Definición de Hipnoterapia

- Definista

Es el estado de relajación máxima de la mente humana en su estado natural. Por lo tanto, el hipnotizador lleva a la persona a ese estado de bienestar a través de indicaciones específicas. La hipnosis se puede utilizar en una terapia con el objetivo de permitir que el paciente se conecte de una manera más profunda con su mundo interior y pueda responder de una manera más clara y sincera a las preguntas.

Hipnoterapia

Una persona que realiza hipnosis tiene el poder de guiar a las personas a través de pautas específicas hacia un estado de relajación.

Por lo general, las personas buscan este tipo de terapia frente al estrés y la ansiedad, también se puede utilizar como un método de apoyo para dejar de fumar, también puede ser una herramienta para ayudar en el tratamiento de una fobia. Desde otro punto de vista, también es posible utilizar la hipnoterapia para superar algunas barreras, como la inseguridad personal y la timidez.

En casi todas las culturas, y en diferentes momentos, el trance ha sido utilizado como un medio visionario para la curación. En algunos rituales, es el sanador o sacerdote el que entra en trance y, en otros, es el paciente quien lo hace.

Hoy, el trance hipnótico continúa siendo inducido como una forma de acceso a esa “otra mente” que se esconde detrás de la conciencia, el subconsciente, tanto para obtener información de ella, como para reorganizar viejas creencias, hábitos o apegos.

En 2001, el Comité de Asuntos Profesionales de la Sociedad Británica de Psicología encargó una investigación sobre la hipnosis y sus aplicaciones. Para esto, se formó una comisión de trabajo, cuyo informe final titulado La naturaleza de la hipnosis se encuentra en el sitio web de la Sociedad Británica de Psicología, es de libre acceso y tiene un permiso explícito de reproducción. Este informe establece que: La hipnosis es un tema válido para el estudio y la investigación científica, y también es una herramienta terapéutica comprobada.

Se puede confirmar que en Occidente, el primero en utilizar la hipnosis tal como la conocemos hoy fue Franz Anton Mesmer, un médico austríaco interesado en estudiar los efectos del magnetismo en planetas y seres vivos. En 1773 logró curar en Viena a una paciente que sufría convulsiones y le aplicó imanes en el vientre, lo que le dio notoriedad. Luego viajó a París, el centro del mundo moderno, y allí continuó investigando los efectos de los imanes.

Otros conceptos: