1. Definición
  2. M
  3. Ciencia 🔬
  4. Mar

Mar

El mar es una gran extensión o volumen de agua salada inferior en tamaño a un océano. Estos cúmulos de agua poseen ecosistemas, mareas y corrientes, y se definen como conjuntos de agua cuyos nombres le son otorgados de acuerdo a la región en la que se encuentren. Culturalmente, estos reciben nombramientos simbólicos según acontecimientos históricos de sucesos que se hayan dado lugar en ellos. El término también se emplea para señalar todo aquello que viene en grandes cantidades, por ejemplo: a un grupo numeroso de personas.

Mar

Qué es el mar

Se trata de un gran volumen de agua salada, de la cual la mayor parte de la superficie de la tierra está cubierta, de unas tres cuartas partes. Aunque específicamente, puede decirse que es una extensión de agua salada que supera en dimensiones a los lagos y es inferior a las de los océanos.

Estos bordean a los océanos, encontrándose en los bordes continentales; sin embargo, en ocasiones se hace difícil establecer demarcaciones entre estos cuerpos de agua y océanos, pues varios de ellos poseen rasgos particulares.

Aunque generalmente se encuentran parcialmente rodeados de tierra, existen casos especiales, como el caso del Mar Muerto, un cuerpo de un elevado grado de salinidad que no tiene salida hacia otros similares o no se conecta con el océano, y su dinámica de movimiento es a través de la evaporación.

El término también se le ha dado a los nombres de parte de la fauna y la flora que en él habita. Animales como la esponja, el caballito, o estrella de mar, e incluso a elementos que provengan de allí, como la concha de mar, que es el término que se le da al caparazón de diversidad de moluscos.

La etimología del término proviene del latín mare y se relaciona a la raíz indoeuropea mori, que significa “masa de agua”. Esta palabra no tiene un género definido, por lo que pueden usarse tanto los artículos “la” como “el” antecediendo la palabra.

Características del mar

Agua de mar

El agua que tienen estos cuerpos es distintiva de otras masas de gran volumen hidrológico. Por ejemplo, esta se compone de cloruro de sodio en estado sólido o lo que se conoce como sal, calcio, magnesio y potasio, entre otras sustancias. En promedio, un litro de esta agua contiene unos 35 gramos de sal disuelta y su densidad es superior al agua dulce, por todo esto no es recomendable la ingesta de este tipo de agua para el ser humano ni para otros animales terrestres

El mar azul no debe su coloración únicamente a la reflexión del cielo, sino a la absorción de los fotones rojos de la luz.

Olas
Se trata de los movimientos ondeantes que circulan por la superficie de esta gran masa de agua, inducidos por los vientos cuya fricción producen ondas capilares (pequeños rizos en la superficie), las cuales aumentan la fricción y son producidas por la tensión superficial. Las olas más elevadas son movidas por la gravedad.

Su altura estará sujeta a la velocidad de los vientos, la estabilidad en la dirección de los mismos y el tiempo que estos resistan. De existir estas tres condiciones, las olas serán más grandes.

Corrientes

Mar - Corrientes

Se trata de un movimiento en el agua de estos cuerpos, causado e impulsado por varios factores. Uno de ellos es el movimiento de rotación de la tierra, la cual incide de manera inversa en el fondo y en la superficie; el movimiento de traslación terrestre; las variaciones en la densidad, salinidad y temperatura del agua; y las mareas; entre otros factores.

Las corrientes marinas son de tipo superficial y su desplazamiento será realizado de este a oeste, contrario al desplazamiento de rotación de la tierra, que es de oeste a este; mientras que las submarinas son movimientos compensatorios de las superficiales, cuyo desplazamiento es igual al de la tierra, ya que se mueven junto al fondo marino.

De acuerdo a la temperatura del agua donde se encuentren, existen dos grandes tipos de corrientes: las cálidas, que realizan un gran recorrido por los océanos del mundo hasta volver a su punto de inicio, a excepción de pequeñas cantidades que se desvían hacia otros más templados; y las frías, cuya movilidad está sujeta a las corrientes cálidas.

Marea

Se trata del fenómeno en el que su nivel se incrementa o desciende diariamente a determinada hora, lo cual es producido por la atracción gravitacional de la Luna y el Sol sobre la Tierra y sus masas de agua, incidiendo en mayor grado la del satélite natural. A esto se le suma el movimiento de rotación terrestre y la fuerza centrífuga que este produce.

De acuerdo al ciclo lunar, se tienen las mareas muertas y las vivas. Las muertas son aquellas que se originan en días donde la Luna se encuentra en sus fases de cuarto creciente y cuarto menguante, es decir, cuando el sol, la tierra y la luna forman un ángulo recto, produciendo mareas más bajas; y las vivas, son aquellas que se forman cuando hay luna llena o luna nueva, es decir, que los tres astros se encuentran alineados, produciendo mareas más elevadas.

En el ciclo diario de mareas, se encuentran las altas o pleamar, que es cuando el nivel del agua se eleva; y las bajas o bajamar, que es cuando el agua retrocede o disminuye su nivel. Al periodo entre las altas y bajas se le conoce como vaciante, mientras que el periodo comprendido entre las bajas y las altas se le conoce como creciente.

Nivel del mar

Este término se refiere a la medida de la altitud de los accidentes geográficos y superficies de tierra que sobresalen de su suelo. Esta magnitud, la cual se mide en metros, no es la misma en los distintos países; esto se debe a que la fluctuación por las mareas hace que este nivel no sea constante en todo el mundo.

Marejadas

Es el movimiento marítimo inducido por el viento, generando olas con una medida de 1,5 a 2,5 metros de alto, aunque solamente se producen en aguas de poca profundidad. Estos movimientos poseen un ritmo constante de aproximadamente 20 segundos y la influencia del viento puede propagarse hasta por 200 metros hacia el fondo.

El nombre de la marejada en términos científicos es “marejada ciclónica«. Esto no es sólo producto de un movimiento de aire, pues a este efecto se le combina la existencia de una baja presión, aunque esta la afecta en menor medida.

Tsunamis

Mar - Tsunamis

Muchas personas tienden a confundir tsunami con marejada, ambos son términos distintos ya que un tsunami como tal, presenta una conjugación opuesta a la marejada; en el desarrollo de este fenómeno marítimo el movimiento brusco de la masa de agua proviene desde la profundidad que al ser una corriente tan fuerte que continúa el movimiento hasta la superficie, generando olas de tamaños inmensos superando los 5 o 6 metros.

También conocido como maremoto, se trata de un desplazamiento brusco de agua que tiene origen en el fondo del lecho marino en un movimiento vertical. Esto puede ser generado por una gran descarga de energía producida por un terremoto, deslizamientos, erupciones de volcanes, impactos de meteoritos o algún otro evento importante.

Hábitats marinos

Se conoce como el ambiente dentro del medio marino, es decir, es donde se desarrollan todos los organismos vivos que hay en este tipo de aguas.

Se tienen los hábitats de aguas cálidas, en donde se produce una gran cantidad de alimentos, por lo que muchos más peces viven allí, alrededor de un 40% de las especies conocidas hasta el momento; sin embargo, la flora solamente tiene vida hasta donde la luz solar puede alcanzar.

En las aguas poco profundas, existen los arrecifes de coral, que acogen una variedad exótica de animales y es un hábitat ideal para estos, pues existe mucha iluminación y oxígeno en estas aguas.

Fondo del mar

También conocido como el lecho marino, se trata del relieve submarino y las desigualdades que existen bajo las aguas de estas grandes masas acuáticas.

Este puede estar compuesto por distintos tipos de irregularidades. Estas irregularidades y accidentes topográficos fueron productos de los movimientos tectónicos, de la sedimentación, actividad volcánica, entre otras.

Clases de mares

Mar - Clases de mares

Mar litoral

Son aquellos que se encuentran adyacentes a las plataformas continentales y que presentan poca profundidad. Estos son los que forman parte de la unión entre los océanos y las estructuras terrestres.

Estos contienen una gran variedad de vida, con especies como esponjas, algas, crustáceos, corales y posidonias, dependiendo del tipo de fondo que estos tengan.

Unos ejemplos de ellos en el mundo son: el Cantábrico, el de Omán, el de Noruega, o el de Beaufort.

Mar continental

Son los que se encuentran dentro de un mismo continente con algún tipo de conexión con ciertos océanos a través de un estrecho o una abertura en muchas ocasiones poco profundas que hace que el intercambio de sus aguas sea difícil. Se caracterizan por tener mareas amplias.

Unos ejemplos de ellos son: el Mar Negro, el Mediterráneo, el de Japón y el Báltico.

Mar cerrado

Son aquellas masas de agua en forma de lago que son lo bastante extensas para tener un carácter de ese tipo. Son masas acuáticas navegables pero por embarcaciones de menor envergadura que las que surcan los mares abiertos.

Estos piélagos son más pequeños que los otros pues se encuentran dentro de una estructura continental, sin salida hacia los océanos, por lo que su salinidad es elevada y sus aguas mucho más densas.

Entre estos se encuentran el Muerto, de Aral y el Caspio.

Historias y exploraciones del mar

Los mares del mundo han servido de conexión para todos los continentes. A través de sus aguas, grandes exploradores del pasado se lanzaron a la aventura para descubrir tierras lejanas y conquistar nuevos territorios, aún sin saber que los hallarían al aventurarse en alta mar. Esto dio origen a qué civilizaciones se aventuraron hacia lo desconocido y enviaron exploradores con la misión de surcar el mar azul.

Pueblos antiguos como los egipcios, los griegos y otras civilizaciones, se lanzaron hacia ellos con propósitos varios desde más de 2500 años a.C., como la búsqueda de esclavos, intercambios comerciales o búsqueda de productos específicos.

Los más conocidos tuvieron lugar en la época del descubrimiento, cuando exploradores levaron anclas para descubrir nuevos territorios, siendo así como el continente americano es descubierto geográficamente en varias exploraciones lideradas por Cristóbal Colón.

En la antigüedad cuando no se conocía toda la geografía, se utilizaba la expresión “siete mares” para referirse a los conocidos (aun cuando fuesen ficticios) en la época de más de veinte siglos a.C., durante muchos años; estos eran el Mar Negro, Caspio, Mediterráneo, Rojo, Adriático, Cantábrico y de Arabia.

Sin embargo, actualmente se les conoce así a los siete océanos: Índico, Pacífico Norte, Pacífico Sur, Atlántico Norte, Atlántico Sur, Antártico y Ártico.

Mares del mundo

Alrededor del planeta existe una gran cantidad de mares que bañan las costas del mundo, cada uno con características particulares y una biodiversidad característica de su latitud. A saber:

Preguntas Frecuentes sobre el Mar

¿Cómo es el mar?

Es una gran masa de agua con alto contenido en sal, de coloración azulada debido a la absorción de fotones rojos de la luz y la reflexión del cielo y con presencia de corrientes y mareas. Leer más

¿Cómo se formó el mar?

Hace miles de millones de años producto de la actividad volcánica, formando los accidentes topográficos que lo conforman, y sus aguas tienen origen en masa gaseosa proveniente del Sol que se precipitó. Leer más

¿Cuáles eran los 7 mares?

El Negro, Caspio, Mediterráneo, Rojo, Adriático, Cantábrico y de Arabia. Leer más

¿Cuál es la diferencia entre el océano y el mar?

Los océanos son extensiones y masas de agua salada mucho más vastas que los mares, los cuales usualmente se encuentran limitados al menos en uno de sus lados por costas. Leer más

¿Con qué mares y océanos se comunica el mar Mediterráneo?

Se conecta con el océano Atlántico por el estrecho de Gibraltar, con el Mar Rojo y con el Negro. Leer más

Bibliografía

Martínez, Aurora. ( Última edición:28 de abril del 2022). Definición de Mar. Recuperado de: https://conceptodefinicion.de/mar/. Consultado el 2 de noviembre del 2022