Definición de Tripofobia

- Definista

Este término proviene del griego “trypo”( puntazo, perforación, o perforar agujeros) y “fobia” (pánico). Por lo tanto Tripofobia es el miedo que tienen algunas personas a objetos o formas que tengan agujeros o cavidades. La tripofobia también es llamada fobia de patrón repitiente, y es un miedo absurdo e ilógico ocasionado por la visualización de figuras geométricas muy unidas como las celdas de un panal de abejas, etc.; y aunque esta fobia no esta incorporada en el “Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales” los expertos aseguran que muchas personas afirman sufrir de un miedo ilógico e irrazonable a los grupos de pequeñas formas geométricas, a tal punto de sentir taquicardia y presentar sudoración y ataques de pánico.

Tripofobia

Qué es la tripofobia

La tripofobia es una enfermedad cuya principal característica es el miedo desmesurado y repulsión que sufre una persona, ante la presencia de patrones repetitivos de círculos muy juntos, el miedo se hace más intenso cuando los círculos tienen tamaños similares, en otras palabras, fobia a los agujeros. Según las estadísticas el 25% de los seres humanos sufren de tripofobia y esta enfermedad puede ser más grave de lo que se cree.

Los especialistas británicos Arnold Wilkins y Geoff Cole se han dado a la tarea de indagar un poco más acerca de esta peculiar fobia y han llegado a la conclusión de que este miedo que ha sido poco investigado pudiera hallarse con mucha más frecuencia entre la población de lo que se pensaba, y que se debe a una reacción biológica la cual podría ser producto de una función visual progresiva desarrollada durante el proceso evolutivo del ser humano y que estaría relacionada con algunos animales venenosos.

Para su investigación los especialistas tomaron una serie de imágenes que incitan tripofobia y descubrieron que estas figuras tenían una estructura misteriosa asociada de manera específica con imágenes visuales desagradables. Durante sus indagaciones detectaron que un pequeño porcentaje de las personas objeto de estudio sufrieron reacciones desagradables y molestas al ver las figuras; sin embargo los expertos opinan que todas las personas en algún momento y de manera inconsciente han estado propensas a sentir tripofobia. Ya que al analizar a las personas que dijeron no padecer de la fobia, se dieron cuenta que estas se sentían un poco incómodas al mirar las imágenes.

La tripofobia puede afectar a cada 1 de 4 personas y que como miedo al fin puede aumentar de moderado a extremo, haciendo que la personas que lo padecen no soporten mirar ese tipo de figuras u objetos, creándole así una sensación de angustia. Actualmente todavía existen personas que ignoran la existencia de esta fobia, por eso es importante que este tipo de información se divulgue más y así de esta manera todos tendrán conocimiento de este miedo llamado tripofobia.

Qué causa la tripofobia

Los patrones visuales semejantes a los que aparecen en algunos animales venenosos, pueden desencadenar en una persona tripofobica síntomas de ansiedad.

Los especialistas afirman que la tripofobia puede tener orígenes evolutivos, es decir, las personas que sufren este tipo de enfermedad al observar estos patrones geométrico y repetitivos se mantienen alejados de los animales peligrosos. Es decir, la enfermedad es causada por un instinto de sobrevivencia que viene de nuestros antepasados.

La tripofobia según Arnold J. Wilkins, profesor de la Universidad de Essex, la configuración de los hoyos, seguidos, repetitivos y de tamaños similares, causan una incomodidad y cansancio visual con dolor de cabeza, ya que para el cerebro es complicado procesar de manera eficiente esta imagen por lo que exige más oxigenación.

Este tipo de fobia suele ser de origen innato, no provienen de traumas ni culturas aprendidas, las personas no saben que padecen la enfermedad hasta ser sometidos al estímulo que ocasiona este miedo tan particular. Para una persona saber si tiene o no, este tipo de fobia existe el Test de tripofobia.

El test de tripofobia, es una prueba cuyo principal objetivo es diagnosticar y determinar esta enfermedad en una persona, esta debe visualizar un grupo de imágenes con figuras geométricas muy juntas, con tamaños similares. Por lo general se utilizan imágenes de panales de abejas, enfermedades cutáneas (ficticias), fotos de corales, etc.

Si la persona analizada muestra repulsión o aborrecimiento al observar las imágenes, se puede concluir que padece de este tipo de fobia, si el caso es grave puede requerir tratamiento de un experto en salud mental.

El especialista de salud mental es el único capacitado para practicar el test de tripofobia a pacientes que padecen de tripofobia extrema, de esta manera podrá diagnosticar, prescribir un tratamiento o terapia, según sea el caso.

La Dermatopatofobia, es un miedo incontenido a las enfermedades de la piel o cualquier otro tipo de lesión. Por lo general produce los mismos síntomas de la tripofobia. Las personas con este trastorno presentan altos índices de ansiedad ante la presencia de lesiones o enfermedades cutáneas.

Una persona que padece de dermatopatofobia, puede interpretar que tener la piel muy reseca puede ser un síntoma de una enfermedad cutánea, otras pueden creer que el uso de gel o cremas puede dañar la piel, hay casos de personas que piensan que las picaduras de insectos pueden ser síntomas de una enfermedad.

Síntomas de la tripofobia

Estos síntomas se pueden presentar de manera diferente dependiendo de cada persona. Al igual que la intensidad es variable, los principales síntomas son los siguientes:

Ansiedad, repulsión, palpitaciones, sensación de presión en el pecho, mareos, asco o repugnancia, sensación de desmayo y debilidad, hormigueo en manos y piernas, náuseas acompañadas de vómitos, falla en la respiración, sudoración, temblor.

Como se cura la tripofobia

Al igual que otras fobias la tripofobia tiene cura, existen varios tratamientos mediante el cual se puede superar esta fobia, bien sea a través de medicamento o terapias psicológicas.

  • Cura por exposición gradual, consiste en que el psicólogo expone al paciente, de manera gradual, a imágenes como por ejemplo, hoyos en la piel, ayudando a identificar y controlar los síntomas de la fobia. La exposición de las imágenes poco a poco, hace que el afectado sienta menos ansiedad en la medida que las observa y controle sus síntomas.
  • Terapia cognitiva conductual: esta consiste en que el especialista logre cambiar la mentalidad o visión del afectado en relación a su fobia. La finalidad de este tratamiento es hacer reflexionar, pensar y hablar abiertamente de su problema para que pueda naturalizar su conducta.
  • Medicamentos: el psiquiatra puede prescribir medicamentos como, antidepresivos y tranquilizantes que puedan ayudar a controlar la ansiedad.

Las imágenes que pueden desencadenar una crisis de ansiedad son todas aquellas que tengan agujeros. Existen una serie de imágenes de tripofobia, estas son utilizadas en los test de tripofobia como son: el coral, hoyos de la piel, ropa de lunares, tubos apilados, un micrófono, burbuja de una bebida, una esponja, un panel de abejas, algunas flores o plantas.

Fobia a los hoyos de la piel

Tripofobia

Hay personas que cuando ven imágenes con agujeros sienten un miedo inexplicable, la fobia a las imágenes con agujeros en la piel es un síntoma más de la tripofobia.


Sugiere un concepto

Definiciones Relacionadas:


Otros conceptos: