas domésticas desde los cinco años.

Personajes destacables

En los casi mil años de esta era, los personajes más destacados fueron:

  • Mahoma (570-632): Padre del islam, tras una revelación del arcángel Gabriel, expandió la palabra de Alá.
  • Carlomagno (742-814): Rey de los francos, fue fundador del Imperio Carolingio.
  • Don Pelayo (685-737): Primer monarca de Asturias, frenó la expansión musulmana hacia el norte.
  • Urbano II (1042-1099): Papa católico que impulsó las Cruzadas para recuperar sitios sagrados en Palestina de mano de los musulmanes.
  • Averroes (1126-1198):Realizó una enciclopedia médica, y sus escritos tuvieron impacto en el pensamiento cristiano del medioevo.
  • Dante Alighieri (1265-1321): Autor de la Divina Comedia (obra importante de la literatura en la Edad Media) expositor de la transición del pensamiento medieval a renacentista.
  • Juana de Arco (1412-1431): Militar decisiva para la unión de Francia y desenlace de la Guerra de los Cien Años a favor de la nación.
  • Marco Polo (1254-1324): Explorador y aventurero que relató descubrimientos durante sus viajes en el mundo.
  • Inocencio III (1161-1216): Uno de los papas más poderosos, que impulsó el cristianismo, y puso el poder de la iglesia por encima del poder del emperador.
  • Alfonso X El Sabio (1221-1284): Monarca español que dejó poemas de la Edad Media, que dieron lugar al inicio de la prosa castellana.
  • Santo Tomás de Aquino (1224-1274): Exponente de la filosofía en la Edad Media, expuso que la lógica y los pensamientos de Aristóteles no contendían con la fe católica.
  • Francisco de Asís (1181-1226): Fue uno de los primeros santos en martirizarse.
  • Isabel La Católica (1451-1504): Durante su reinado se produjo el descubrimiento de América gracias a la fe que le tuvo a Cristóbal Colón.

Etapas de la Edad Media

edad-Media-4

El Medievo fue delimitado por tres grandes etapas:

Alta Edad Media

La Alta Edad Media marcó el inicio de esta era, abarcando desde los siglos V al XI, en el que se evidenció el auge del feudalismo sobre la realeza. Se consideró a la Alta Edad Media como una etapa oscura debido a la ignorancia existente y la cantidad de guerras; en las que los imperios Bizantino, Islámico y Carolingio se disputaban la supremacía.

Plena Edad Media

La Plena Edad Media va desde el siglo XI al XIII, siendo considerada como la transición de la Alta a la Baja Edad Media. En este periodo, el poder de la realeza se establece sobre los señores feudales; la agricultura evidencia una gran expansión, gracias a los avances tecnológicos en el área, por lo que hubo mejoras en la alimentación, lo que abrió paso a otras áreas económicas, como la artesanía; así mismo se dio lugar al renacimiento de grandes ciudades y comercio; entre otros eventos.

Historiadores consideran que la Plena Edad Media no existe, quiere decir entonces que la era podría dividirse solamente en Alta y Baja Edad Media. Sin embargo, otros autores utilizan el término para demarcar mejor los acontecimientos en ambos periodos y entender la evolución del medioevo.

Baja Edad Media

Esta etapa, entre los siglos XIII y XIV, dio conclusión a esta era. Fue un periodo en el cual surgió la burguesía; se dieron lugar a viajes de exploración en el mundo; los reinados se fortalecieron; la cultura y religión mantuvieron su influencia (se construyeron universidades y grandes monumentos); y surgieron la hambruna, la peste y otras guerras.

Feudalismo en la Edad Media

Este fue un sistema político en el cual existían dos agentes principales: el señor feudal (dueño y administrador de las tierras) y el vasallo (quien se sometía a los señores feudales a cambio de servicios y protección). El señor feudal se encontraba al mando gracias al poder que le otorgaba la posesión de territorio, ya que éste representaba un bien valioso, y el vasallaje se vio atenido a las decisiones y ordenanzas que los mismos establecían.


Bibliografía

Martínez, Aurora. ( Última edición:27 de noviembre del 2019). Definición de Edad Media. Recuperado de: https://conceptodefinicion.de/edad-media/. Consultado el 6 de diciembre del 2019