1. Definición
  2. Humanidades ⛪
  3. Jurisdicción

Jurisdicción

La Jurisdicción es la potestad, derivada del poder del estado, para resolver conflictos personales de cualquier ciudadano utilizando la ley como medio de presión para que se cumpla el veredicto elegido por el juez. La palabra deriva del latín “jus” (derecho), “dicere” (declarar) y “lurisdictio” (dictar derecho). Las jurisdicciones surgieron como una medida de organización para iniciar los juicios en contra de los criminales, además de crear un lugar para mantener a los jueces organizados y, también, actualizar sus conocimientos; cabe destacar que esto es una de las organizaciones que aparecieron cuando una sociedad emergente aparecía.

jurisdiccion

El concepto de jurisdicción abarca un carácter totalmente definitivo e irrevocable, es decir, una vez que esta ha sido decidida, nada ni nadie puede anularla. La aplicación jurisdiccional es exclusiva del poder judicial de cualquier territorio del mundo, claro está, respetando las competencias de cada uno de ellos de acuerdo a la materia. Una vez que la potestad del Estado ha sido ejercida, la actuación es tomada en cuenta como cosa juzgada. Ahora bien, cuando se habla de la definición de jurisdicción en un sentido amplio, se habla del territorio asignado al tribunal para ejerza la potestad que le corresponde por derecho y por ley.

Qué es una jurisdicción

El concepto de jurisdicción es afín al sitio geográfico que ha sido asignado por una autoridad competente para que los tribunales puedan hacer uso de sus capacidades en el ejercicio del derecho respetando las competencias de acuerdo a la materia y cuantía del tribunal. En un factor bastante amplio, la jurisdicción no es más que el sitio o territorio en el cual el Estado ejerce y aplica la soberanía. De acuerdo a la jurisprudencia evaluada por estudiosos del derecho, la jurisdicción es denominada una función pública que sólo pueden ejercer los órganos pertenecientes al Estado con una competencia determinada.

La jurisdicción tiene una serie de características y elementos que permiten su correcta aplicación en el territorio que ha sido asignado por la autoridad o por el órgano jurisdiccional. Ahora bien, gracias a los requisitos estipulados en las leyes que permiten ejercer lo que es la jurisdicción, hacen que el estado puede dirimir diferentes controversias, conflictos y problemas de índole jurídico. Una vez que han sido evaluados cada uno de los elementos sometidos a juicio, se procede a denominar la cosa juzgada y posteriormente se procede a la ejecución de una sentencia que bien puede ser favorable o no. Eso, a nivel general, abarca el significado de qué es jurisdicción.

Características de una jurisdicción

Como se mencionó con anterioridad, todo lo relacionado a lo que es jurisdicción tiene una serie de características que permiten su correcta aplicación libre de vicios o de fraudes legales. Realmente se habla de una característica pública, única, exclusiva e indelegable. ¿Se notan algo importante en ellas? Pues sí, precisamente cada una de ellas está presente en la definición la jurisdicción precisamente porque gracias a ellas es que esta pueda existir. Si uno de estos elementos llega a faltar, entonces no se hablaría de una jurisdicción o, en el peor de los casos, estaría totalmente viciada y toda decisión tomada bajo esa premisa quedaría nula.

Pues bien, viendo esto desde el punto de vista característico, se puede partir desde la premisa pública. ¿Por qué una jurisdicción es pública? porque el Estado es el encargado de ejercer la soberanía en el pueblo, esto lo hace mediante una jurisdicción concurrente, de manera que no solo pueda hacer su voluntad de acuerdo a la jurisdicción y competencia, sino que también satisfaga las necesidades de los particulares e incluso de las instituciones que tengan que pasar por procesos judiciales o, en este caso, por un proceso jurisdiccional. Cabe destacar que gracias a esta características, esta se regula por medio de las normas del derecho público.

Por otro lado, está la característica única, la cual aborda un proceso jurisdiccional a nivel nacional, es decir, este es siempre el mismo, no hay cambios, no transformaciones leves ni nada que tenga que ver con el cambio total o parcial de este. En cuanto a la exclusividad de este tema, se debe mencionar que se subdivide en dos vertientes sumamente imperativas no solo para el entendimiento de los estudiosos del derecho, sino también para la aplicación en el territorio específico o nacional. Se habla de una exclusividad a nivel interna, la cual abarca los tribunales autorizados únicamente por la constitución de un determinado país para ejercer su soberanía.

Ahora bien, la exclusividad externa se refiere a que los Estados pueden ejercer su soberanía excluyendo al resto con prescindencia. Por último, está la característica indelegable y es realmente la más importante de todas, esto es debido a que el juez que ha sido facultado con jurisdicción y competencia, no puede excusarse, delegar o inhibirse a la hora de hacer ejercer la administración de la justicia. El simple hecho de infringir esta característica supondría una consecuencia grave para el letrado. No basta con aceptar la función, sino de garantizar que esta se está aplicando correctamente, libre de vicios y siguiendo los parámetros de la ley.

jurisdiccion justicia juridiccion justicia estado soberano

Diferencia entre jurisdicción y competencia

Como se ha mencionado a lo largo de este post, la jurisdicción tiene que ver con un determinado territorio asignado a un tribunal para que este ejerza la facultad de administrar justicia gracias al poder que le ha brindado el Estado. Ahora, en cuanto a la competencia, esta se refiere a una potestad impuesta por el estado para conocer un determinado conflicto. En el área del derecho se habla de temas civiles, mercantiles, penales, laborales, constitucionales etc. Si un tribunal tiene competencia mercantil, no puede decidir sobre un conflicto laboral aún cuando este posea la jurisdicción debido a que no es un tema que le concierte o simplemente porque no tiene el conocimiento adecuado para dirimir la controversia.

La diferencia entre jurisdicción y competencia es muy latente y cada premisa está especificada en la constitución de cada territorio existente en el mundo. Se puede hablar incluso de una jurisdicción voluntaria en competencias diferentes, pero estos son casos especiales que deben evaluarse con sumo cuidado. La competencia, así como la jurisdicción, también tiene su propia clasificación. Se trata de una clase territorial, la cual concede la creación de un tribunal o juzgado con competencia en determinada materia en un área geográfica específica. Está la competencia objetiva, la cual escoge el tribunal que se abocará a resolver el conflicto.

Por último, la competencia por conexión, la cual reúne los procesos que tienen sujetos u objetos en común. Esto se hace a nivel administrativo para evitar tratar de manera aislada un delito o conflicto que ya ha sido denunciado con anterioridad.

Elementos de la jurisdicción

Así como esta posee una serie de características y clasificaciones, la jurisdicción también posee 3 elementos fundamentales para su aplicación en los territorio designados, estos son la forma, contenido y su función. La forma no es más que las partes que conforman al proceso jurídico, se denomina también como una parte externa de este procedimiento y se conforma por el juez y la parte activa y pasiva. Asimismo, se está frente al contenido, el cual se basa al conflicto propiamente dicho que genera la necesidad de establecer un tribunal y proceder a un juicio.

Para que este elemento tenga efecto, es necesario el poder de coercibilidad del estado, de lo contrario, no se habla de un actor jurisdiccional. El contenido es, en términos jurídicos, la manera de reparar el derecho que ha sido lesionado o resquebrajado por una persona determinada, institución, ente e incluso una empresa. Luego de que se estudie completamente el contenido, las partes pueden actuar, pedir la reparación del derecho debido a los daños y perjuicios y, finalmente, el tribunal dictamina una sentencia que debe ser ejecutada a la brevedad posible. Para esto se hace una gestión jurisdiccional competente.

Por último, está el elemento de la función, cuyo principal objetivo es plasmar una garantía constitucional de que el derecho lesionado va a repararse, siempre y cuando este mismo este sancionado por la constitución del territorio o por cualquier ley ordinaria vigente durante el proceso. La garantía es satisfacer las necesidades del colectivo, si esto no se cumple, entonces no se puede hablar de un Estado y menos aún, mencionar a la jurisdicción y todo lo referente a ella. Aquí se hace mención de la característica indelegable porque, a diferencia de las leyes, las sentencias emitidas por los tribunales no pueden reformarse.

Límites de la jurisdicción

A lo largo de este post se ha especificado que la actividad referente a la jurisdicción engloba el tiempo y el espacio, tomando en cuenta esto, es aún más claro que existen unas limitaciones marcadas que podrían impedir su aplicación en determinadas áreas. Los límites de acuerdo al tiempo van relacionadas al cargo del juez, es decir, la constitución le da a una determinada persona la potestad de hacer valer la justicia en los tribunales, pero claro, todo tiene un lapso de tiempo estipulado. Una vez que ese lapso se haya cumplido, ese juez no puede ejercer la jurisdicción.

Ahora, los límites de acuerdo al espacio se subdividen en dos vertientes importantes: Límites externos e internos. Los primeros delimitan el espacio en el cual se va a aplicar la jurisdicción. La regla amplia es que la soberanía del Estado es el límite. Ahora bien, los internos abarcan también la jurisdicción de otros países e incluso de sus propias funciones, a partir de acá nace la llamada competencia que se ha mencionado en múltiples oportunidades en este amplio y extenso tema relacionado al derecho. Otro límite importante que se debe destacar, es el respeto a los derechos fundamentales que tienen todos los ciudadanos de un determinado territorio.

Con respecto a eso último, el límite es bastante marcado porque ningún juez puede aplicar una sentencia que vaya en contra de los derechos fundamentales de los individuos, los cuales están previstos en las constituciones de los países del mundo. En algunos estado, estos derechos son la vida, la educación, la libertad de expresión, libertad de sexo e incluso de religión. Los derechos humanos están por encima de la jurisdicción y de cualquier ley ordinaria vigente o que esté por crearse y eso no se puede cambiar a menos que la decisión sea unilateral por la organización de la naciones unidas (ONU).

Ni siquiera una jurisdicción voluntaria o una jurisdicción sanitaria puede pasar por encima de estos derechos fundamentales.

Qué es el proceso jurisdiccional

Este proceso es incluso más largo y extenso que la misma definición de jurisdicción, esto es debido a que se trata de un cúmulo o conjunto de acciones jurídicas que van a ser dirimidas en un juicio, de manera que se pueda hacer el uso y aplicación correcta de la ley no sólo para resolver el conflicto presentado, sino para satisfacer las necesidades del colectivo o de los individuos cuyos derechos han sido lesionados. En estos casos, los órganos jurisdiccionales deben cumplir con el deber de ofrecer una tutela jurídica eficaz, suficiente y eficiente.

El proceso jurisdiccional está representado por el Estado mediante tribunales previamente conformados, por las partes intervinientes e interesadas, que en este caso es el demandante y el demandado y, por último, de los terceros que, de alguna u otra manera, tienen intereses en el caso o cuya presencia es imperativa para la resolución del conflicto. Los procesos son empleados y circunstanciados para aplicar una determinada ley, claro está, tomando en cuenta la competencia del acto para poder solucionarlo. Este proceso tiene dos momentos importantes, el constitucional, que cita a la carta magna de un territorio y el procesal, el cual pone en acción al articulado para administrar justicia.

Hay algo sumamente importante que se debe tomar en cuenta en este apartado y es que el proceso y procedimiento no son las mismas cosas. El procedimiento abarca todas las normas y mecanismo que se emplean en el juicio para poder llevarlo a cabo y esclarecer las dudas o dirimir el conflicto. En términos generales, se trata de los actos, las leyes, las experticias, resoluciones y diligencias que se llevan a cabo para finalmente esclarecer los hechos, esto lo hacen los jueces y los tribunales para hacer uso de sus facultades como órganos administradores de justicia.

Por otro lado, está el proceso, el cual es sumamente complejo, esto sucede porque, a pesar de que el proceso hace referencia a la existencia de un procedimiento en curso, este no siempre está presente en los procedimientos. El proceso aborda la relación de las partes activas del juicio y su objetivo final, es decir, las intervinientes meramente interesadas y la meta que desean alcanzar, el premio o el derecho que desean salvaguardar. El proceso tiene un objetivo muy claro y es el de culminar el juicio de una manera justa para todas las partes, la justicia siempre será primero.

Para que esto pueda lograrse, el proceso utiliza al procedimiento. La palabra procedimiento no es única y exclusiva del derecho procesal, tampoco del litigio, esta puede utilizarse y emplearse en diferentes contextos, además, en el proceso judicial, es una parte externa, una actividad formal que tiene cabida e interés en los actos procesales. Si se toma en cuenta al derecho procesal, queda muy claro que este se guía y se ocupa directamente del proceso (juicio) y no del procedimiento. Realmente esto puede llegar a ser bastante complejo a simple vista, pero una vez que se tiene suficiente conocimiento del tema y se manejan las vertientes de todo este contenido, todo esto queda totalmente claro.

La jurisdicción es un tema amplio que vale la pena ser estudiado, no solo por los temas generales, sino también por los específicos como la jurisdicción sanitaria y su importancia en los centros de salud del mundo y el efecto de los órganos jurisdiccionales tanto en un territorio como en el mundo.


Bibliografía

Pérez, Mariana. ( Última edición:15 de octubre del 2019). Definición de Jurisdicción. Recuperado de: https://conceptodefinicion.de/jurisdiccion/. Consultado el 16 de noviembre del 2019