1. Definición
  2. Educación ?
  3. Lectura

Lectura

La lectura es una actividad que consiste en interpretar y descifrar, mediante la vista, el valor fónico de una serie de signos escritos, ya sea mentalmente (en silencio) o en voz alta (oral). Esta actividad está caracterizada por la traducción de símbolos o letras en palabras y frases dotadas de significado, una vez descifrado el símbolo se pasa a reproducirlo. Es hacer posible la interpretación y comprensión de los materiales escritos, evaluarlos y usarlos para nuestras necesidades.

Lectura


Publicidad

Qué es lectura

Es la comprensión del contenido de un texto u otros medios en el que es necesario decodificar la información, bien sea a través del lenguaje convencional, signos gráficos o alguna simbología no lingüística. En este proceso es el cerebro el que se encarga de interpretar y descifrar estos códigos. La etimología de la palabra proviene del latín lectura, que quiere decir “acción de leer o escoger”.

Esta forma parte fundamental del aprendizaje, ya que es obligatoria para el eficiente desarrollo del conocimiento. Aprender a leer bien es esencial, ya que permite desarrollar buenos hábitos acompañados de concentración y atención. Puede realizarse con textos de carácter público como periódicos, libros y revistas para realizar lecturas de reflexión o de información, o de carácter privado como en la lectura de cartas o de diarios y blogs personales.

En muchos materiales se incluyen imágenes que complementan la información textual; recursos muy popularizados en las lecturas para niños. Las imágenes aportan información y ayudan a comprender mejor los textos.

Historia de la lectura

La escritura que era convertida en sonidos data de hace aproximadamente unos 3.500 años. Pero no es sino hasta el siglo II y IV cuando la llegada del pergamino ofreció la posibilidad de realizar grandes escritos que podían ser guardados y ser leídos de manera fluida (siendo el equivalente al libro de nuestros días, con la diferencia que este formato permite hacer saltos). En el siglo V se realizó esta práctica de manera silenciosa aunque no era muy común.

En el siglo XV durante la Edad Media, las personas no tenían la libertad de leer lo que les interesara o lo que quisieran, pues el papa Alejandro VI (1431-1503) desaprobó una gran cantidad de escritos a las sedes eclesiásticas de varios distritos y más adelante a toda la iglesia en general por su sucesor, el papa León X (1475-1521).

A pesar de ello, existieron autorizaciones para su libre ejercicio que, en principio, autorizaban algunos obispos, ya que más tarde asumió el Estado dicha labor. Luego en 1559, la santa inquisición de la iglesia católica creó el índice de libros prohibidos, un listado de textos que prevenían a las personas de leer las obras prohibidas. Aunque actualmente existe libertad para leer, algunos libros son lanzados con versiones más aptas para todo público, en cierta forma que puedan incluso estar a la altura de la lectura para niños y estos disfrutarlos.

Para nuestras épocas, el hábito de leer se ha convertido en la herramienta clave para informarse, así como entretenerse. En Europa, su práctica en voz alta, así como la salmodia (lectura de Salmos emitiendo cánticos) y el canto se popularizaron durante décadas, conservándose para actividades religiosas. Si bien anteriormente existía un alto porcentaje de analfabetismo, disminuyó con el paso de los años al considerar la lectura de la Biblia como un derecho, por lo que muchas naciones alfabetizaron al colectivo.

En la actualidad la conciencia ecológica, la llegada de dispositivos electrónicos y el Internet, han desplazado soportes físicos para leer, tales como los periódicos y materiales de estudio, pues las computadoras (desde la de escritorio, hasta el teléfono móvil inteligente) han permitido que el costo por este hábito disminuyera, además que resulta práctico y la posibilidad de compartir el material a grandes distancias con facilidad. El fenómeno de globalización ha permitido que muchos textos en otros idiomas estén a nuestro alcance, por lo que pueden realizarse lecturas en inglés u otros idiomas de nuestro interés.

No siempre se pueden realizar lecturas cortas; leer de una pantalla grandes textos puede significar un deterioro en la vista y cansancio mental, para lo que existen formatos como los libros electrónicos adaptados de tal forma que asemejan a los libros físicos. Otra ventaja que ofrece el medio digital, es la capacidad de conectar una información con otra a través de los hipervínculos, en los que el lector tiene la posibilidad de expandir su conocimiento sobre algún tema contenido en lo que está leyendo sin necesidad que el texto original lo explique con mayor detalle.

Otros recursos literarios electrónicos para las lecturas de hoy son los blogs, las revistas en línea, las comunidades y las bibliotecas virtuales, que proporcionan información acorde a la necesidad del usuario ávido de textos de calidad, independientemente de su propósito.

Tipos de lectura

Lectura-2

Lectura mecánica

Es la que se realiza automáticamente sin ser necesaria la comprensión del texto, realizada de forma consciente y en la que se desglosan y descifran todos los códigos en ella, llevando las letras y signos (tanto ortográficos como de puntuación) a fonemas (palabras pronunciadas de una manera correcta).

Esta es la que aprende una persona cuando comienza a leer en la etapa escolar uniendo vocales con consonantes formando las primeras palabras que aprende, aunque no esté consciente sobre qué es exactamente lo que lee. Esto ocurre de la misma forma en una persona adulta cuando lee textos en un lenguaje distinto al suyo, porque puede que, aunque lo pronuncien correctamente, es posible que desconozcan su significado.

En este tipo, existen tres factores importantes que convertirán a una persona en buena lectora: su correcta pronunciación a un ritmo normal, su fluidez y la entonación con la que se expresa, respetando los ritmos y puntuaciones.

Lectura comprensiva

Se realiza acompañada de una interpretación correcta. Esto está dirigido a la interpretación y comprensión crítica del texto, pues el lector no es una entidad pasiva, sino activa en ese proceso, es decir, decodifica el mensaje, lo interroga, lo analiza, lo critica.

Es importante enfatizar que la lectura en el proceso cognitivo de cada ser humano es fundamental; gracias a ello podemos integrar nueva información en la estructura mental.

De esta manera, nos acerca a la cultura, siendo una contribución fundamental para el desarrollo intelectual del lector.

Por otro lado, el aprendizaje ocurre cuando el lector entiende lo que se lee, incluso cuando es de naturaleza recreativa y no hay intención de aprender.

Lectura crítica

Es la que se realiza de forma analítica: además de comprender lo que se dice en un texto específico, se intentará analizar qué se ha expresado para verificar sus éxitos, sus errores y las formas en que se presenta la información. Este tipo requiere un aprendizaje correspondiente y que vale la pena dominar; gracias a ello se pueden resumir textos, crear guías y mejorar la toma de decisiones al tener argumentos sólidos.

Para este tipo, es necesario comprender lo mejor posible el texto sintetizando su contenido, separando las ideas, los hechos de las apreciaciones del autor sobre el tema; y leer otras fuentes aplicando los criterios mencionados, de manera que se pueda obtener una perspectiva más general y completa. Gracias a este proceso, es que se puede obtener una crítica de calidad.

Enseñanza de la lectura

Lectura-3

Lectoescritura

Es la habilidad para leer y escribir. Sin embargo, dentro del contexto educativo es considerada un proceso de aprendizaje, al cual los docentes pondrán mayor énfasis durante la etapa inicial de educación (4 a 6 años), asignándoles a los niños diversas tareas que implican actividades de lectoescritura.

Esto también implica la unión de dos procesos que se encuentran totalmente conectados: la lectura y la escritura. Leer y escribir son dos actividades que (para quien no las domina) pueden resultar un poco difíciles pero son fundamentales, y de las cuales dependerá el hecho de que la persona continúe aprendiendo por el resto de su vida.

Los beneficios directos de la lectoescritura son el perfeccionamiento de la ortografía, mejorar la concentración, estimular la imaginación, potencia el aprendizaje y el pensamiento y mejora la capacidad del lector para expresarse.

Estrategias de lectura

Para que este proceso resulte más efectivo, existen algunas estrategias a aplicar, entre las que pueden destacar:

  • Repasar, para que puedan reafirmarse las ideas o asegurarse de que ningún detalle se escape.
  • Aplicar los conocimientos que ya se poseen para un mayor pensamiento crítico y conectarlo con la información nueva que se nos presenta.
  • Proyectar la voz de lo que se está leyendo, para que, no solamente al visualizarla sino al escucharla también, la información pueda llegar más efectivamente.
  • Realizar síntesis de lo leído también representa una útil estrategia para calibrar qué tanto se entendió y tomar en cuenta palabras claves en su contenido; es decir, realizar un reporte de lectura.
  • Crear imágenes sobre lo que se lee, así como tratar de prever qué posiblemente vendrá en lo siguiente, ayudará a que el lector se conecte.
  • Herramientas como mapas conceptuales y mentales pueden ayudar a sintetizar una información extensa.
  • Evaluar y realizarse preguntas sobre el texto ayudará a determinar el grado de comprensión lectora, a la vez que deben realizarse pausas para descansar y moderar el ritmo.
  • Tomar notas para realizar repasos rápidos.
  • Categorizar y priorizar el tema que más nos interesa y una vez entendido, pasar a las ideas complementarias sobre el mismo.
  • Comenzar a realizar lecturas cortas, para luego ir avanzando hacia textos más largos aplicando las estrategias anteriores.

Comprensión lectora

La comprensión lectora constituye el proceso mediante el cual un lector manifiesta su conocimiento previo, así como nuevos significados al interactuar con el texto. Es la base para entender la interacción del lector con el texto, este proceso se desarrolla de manera diferente en cada lector, cada individuo desarrolla diferentes patrones usa diferentes habilidades al enfrentar un texto.

Este proceso lo realiza al confrontar los conocimientos que ya posee, más los que consigue en el texto, con lo que construye un nuevo conocimiento. La comprensión lectora va a ser distinta de acuerdo a cada persona, pues desarrollarán y aplicarán distintas destrezas y habilidades al leer un texto, y en la medida que el lector posea conocimientos antes de realizar esta tarea, mayor será su desempeño en deducir y estructurar modelos de significado.

Importancia de la lectura

Su importancia radica en que es la principal fuente de enriquecimiento personal, pues nos permite adquirir conocimientos útiles, mejorar nuestras destrezas comunicativas, desarrollar nuestra capacidad de análisis, nos ayuda a pensar con claridad o resolver problemas, también a recrearnos, entre otros.

Antes de leer conviene saber cuál es su propósito, es decir, por qué nos interesa leer. Cuando sabemos qué buscamos en ella, estamos mejor preparados para conseguir los materiales que puedan satisfacer nuestros intereses.

Preguntas Frecuentes sobre Lectura

¿Qué es la lectura?

Es la comprensión del contenido de un texto u otros medios en el que sea necesario decodificar la información, bien sea a través del lenguaje convencional, signos gráficos o alguna simbología no lingüística.

Leer más

¿Cuáles son los tipos de lectura?

Existen muchos: oral, silenciosa, rápida, secuencial, inconsciente, intensiva, mecánica, receptiva, reflexiva, selectiva, inferencial, literal, crítica, informativa, recreativa, científica, braille, musical, fonética y pictográfica.

Leer más

¿Para qué sirve la lectura?

Sirve para estudiar y aprender, puede ser más eficaz si se desarrollan estrategias, tales como la exploratoria, rápida, profunda, relectura y repaso, y es más conveniente combinarlas con técnicas de estudio, como el subrayado, la formulación de preguntas, la consulta del diccionario, el resumen, la toma de notas, la elaboración de fichas, entre otras.

Leer más

¿Cómo se puede mejorar la lectura?

La práctica puede mejorar notablemente las habilidades en ello, así que leer regularmente es importante; comenzar leyendo discursos con lenguajes menos elaborados hasta llegar a los especializados van a ejercitar la destreza; hacer anotaciones puede servir para una mejor comprensión; pausar de vez en cuando para su análisis; preguntarse sobre lo leído para determinar qué tanto se ha asimilado; y apoyarse en un diccionario para aquellos términos nuevos.

Leer más

¿Cuáles son los beneficios de la lectura?

Estimula el cerebro ayudando al desarrollo de neuronas, mejora la empatía, disminuye el estrés, mejora la retentiva y la memoria, amplía el léxico al aprender nuevas palabras, mejora la ortografía e implica un pasatiempo versátil y barato.

Leer más


Bibliografía

Martínez, Aurora. ( Última edición:20 de mayo del 2020). Definición de Lectura. Recuperado de: //conceptodefinicion.de/lectura/. Consultado el 22 de octubre del 2020