1. Definición
  2. Humanidades ⛪
  3. Delito

Delito

Se entiende por delito, a un comportamiento humano que ha sido originado bien sea por una negligencia o por voluntad propia, resultando ser una acción contraria a la que está establecida por la ley. Infringir las leyes conlleva a ser sometido a una condena o castigo, ya sea por acciones de sentido judicial o civil. Este se encuentra compuesto por una serie de elementos como: acción o inacción, un grado de culpabilidad, tipicidad, punibilidad e imputabilidad.

Delito

Qué es un delito

Este es una conducta que, bien sea por imprudencia o por voluntad propia, termina siendo lo contrario a lo que está estipulado por la ley. Por ende, significa que es un quebrantamiento de las leyes vigentes, lo que genera la aplicación de un castigo o una pena.

Más allá de las leyes, se tiene por definición de delito a todos esos hechos que resultan abominables desde una perspectiva ética o moral.

Es importante resaltar que lo que se cree o no como hecho delictivo ha cambiado con el tiempo y muestra los valores culturales, históricos y legales de una determinada sociedad. En este sentido, en su mayoría los códigos penales se inhiben de agregar definiciones tajantes del delito, sino que son precisadas a partir de eso que está autorizado o no.

Los hecho delictivos son un tema de estudio de la teoría del delito, la cual es una rama del derecho penal, que plantea una jerarquía para el juicio de los comportamientos punibles y dependiendo de la reiteración del hecho, se establecerá si es un hecho delictivo más grave que la primera ofensa.

La apología del delito por su parte, se refiere al hecho de defender acciones ilegales a través del discurso, promoviendo de esta manera todo tipo de conductas ilícitas. Es la justificación pública de un acto que fue declarado delictivo.

En la actualidad, los gobiernos suelen implementar una serie de leyes para la prevención del delito y mantener la justicia penal. Una de la formas más efectivas para la prevención es fomentando las actividades en las comunidades como el deporte o arte, además de la estimulación temprana de los niños, el fortalecimiento de la nutrición y el impulso de ambientes familiares de forma dinámica y no conflictiva.

Qué es la teoría del delito

La teoría del delito investiga las hipóstasis jurídicas y de hecho, que deben encontrarse para determinar la presencia de un crimen, es decir, permite determinar cuándo una acción es considerada delito.

La teoría está basada en un punto de vista hipotético que les permite desenvolverse completamente en el área práctica, al definir con exactitud si hay o no elementos constitutivos del tipo penal en las conductas humanas desarrolladas en la sociedad.

El especialista Raúl Zaffaroni indica en uno de sus libros que “ la teoría contempla el cumplimiento de un trabajo práctico, constituido en la facilitación de la investigación de la presencia o no del delito en cada uno de los casos”

Esta es la razón por lo que “la teoría es la parte fundamental del Derecho penal. Adentrarse en ella, conocerla, compone el sistema más idóneo para relacionarse con el ilícito, parte esencial dentro del mundo judicial”.

Históricamente, se puede hacer referencia a dos perspectivas principales al momento de adentrarse en este concepto:

  • La teoría capitalista del delito: en la exposición causal de ilícito, el hecho es un movimiento, físico, voluntario o mecánico, que provoca un resultado premeditado por la ley penal sin que sea indispensable tener en consideración la intención que acompaña a dicho hecho. Esta teoría principalmente atiende a los elementos descritos al desvalor del resultado, es decir, al daño o puesta en riesgo de un patrimonio jurídico.
  • La teoría finalista del delito: establece que cualquier comportamiento humano se produce por una voluntad cuyo reflejo exterior no puede pasar por alto al momento de evaluar la acción delictiva. Este enfoque tiene mayor hincapié en el desvalor del hecho, es decir, en la recriminación sobre la conducta del delincuente, sea este delito culposo o doloso.
«>Cargando…

Cuáles son los elementos del delito

Delito-2

Los elementos del delito son las características y los componentes que lo conforman, de forma no independiente. Estos elementos se clasifican en:

Sujeto

Individuo o persona que comete el hecho delictivo. El sujeto es clasificado en: activo (individuo físico que comete delito penal), pasivo (es quien sufre el ilícito).

Acción o inacción

Un hecho perpetrado o dejado de ejecutarse, que produzca un daño a otros.

Tipicidad

En este caso depende si el ilícito está juzgado o no, en el código penal.

Antijuridicidad

Aún cuando el comportamiento presente o no tipicidad , éste debe ser sancionado por las leyes para poder ser tomado como un delito.

Grado de culpabilidad

Éste, es el elemento que decide si el sujeto es responsable o no de una acción ilícita.

Imputabilidad

Abarca un conjunto de condiciones de naturaleza mental y física que hacen a un sujeto denunciable de un delito. De no cumplirse estas condiciones, el individuo de ninguna manera podría ser juzgado

Punibilidad

Significa la probabilidad de otorgar una condena, atendiendo a esto, no a cualquier crimen se le puede atribuir una pena.

Tipos de delito

Delito-3

En los códigos penales de cada país existe una legislación que define y contextualiza según la cultura predominante, diversas formas del delito y a partir de allí, se establecen penas y condenas que sirven para fundar el sistema judicial de un determinado país o región, se describen a continuación los más conocidos:

Delito de Hurto

En el uso común, este es la toma de propiedades o servicios pertenecientes a otra persona sin el permiso o consentimiento de ésta con la intención de privar al propietario legítimo de la misma. La palabra también se utiliza como un término abreviado informal para algunos delitos contra la propiedad, como robo, malversación, saqueos, hurto en las tiendas, robo de bibliotecas y fraude (es decir, obtener dinero bajo falsas pretensiones).

En algunas jurisdicciones, el delito de hurto se considera sinónimo de robo; en otros, el hurto ha llegado a reemplazar al robo. Alguien que lleva a cabo un acto o hace un hecho de robo se conoce como ladrón.

Cabe agregar que la acción de hurto se encuentra catalogada según la falta realizada, por ejemplo: hurto agravado, hurto de cosas prestadas, entre otros.

Delitos Civiles

Estos son todos aquellos actos ilícitos realizados por el hombre, envuelve su responsabilidad civil. En un sentido estricto es el hecho que deriva de una acción premeditada y que implica su responsabilidad civil, por un impedimento a un cuasidelito o uno culposo, que deriva de una falta no intencional. Los hechos delictivos civiles, están tutelados por el Código Civil, que reglamenta las relaciones entre individuos, es decir, manda en las cuestiones privadas, y está predestinado a compensar económicamente el daño causado a la víctima.

Los hechos que son considerados como delito civil y culposo civil, podrían ser igualmente un hecho delictivo penal si se hallan plasmados y sancionados por la ley penal. Un delito penal no es, al mismo tiempo un delito civil, si no ha producido daño; como tampoco será un hecho delictivo civil, a la vez un delito penal, si el comportamiento ilícito no está representado penalmente.

Delitos Contra la Vida

Delitos Contra la Vida también conocidos como crímenes de lesa humanidad, son ciertos actos que se cometen deliberadamente como parte de un ataque generalizado o sistemático, o un ataque individual dirigido contra cualquier civil, o una parte identificable de una población civil.

La primera acusación por crímenes contra la humanidad tuvo lugar en los juicios de Núremberg. Desde entonces, dichos crímenes han sido enjuiciados por otros tribunales internacionales, como la Corte Internacional de Justicia y el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia y la Corte Penal Internacional, así como en los enjuiciamientos internos. La ley de crímenes de lesa humanidad o delitos contra la vida, se desarrolló principalmente a través de la evolución del derecho internacional consuetudinario.

Delitos Contra las Personas

Los hechos delictivos contra las personas, son aquellos crímenes cometidos contra la integridad física de las personas, que causan la muerte o lesiones, en sus diversos tipos agravados, como crímenes de homicidio o lesiones graves. En el derecho penal del Reino Unido, el término «delito contra la persona» generalmente se refiere a un delito que se comete por daño físico directo o por la fuerza que se aplica a otra persona.

Por lo general, se analizan por división en las siguientes categorías: Ofensas fatales, Ofensas sexuales, Ofensas no sexuales no fatales.

Delitos Penales

Delito-4

Son penales, cuando causan daño a la víctima, y éstos sujetos a la reparación pecuniaria, pueden dar lugar, a la acción penal y además castigar al delincuente, y a la acción civil para que la víctima, deudor de la obligación, quede satisfecha en su reclamo de los daños sufridos.

El hecho delictivo es también una conducta ilícita, fraudulenta o culpable, pero debe clasificarse (adecuada a los tipos delictivos) enumerados por el derecho penal para estar sujeto a una de las sanciones penales (multa, prisión, encarcelamiento y en algunos países, el pena de muerte).

Los comportamientos criminales pueden ocurrir por acción, como en homicidio o robo, o por omisión, como en el caso de abandono de persona.

Delitos cibernéticos

Estos son también llamados delitos electrónicos o genéricos, este crimen ataca con operaciones ilegales efectuadas a través de la internet o que contiene como propósito dañar y destruir ordenadores, redes de internet o medios electrónicos. Sin embargo, las características que define a este tipo de infracciones son aún mayores y complejas y podrían incluir crímenes tradicionales como el robo, el fraude, falsificación, chantaje y la malversación de caudales públicos en que son utilizados las redes y ordenadores. Con el desarrollo de la Internet y la programación, los delitos informáticos se han vuelto más sofisticados y frecuentes.

Hay hechos delictivos que se efectúan a través de estructuras eléctricas que están conectadas a un gran número de herramientas criminales que buscan incumplir y perjudicar todo lo que se encuentre en el área informática: interceptado ilegal de redes, acceso ilegal a sistemas, daños en la información (averías, borrado, anulación o alteración de data crédito) interrupciones, ataques a sistemas, uso de artefactos, violación de los derechos de autor, pedofilia en Internet, pornografía infantil, siendo estos algunos de los crímenes cibernéticos.

«>Cargando…

Delitos electorales

Los delitos electorales son aquellas actividades u omisiones que perjudican o ponen en riesgo el desarrollo adecuado de la función electoral y arremeten contra los características del voto que debe ser libre, general, personal, directo, secreto e intransferible. Cualquier persona puede cometer delitos electorales: funcionarios partidista, funcionarios electorales, precandidatos, servidores públicos, candidatos, ministro de culto religioso y organizadores de campañas.

Los crímenes electorales pueden suceder de diferentes maneras:

1. Fraude electrónico: mediante la corrupción en los sistemas informáticos que contabilizan los votos.

2. Fraude mediático: no se encuentra vinculado exactamente con la alteración de urnas, sino durante la campaña electoral, por ejemplo la desestabilización de las publicaciones de los candidatos en los medios, desacreditación de un candidato y el favorecimiento de un candidato ( usualmente del partido gobernante).

3. Fraude en las urnas: sucede cuando de alguna forma un candidato se da votos falsos, pero respaldados por una boleta.

Delitos fiscales

Los delitos fiscales son aquellos crímenes que se cometen por acción u omisión, en donde se engaña a la hacienda pública, al evadir la cancelación de impuestos o tributos, obteniendo de manera ilegal beneficios fiscales.

El incumplimiento de las tareas fiscales usualmente construye un fraude administrativo, penalizado por la administración tributaria por medio de una multa que puede ser apelado en diferentes legislaciones incluyendo el jurisdiccional. Pero con esta manera de penalizar los delitos fiscales, los reglamentos jurídicos con cierto grado de desarrollo y para un mejor resguardo de la hacienda pública, consideran ilícito y no simples infracciones administrativas las violaciones fiscales de mayor gravedad, y es la obligación de los juzgados penales dar a conocer estas
condenas y procedimientos.

No existe una importante diferencia entre el delito fiscal y las infracciones tributarias, se distinguen básicamente por motivos cuantitativos, por nivel de gravedad o por la valoración del resultado.

Delitos sexuales

Este término es una expresión muy manejada aunque inexacta, usada para referirse a una serie de crímenes que perturben la libertad sexual, el desarrollo de la sexualidad y la dignidad sexual de las personas. Muchos países piensan que estos hechos delictivos atentan contra el pudor, la honestidad, la familia y las buenas costumbres, a pesar que hay una creencia a desasociar los crímenes sexuales de estos valores.

Los hechos delictivos sexuales son en su mayoría efectuados por hombres, en ultraje de mujeres, niños y niñas, y son parte del motivo principal para luchar contra la violencia de género y la violencia sexual, la trata de personas, el abuso infantil, la discriminación por orientación sexual y la violencia doméstica.

La violación es considerada como un delito grave, debido a que se trata de la penetración sin consentimiento, o con consentimiento, tratándose de menores de edad.

«>Cargando…


Bibliografía

Sánchez, Adriana. ( Última edición:8 de octubre del 2019). Definición de Delito. Recuperado de: https://conceptodefinicion.de/delito/. Consultado el 15 de octubre del 2019