Definición de Viudez

- Definista

La viudez es el estado al que pasa una persona después de haber perdido al cónyuge a través de la muerte, si es un hombre, se lo llama viudo, y si es una mujer, una viuda. En términos generales, la persona en este estado se llama “cónyuge sobreviviente” . El estado de viudez es considerado uno de los más tristes porque supone que una de las dos personas que decidió formar pareja ya no está allí, y es aún peor si ya hay una familia en el medio.

Cuando hablamos de viudez, usamos el término para referirnos a las personas que se han casado oficialmente o que se han casado oficialmente de acuerdo con los ritos y las tradiciones de su comunidad. Sin embargo, el término también se puede usar para las personas que viven juntas como pareja, independientemente de si se han casado o no.

Viudez

La viudez asume que la persona que queda en este mundo debe seguir adelante con sus vidas y esto es emocional y económicamente. Por lo tanto, aunque es aconsejable llevar a cabo algún tipo de tratamiento que lo ayude a superar una situación tan difícil, existen diferentes legislaciones, en diferentes países que apuntan a garantizar la provisión de subsidios o aportes a quienes se quedan solos.

Ante lo inesperado hay una etapa inicial en la que los sentimientos se adormecen para permitirle a la persona tomar las decisiones urgentes y necesarias. Puede ser una instancia en la que se despliega mucha actividad para resolver problemas prácticos. Después de esto, aparecen dolor y tristeza, esa emoción cálida que se mueve hacia la recomposición personal.

Cuando el dolor pasa por la pérdida de un ser querido, el sufrimiento es inevitable, pero es importante recordar que, en el caso de todas las parejas que no se han divorciado, es una realidad inevitable que, a menos que ambos mueran al mismo tiempo, uno de los dos, en algún momento quedará viuda. Ser conscientes de esto puede ayudarnos a valorar más la vida, a disfrutar más del presente y de los vínculos, y a estar más preparados para nuestra propia muerte y la de los demás.

En nuestra cultura hay patrones que determinan un tiempo de luto que va de seis meses a un año. Después de ese tiempo, se espera que las personas muestran signos de recuperación de la pérdida, o que ya se hayan recuperado. A lo largo de este proceso, las mujeres encuentran nuevas formas de organizar sus vidas. Como todas las crisis, es una oportunidad para poner en práctica los propios recursos y la creatividad aplicada a la vida. El desafío propuesto por los duelos es aprender a soltar, y vivir desde el presente hacia adelante.

La persona cuyo conyuge ha muerto y que, a pesar de haber pasado un largo tiempo de la pérdida antes mencionada, no se ha vuelto a casar, conservando ese estado ante la ley civil de cualquier país del mundo, se llama Viuda/o.

Otros conceptos: