1. Definición
  2. Educación ?
  3. Libro

Libro

Un libro es el conjunto de hojas de papel, vitela, u otra sustancia, manuscritas o impresas, colocadas en el orden en que se han de leer, y que reunidas o encuadernadas forman un volumen. Pueden contener textos, imágenes, dibujos o música. El término se denomina también a ciertos conjuntos de obras, por ejemplo, los distintos libros de la Biblia, etc. Una obra debe tener un cierto número de páginas para ser considerado como tal, por lo menos 50 páginas, y ha de constituir una unidad independiente para distinguirse de los periódicos, revistas, folletos y otros materiales impresos.

Libro


Publicidad

Qué es libro

Este término procede del latín líber, referida al material vegetal del que se confeccionaban los libros en la antigüedad. Se trata de un tipo de obra pintada o impresa en pergamino, vitela, hojas de papel o cualquier otro material que sea ideal para la lectura.

Según la Unesco, una obra literaria debería poseer alrededor de 49 páginas como mínimo, si hay menos de esa cantidad, entonces no se trata de un libro sino de un folleto.

El término también puede ser empleado para hacer referencia a aquellas obras separadas en tomos o aquellos que, a pesar de tener diferentes volúmenes, se encuentran en uno mismo, un ejemplo básico de esto es la biblia, la cual contiene varios libros en uno solo.

Es importante mencionar que el término no solo se usa para las obras impresas, también se puede usar para soportes digitales, documentales, etc. De hecho, en la actualidad se conoce el término de libros digitales y son los más leídos hasta el momento debido a la facilidad de obtención y a lo económico que representa en diferentes ámbitos.

Historia de los libros

Libro-2

Estas obras son una de las principales y más accesibles fuentes de información y conocimiento para miles de millones de personas en el mundo. Han permanecido a través de los años, difundiendo el conocimiento y la historia de la Humanidad.

El contenido y utilidad de las obras abarca para infinidades extensiones y temas; los hay recreativos (cuentos, novelas, obras, narraciones, etc.), informativos (novedades científicas, acontecimientos), de consulta (diccionarios, enciclopedias, atlas), científicos, educativos, contables, entre otros.

La escritura estaba plasmada en muchos materiales de diversa calidad y realmente fue el resultado de un proceso denominado revolución, mismo que buscaba transformar a la humanidad. Cada obra era diferente, pero tenían la finalidad de reproducir imágenes pictográficas, la ideografía, es decir, símbolos de cada tribu o civilización antigua y letras.

Ahora, cuando se trata del origen de las obras literarias e informativas, hay que remontarse a las que en su momento fueron categorizadas como las primeras representaciones pictóricas de los primeros hombres en el mundo, por ejemplo, la obra rupestre del hombre paleolítico.

Esta pintura estaba cargada de un gran significado, símbolos y magia en cada trazado, pues se plasma no solo la cacería de los antepasados, sino de los animales que vivieron en aquel período, cómo llevaban su vida diaria, cómo era el entorno que los rodeaba y la forma en la que lograron volverse uno con la naturaleza.

Estas obras forman parte los documentos más antiguos de la historia, pero cuando comenzaron los nuevos sistemas de escritura, los hombres empezaron a utilizar diversas maneras para plasmar sus vidas, entre ellas, el uso de ostracon, hueso de marfil, tablas de arcillas, de madera, enceradas, papiros, pieles curtidas, planchas de plomo, etc.

Alrededor del milenio IV antes de cristo comenzaron los primeros vestigios de escritura, específicamente en el antiguo Egipto, donde la civilización plasmaba sus vidas en curiosos jeroglíficos, de hecho, esa forma de escritura estuvo muy activa por 3 milenios, pues en ellos se podían representar desde palabras y números hasta objetos e ideas totalmente abstractas.

Pero también se tienen documentos de la antigua mesopotamia. Esta civilización hacía uso de una varilla especial con sección triangular, la cual se hendía en las placas de arcilla y dejaba una forma cuneiforme. Esta misma técnica fue empleada por los asirios, acadios, sumerios, persas, hititas y babilonios.

Con el paso de los años, la escritura se fue perfeccionando y comenzó la creación de los libros, aunque, claro está, estos eran escritos a mano y con materiales de calidad, por ejemplo, el cuero, la piel, etc.

Poco a poco se volvió un completo privilegio tener alguna obra escrita, pues cada una de ellas era sumamente cara, de hecho, su valor podría ser equivalente a la herencia de una casa y solo se cedían a través de escrituras públicas. Los datos de la edad media confirman esta parte de la historia, más que todo en zonas como Europa, donde solo las personas privilegiadas podían aprender a leer, escribir y a tener obras escritas en su poder.

Más a menos en el siglo XVII, la adquisición de obras escritas dejó de ser una caos, así que las minorías pudieron obtenerlos y letrarse tal como lo hacían los considerados “superiores”. Luego, con el invento de las imprentas y el papel, aparecieron los escritores profesionales que lograban imprimir sus obras y hacerlas llegar a su público. Por supuesto, comenzaron a aparecer figuras como los libreros, editores, jefes de editoriales, etc.

Cada vez surgían más y más inventos que lograban hacer del libro una mercancía que se podía obtener con total facilidad no solo para las familias de buena posición económica, sino también para los más pobres o plebeyos. Poco a poco, la existencia de las obras literarias fue de suma importancia, pues representaba un avance en la educación sin distinción entre nobles y plebeyos, de esta manera, todas las clases sociales tenían el derecho de aprender a leer y escribir y subir un poco su rango, al menos en el caso de los plebeyos.

Luego, alrededor del año 1971, comenzó el auge de los tomos digitales, también conocidos como electrónicos, cuyo proyecto de creación fue de la mano de Michael Hart bajo el nombre de Proyecto Gutenberg.

Este proyecto tenía como objetivo crear una especie de biblioteca digital que ofreciera sus servicios totalmente gratuitos, además, se quería lograr la obtención de obras cuyos autores eran sumamente famosos, entre ellos, Dante, Poe y Shakespeare para que fueran de dominio público. Más adelante, en el año 1981, se vendió el primer tomo digital cuyo nombre fue Random House ‘s Electronic Dictionary.

En el año 2001 llegaron lo que se conoce hoy en día como ebooks, los cuales se expandieron con las novelas de Stephen King y obtuvieron un grandísimo éxito, más aún cuando salió a la venta la novela Riding The Bullet. En menos de 48 horas, esta obra logró vender alrededor de 400 mil copias, cada una en 2.5$ estadounidenses.

Luego, al ver el auge de los ebooks, Vladimir Putín decidió publicar sus memorias en las mismas plataformas. Fue allí cuando las editoriales comenzaron a aparecer con muchísima rapidez y gracias a ellas, también llegaron las tiendas virtuales, las cuales se encargaban de importar libros disponibles (se debía revisar el catálogo y realizar el pedido).

Ahora, con respecto al primer compendio del que se tenga una referencia verídica, se trata de El sutra Diamante, el cual fue impreso en el año 868, específicamente el día 11 de mayo y es incluso más antiguo que la biblia de Gutenberg, según los estudios, por al menos 600 años. Pero también existen otros libros famosos, entre ellos, la biblia, las citas del presidente Mao, Corán y Don Quijote de la Mancha.

Características de los libros

Libro-3

Estas obras poseen sus propias características, mismas que representan la importancia de cada escrito y su impacto en el mundo y la historia. Su objetivo es brindar conocimientos a las personas que los leen, crear un nuevo camino y abrir las puertas a un mundo desconocido en donde la historia y datos importantes les esperan, es descubrir en cada página todos los secretos de un tema en específico, bien sea educativo o recreacional. Los libros tienen diferentes tipos de contenido, generalmente se trata de textos, pero también pueden existir algunos gráficos.

Lo mejor de todo, es que el lector puede volver a disfrutar de las obras cuando mejor le plazca, pues tienden a tener una vida útil bastante larga cuando se cuidan adecuadamente. Ahora, las características más importantes de estas obras se clasifican en diferentes vertientes que van a explicarse a continuación.

Elaboración de los libros

La escritura siempre va a depender del autor y su nivel de imaginación o conocimientos sobre el tema que va a escribir. Puede hacerlo por capítulos o dividirlos en compendios. En épocas antiguas la escritura era a mano, pero actualmente esto se puede lograr con maquina de escribir, una computadora o un dispositivo móvil.

Generalmente estas obras literarias son impresas, lo hacen en hojas de papel con 8 páginas de lado y lado. Luego, las hojas son dobladas hasta cubrir al menos 16 páginas, cada signatura se cose en el lomo y luego se redondea para pegarle una malla que asegure cada parte del compendio. Para finalizar, las páginas se alisan con una guillotina y se le pega cartón al lomo para darle resistencia. A todo esto se le denomina encuadernación.

Generalmente las imprentas logran imprimir entre 32 y 64 páginas en caras grandes. Cuando el texto no abarca la cantidad mínima de páginas,. la editorial rellena las últimas páginas con publicidad o con cualquier dato curiosos.

Tipos de libros

Cada obra se divide de acuerdo al contenido que plasma y comparte, estos tipos serán explicados a continuación.

  • Científicos: estos clásicos son artículos de suma importancia que contienen textos de diferentes áreas de la ciencia, por ejemplo, libro de matemáticas, física, química, ingeniería, etc.

    En ellos puede existir contenido teórico, práctico e incluso histórico (libro de historia científica, por ejemplo), de hecho, se caracterizan por ser una fuente de información base en la educación (sin importar el nivel, puede ser desde la biología hasta clases avanzadas de matemáticas).

    Muchas de las obras poseen las teorías más importantes de la ciencia y que aún en la actualidad son aplicables en diferentes ámbitos, por ello se conocen como las más importantes.

  • Recreativos: tal como su nombre lo indica, se trata de libros para leer en los tiempos libres, estos pueden tener una trama diferente de acuerdo al género, por ejemplo, pueden ser libros animados, libros de amor o libros de vaqueros. Cada una de esas obras funcionan para fomentar la imaginación del lector y lo ayuda a tener inspiración para que él mismo cree sus propias novelas, cuentos o poemas. Todos estos puede encontrarse en la feria o casa del libro del país en el que se encuentre.
  • Libros de consulta: se trata de libros para leer cuando se tiene alguna duda, esto puede ser educativo, laboral o como recreación, aunque también se podría hablar de los libros de autoayuda como obras de consulta. En esta vertiente podía aplicar un diccionario, libros en pdf (para buscar información específica), páginas blancas o amarillas, etc.
  • Libros contables: es un documento indispensable para todo negocio, ya que en él se registran todas las transacciones económicas de forma cronológicas. Es en este donde se contabilizan el día a día de la compañía con respecto a los ingresos y egresos de la misma.

    Es obligatorio según el código de comercio que las transacciones realizadas por la organización estén sentadas o registradas en el ejemplar diario, indicando las cuentas deudoras y de acreedores que se van haciendo de forma diaria.

  • Es un documento sellado y firmado por el Registro Mercantil donde se va a llevar los ingresos y egresos de forma ordenada de la empresa, osea compraventa, pagos y gastos relacionados con la organización. La forma en cómo se estructura este compendio es de forma ordenada con dos columnas, una que diga Debe y la otra Haber.

    El registro hecho en el compendio se llama asiento y cuenta con una serie de características, la primera es que debe estar sellado por el Registro Mercantil, dado que así lo exige el código de comercio, aunque tiene sus variaciones dependiendo el país, aunque son muy pocas.

    La segunda es que se debe llevar las operaciones hechas en la empresa de forma diaria, sino pasa debe haber documentos como facturas que respalden ese vacío. Por último, debe existir un equilibrio entre las dos columnas, es decir, lo que esté en la columna de débito debe estar en la de crédito.

    Aunque el ejemplar diario es obligatorio y llevado por las empresas tanto medianas como grandes, es fundamental que los negocios pequeños también lleven la contabilidad con el libro diario, dado que les permite saber cuánto egresa e ingresa a la organización permitiendo al comerciante poder estimar en periodos pequeños de tiempo.

  • Biografías: se trata de aquellas historias que narran la vida y obra de una persona en específico, pero esa obra es escrita por otro sujeto. Allí no solo se habla de los logros del protagonista de la biografía, sino también de sus fracasos, incentivos, anhelos, etc.
  • Libros de texto: son aquellos libros que abarcan una rama de estudio en específico y que, además, forman parte de los recursos y herramientas del alumno para pasar su año lectivo, un ejemplo de ello es el libro de matemáticas y libro de historia. Estos funcionan como material de apoyo, enriquece los conocimientos del alumno y fomenta el aprendizaje y la enseñanza de diversas ciencias o aspectos de la educación.
  • Audio libros: También se encuentran los audiolibros, son grabaciones de los contenidos de un ejemplar leídos en voz alta, y se puede escuchar en cualquier dispositivo de audio. Aquí pueden aplicar los libros de amor, libros de vaqueros, etc. Muchas de las frases de libros de este tipo son famosas en la web y reproducidas a diario.

Partes del libro

Libro-4

Casi todos los libros están constituidos con una portada, que es la cubierta del libro, y en donde aparece el título de la obra, el nombre del autor y la editorial; el prólogo, presentación o introducción, es el texto breve donde se explica el contenido del compendio; seguidamente del índice, y el contenido, este puede incluir textos, dibujos, fotos, gráficos, mapas, etc. Y por último, la bibliografía o referencias.

  • Portada: se trata de la cubierta o la parte exterior de la obra literaria, es importante porque es la encargada de cubrir las hojas y, además, de llamar la atención del lector, pues generalmente las portadas tienen un título llamativo, imágenes o un fondo que hace que las personas se identifiquen con el ejemplar.
  • Prólogo:se trata de una especie de presentación e introducción de la obra y se ubica justo al inicio del escrito. Allí se da a entender cuál es el punto de vista de la obra, algunas reservas del contenido propio y un mensaje que el autor pretende dejar a los lectores.
  • índice: se trata de la lista de frases o encabezados que reflejan la ubicación específica del contenido o, en su defecto, de la publicación que se está leyendo. Generalmente estos índices poseen nombres tanto de personas como de eventos o lugares, además, poseen como anexo algún concepto que sea de interés, así que funcionan como indicadores.
  • Contenido: se trata de aquel texto que forma parte de todo lo que representa la obra, allí se narra toda la historia o el contexto. Cuando hay encabezado, este representa un capítulo de la obra y las conclusiones generalmente se encuentran justo en el capítulo final.

    Luego de esto, viene el epílogo, lo cual resulta un anexo final para darle el cierre adecuado a la historia de la obra. Es importante destacar que luego del epílogo, queda concluido el contenido del ejemplar, por lo que la bibliografía, y demás detalles finales de la obra quedan fuera de esta vertiente.

  • Bibliografía: no es más que la descripción, estudio y clasificación de cada uno de los documentos, demás obras, folletos o cualquier medio de información empleado para crear el texto plasmado en la obra. En esta vertiente los documentos pueden estar en formato físico o digital, lo importante es que tengan el carácter informativo y que sirvan como una fuente documental para tener bases contundentes en la obra.

Libros digitales/Ebooks

Libro-5

Actualmente existen libros electrónicos o digitales conocidos como ebooks, los cuales se pueden leer en una computadora, una PDA, una portátil, y en general cualquier dispositivo que posea una pantalla y memoria. Los Ebooks son la versión digital de los tradicionales libros impresos, los cuales pueden ser visualizados a través de un programa o dispositivo diseñado para aquello.

Hoy en día, los libros electrónicos están disponibles para cualquier dispositivo de alta tecnología, como los smartphones y las tablets, para los cuales están disponibles servicios que permiten la adquisición fácil y rápida de los textos virtuales; los mediadores en esto son las tiendas en línea, que ofrecen una gran variedad de libros, además de opciones por las que el consumidor puede optar, según las posibilidades que tiene.

Estos sitios han progresado mucho en los últimos años, pues se ha alcanzado una gran cifra de escritos que pueden comprarse por internet, llegando a clasificarse por géneros o ciertas características que resaltan de estos.

Por otra parte, el término también puede referirse a los lectores de libros electrónicos, es decir, el dispositivo móvil que está diseñado sólo para visualizar libros digitales o en versiones mucho más actuales, para conectarse directamente a las tiendas virtuales. Estos generalmente son libros gratis y vienen en formato de libros en pdf.

Suele ser bastante común encontrarse con frases de libros en la web y, a partir de allí, comenzar a leerlos por curiosidad.

Descargar ebooks gratis

Amazon por ejemplo, es de las compañías establecidas en internet que comercializan estos productos, además de otras marcas reconocidas como Apple, la cual diseñó el iPad para que pudiera cumplir con estas funciones igualmente. En google libros se pueden encontrar algunas obras literarias gratuitas.

Otra plataforma donde se pueden leer libros gratis es Wattpad, sin embargo, resulta imposible descargar el contenido, por lo que se debe leer online.

Preguntas Frecuentes sobre Libro

¿Para qué sirve un libro?

Cada obra tiene diferentes funciones, pero en general, funcionan para dotar de información al lector, bien sea por un hecho académico, de recreación, interés práctico, etc.

Leer más

¿Cómo se dice libro en inglés?

Se dice book.

Leer más

¿De qué está hecho un libro?

Está hecho con diferentes materiales, el punto clave es que tienen hojas de papel y tinta, pero la portada puede ser elaborada con diferentes materiales, bien sea impreso o a mano, la cubierta de cartón, madera, plástico, etc.

Leer más

¿Para qué sirve el índice en los libros?

Para ubicar al lector en la página que desea leer exactamente. Son bastante útiles, más que todo en los libros educativos que tienen grandes volúmenes.

Leer más

¿Para qué sirve la portada de un libro?

Para llamar la atención del lector, generalmente tienen fotografías o dibujos que atraen a las personas.

Leer más


Bibliografía

Pérez, Mariana. ( Última edición:3 de noviembre del 2020). Definición de Libro. Recuperado de: //conceptodefinicion.de/libro/. Consultado el 29 de noviembre del 2020