1. Definición
  2. T
  3. Salud 🩺
  4. Tejido

Tejido

El término tejido posee varias acepciones, una de ellas es la que brinda el famoso diccionario de la Real academia española RAE «textura de una tela, que es el resultado de la unión de numerosos hilos o fibras, formando una lámina resistente, flexible y elástica. En el ámbito de la anatomía y la biología hacen referencia a los materiales de tipo biológicos que se encuentran constituidos por conjuntos organizados y complejos de células. Acá, no solo se habla de los tejidos cuerpo humano, sino también de los tipos de tejidos animales y los vegetales.

Tejido

Qué es tejido

La palabra tejido etimológicamente es proveniente del latín “texere”; otras fuentes manifiestan que deriva del participio de “tejer”. Este término puede aplicarse en diferentes ámbitos, por ejemplo, los tejidos anatomía y biología hacen referencia a los materiales de tipo biológicos que se encuentran constituidos por conjuntos organizados y complejos de células, estos, a su vez, se distribuyen de manera regular con características fisiológicas que se coordinan y se originan de acuerdo a un factor embrionario común. Acá, no solo se habla de los tejidos cuerpo humano, sino también de los tipos de tejidos animales y los vegetales.

Pero también se puede asociar al término con las ramas textiles, un producto resultado de la obra manual de una persona. En este ámbito, el término hace referencia al entrelazado de cordones o hilos para conformar telas de diferentes tipos, pudiendo crear diferentes piezas de moda, por ejemplo, el tejido crochet. En este post, se va a hablar sobre los tipos de tejidos y sus funciones, incluidos los tipos de tejidos animales, de manera que quede totalmente claro lo que es el término, su alcance y sus objetivos.

Tejidos Animales

Tejido-2

En tejidos anatomia, estos se definen como aquellas agrupaciones de numerosas células semejantes para cumplir con una función en particular, dichos enlaces están formados por células y la matriz extracelular producida por ellas. En términos más amplios, se entiende por enlace célula animal a aquella concentración de células semejantes que poseen una función y estructuración en particular, vitales para el organismo del ser vivo.

Estos tienen una forma inicial cuando la denominada blástula derivada a partir del óvulo fecundado se diferencia en tres capas germinales, que son mesodermo, endodermo y ectodermo y a través que las células se diferencian, ciertos grupos de células originan unidades más especializadas que forman órganos que se componen, en un sentido general, de numerosos enlaces constituidos por muchas células que poseen una misma función.

Cabe destacar que la ciencia encargada del estudio de la disposición y la estructura de este término en ámbitos biológicos o anatómicos se le conoce como histología.

De acuerdo con los diferentes biólogos, existen diferentes tipos de tejidos animales, los cuales entran en la clasificación de los tejidos de la siguiente manera: epitelial, conectivo, muscular y nervioso que realizan una función especializada.

Tejido epitelial

Es aquel que se halla sobre los acúmulos o aglomeraciones subyacentes de los enlaces conectivos. Este se forma por una o diversas capas de células que se encuentran unidas entre sí, recubriendo cada una de las superficies libres del organismo vivo, formando la cobertura interna de las cavidades, conductos del cuerpo, órganos huecos, como también producen las mucosas y las glándulas.

Tejido-3

En estos, cada una de las células existentes están unidas unas con las otras formando de esta manera una serie de láminas caracterizadas por una matriz extracelular que es limitada, situada por debajo de las células epiteliales, además no están vascularizadas, por lo que se sustentan a través de difusión. Siempre debajo de cada epitelio habrá un enlace celular conectivo y, por último, este tipo es el único que proviene de las capas blastodérmicas.

Existen ciertos tipos de células epiteliales que poseen vellos minúsculos, a los cuales se les conoce como “cilios”, cuya función es eliminar aquellas sustancias extrañas, un ejemplo de ello son las que se producen en las vías respiratorias.

El enlace celular epitelial, además, constituye el parénquima de diferentes órganos, por ejemplo el hígado. En la vertiente de epiteliales se originan de las tres capas germinativas que son: el ectodermo, que es de donde emana la mayor parte de la piel y capa de las diferentes cavidades naturales como la boca, los poros de la piel, el ano, las fosas nasales.

El endodermo, el epitelio de casi todo el tracto digestivo, el hígado, el árbol respiratorio y páncreas. El mesodermo, donde proviene todo lo que resta del epitelio, además de los órganos reproductores y de los riñones. Los epitelios se clasifican en epitelio de revestimiento, epitelio glandular y epitelio sensorial.

  • Epitelio de revestimiento: estos forman un revestimiento sobre las superficies externas de la piel, aparato digestivo o pulmones, pero también en las superficies internas de ella, como en el caso de los vasos sanguíneos, pleuras y linfáticos.

    Estos están caracterizados por tener una escasa matriz extracelular y las células se hallan muy bien unidas entre sí por complejos de unión. Esto tiende a ser muy parecido a los tejidos cuerpo humano.

  • Epitelio glandular: se constituye por una serie de células especializadas en cuanto a la secreción que pueden estar agrupadas o aisladas estableciendo las glándulas unicelulares o multicelulares. Este tipo de enlace se crea gracias a las células constituyen las glándulas que producen la excreción de los líquidos que poseen una diferente composición a la del plasma sanguíneo o a otros líquidos del tejido.
  • Epitelio sensorial: este está especializado, en un sentido general, a vestir las diferentes superficies del organismo, casi siempre formando parte de un complejo aparato que capta y procesa señales que emanan del ambiente donde se desenvuelve.

Tejido conectivo

Son aquellos tipos de tejidos con gran diversidad que comparten una función en particular de relleno, habitando los espacios existentes entre los órganos y otros enlaces celulares, pero además de sostén del organismo, fundando el soporte material del cuerpo. Estos comprenden un grupo heterogéneo de uniones orgánicas que guardan relación en cuanto a su origen partiendo del mesénquima embrionario derivado del mesodermo.

Morfológicamente la unión conectiva está caracterizada por tener la presencia de diferentes tipos de células separadas debido a la gran cantidad de material intercelular sintetizado por estas, otra particularidad de este tejido es la riqueza que poseen en material intercelular.

Entre las funciones principales del enlace conjuntivo están la de relleno, sostén, transporte, almacenamiento, reparación y defensa; este compone el sistema inmunitario de defensa en contra de las extrañas proteínas que se hallan en las bacterias, células tumorales, virus, entre otros. Entre sus clases se pueden mencionar: tejido adiposo, cartilaginoso, óseo, hematopoyético, sanguíneo y conjuntivo.

  • Tejido adiposo: acá predominan las células denominadas adipocitos, especializadas en el almacenamiento de lípidos, es decir los lipoblastos iniciadoras de adipocitos que desarrollan grandes cantidades de colágeno, sin embargo los adipocitos adultos segregan poca cantidad de colágeno y pierden la capacidad de dividirse. Se les halla debajo de la dermis, acordonando ciertos órganos internos tales como el riñón y la parte interior del centro de los huesos largos; la función de este tejido es proteger y mantener en su lugar los órganos internos y otras estructuras del cuerpo.
  • Tejido cartilaginoso: este carece de vasos sanguíneos y es elástico, se forma primordialmente por células diseminadas llamadas condrocitos y la matriz extracelular que contiene mucha fibra de colágeno, es gelatinosa pero con una consistencia mayor a la del enlace conjuntivo. También se pueden encontrar tres tipos de tejidos cartilaginosos como el hialino, el fibroso y el elástico.
  • Tejido óseo: este constituye una variedad de enlaces conjuntivos que poseen una gran rigidez, con gran resistencia a la tracción y a la compresión; se forma por tres tipos de células que son: osteoblastos, osteocitos y osteoclastos, que son grupos de células cuya ocupación es destruir el hueso para remodelarlo.
  • Tejido hematopoyético: es aquel al cual le corresponde la producción de las células sanguíneas, este se ubica en el bazo, en los ganglios linfáticos, en el timo y principalmente en la médula ósea roja. Existen dos tipos de tejido hematopoyético, el primero es linfoide y el segundo es mieloide.
  • Tejido sanguíneo: se constituye por una sustancia intercelular líquida, situados en el interior de los vasos sanguíneos, además ayuda a mantener el equilibrio del medio interno. Las funciones principales de estos enalces es el de transportar los nutrientes y el oxígeno desde el aparato digestivo y los pulmones al resto de las células del cuerpo.
  • Tejido conjuntivo: la matriz de este tipo de unión posee una consistencia gelatinosa con células características como los fibroblastos, también podemos encontrar linfocitos, macrófagos y mastocitos. Estos pueden ser clasificados de acuerdo a sus tipos y densidad de fibras, quedando de la siguiente manera, tejido conjuntivo laxo, conjuntivo elástico, conjuntivo fibroso y conjuntivo reticular.

Tejido muscular

Tejido-4

Se forma por una derivación mesodérmica responsable del movimiento de los órganos, mismos que se encuentran en las partes del cuerpo de un ser vivo.

Estas desempeñan una función diferenciada de los organismos, los cuales están formados por unas células muy alargadas denominadas fibras musculares o miocitos que tienen una célula fusiforme con forma de huso y multinucleada.

Estas son células eucariotas que tienen más de un núcleo en su interior con capacidad de contraerse con mucha facilidad, además, cada una de las fibras musculares están envueltas por una fina lámina de tejido conjuntivo o conectivo, el cual es un conjunto heterogéneo de enlaces orgánicos que comparten un origen común a través del mesénquima embrionario, originado a partir del mesodermo.

Este tipo de enlaces son los encargados de los movimientos corporales. Entre los tejidos musculares podemos encontrar: el muscular liso, el muscular estriado o esquelético y el muscular cardíaco.

  • Tejido muscular liso: es el que está formado por la unión de varias células largas que están preparadas en capas, más que todo en las paredes de los órganos huecos, como el tubo digestivo o vasos sanguíneos.

    De esta manera logran encontrar células musculares lisas en el enlace conjuntivo que afecta ciertos órganos, entre ellos, la próstata, las vesículas seminales y el enlace celular subcutáneo, el cual se produce en determinadas regiones como el escroto, es decir, las bolsas que están formada por la piel que cubre los testículos de los mamíferos y los pezones.

  • Tejido muscular estriado o esquelético: son los que están formados por células muy largas cubiertas por una membrana externa de tejido conjuntivo, mismo que se denomina como epimisio. Además, también se encuentra el tabique, que se divide de un modo completo o incompleto de una cavidad o partes del cuerpo en un animal que se dirigen hacia el interior del músculo.
  • Tejido muscular cardiaco: son las que están constituidas por células alargadas, mismas que presentan estriaciones transversales de la disposición de las proteínas contráctiles y, además, pueden distinguirse fácilmente de las fibras musculares esqueléticas por el hecho de poseer uno o dos núcleos centrales.

 

Tejido nervioso

Se trata de un conjunto de células desarrollado a partir del ectodermo, el cual no es más que una capa celular más externa de un embrión animal. Este percibe los estímulos internos y externos para transformarlos en impulsos nerviosos, los cuales conforman una onda oscilación eléctrica que recorre la membrana plasmática.

Las modificaciones de la zona nerviosa pueden darse en la zona externa o interna de los estímulos sensoriales, por ejemplo, la temperatura, la presión, la luz, los sonidos, el gusto, entre otros. Esto sucede porque son detectados, examinados y transmitidos por las células nerviosas.

Además, el enlace celular nervioso es el que se encarga de reunir las funciones motoras, las glándulas, los viscerales y de la mente humana. Este se compone por dos tipos, las neuronas y la neuroglia.

  • Neurona: son las células del sistema nervioso que tienen como objetivo la excitabilidad eléctrica de la membrana plasmática, las cuales están especializadas en la captación de los estímulos y la conducción de las ondas de oscilación eléctrica, mismas que recorren todas las neuronas como consecuencia de un cambio transitorio de la permeabilidad en la membrana plasmática.

Pero también se encuentran otros tipos celulares, entre ellas, las fibras musculares que se definen como células fusiforme y multinucleada con la capacidad de contraerse y está compuesta por el enlace muscular de la capa motora, la cual se define como una contracción normal de las fibras musculares estriadas esqueléticas que se realiza a través de los nervios motores.

  • Neuroglia: son las células del sistema nervioso que se desempeñan por las funciones del soporte de las neuronas y de una función auxiliar, la cual tiene la capacidad de intervenir en el procesamiento cerebral de la información del organismo. La neuroglia consiste más que todo en resguardar, aislar y alimentar las neuronas.

 

Tejidos vegetales

Tejido-5

Son aquellos formados por células eucariotas de tipo vegetal, dichas células se encuentran unidas unas con otras para así formar conjuntos macizos que tengan algún cometido en común.

Cuando se habla de los vegetales, se hace alusión a aquel conglomerado de células que poseen una misma condición y que, además, se encuentran unidas unas con otras de forma sólida y perdurable con el fin de formar grupos macizo o laminares con una misión en común, es decir, son grupos de células que se asemejan en referencia a su forma y función, que se fusionan para desarrollar exactamente la misma función.

Cada una de las uniones vegetales se constituyen por células denominadas eucariotas, cuya naturaleza es vegetal. De una manera más específica, estos derivan gracias a la división consecutiva de las células que componen el embrión de la semilla, la cual se forma luego de la fecundación que se da en las plantas.

Estas células vegetales que componen la planta pueden ser células vivas encargadas del propio desarrollo de la planta, su fotosíntesis, el almacenamiento de sustancias, su respiración, crecimiento y reparación de daños.

Además, están las células muertas, las cuales proporcionan soporte y resistencia a la planta gracias a sus paredes lignificadas y engrosadas, formando varios conductores para la savia bruta. En una planta pueden existir varios tipos o clasificación de los tejidos que se diferencian según su función, entre ellos están, los protectores, conductores, de crecimiento, parenquimáticos, de sostén, secretor y meristemáticos.

 

Tejido meristemático

Es el encargado del crecimiento de la planta en un sentido longitudinal y diametral. Sus células se caracterizan por ser pequeñas, con forma poliédrica, paredes finas y vacuolas pequeñas y abundantes.

Tienen la capacidad de dividirse y de allí es que vienen a producirse el resto de los enlaces o uniones, fenómeno que permite la diferenciación de los vegetales con los animales que llegaron a la multicelularidad de una manera totalmente diferente. Además, estos solo crecen hasta la cuarta edad, entretanto, las plantas debido a los meristemos crecen durante toda su vida.

Es decir, los enlaces celulares meristemáticos están constituidos por una serie de células con paredes primarias delgadas con un núcleo grande y citoplasma denso, por lo que estos posibilitan el crecimiento del árbol de forma diametral y longitudinal.

  • Meristemos primarios: también conocido como crecimiento longitudinal de las plantas, este se origina gracias al meristemo apical y el crecimiento diametral, es decir, en cuanto al grosor o crecimiento secundario se da por divisiones, mismas que se manifiestan en el cambium vascular y, en menor proporción, en el cambium cortical.
  • Meristemos secundarios: son aquellos que se ubican de manera paralela, justo a los lados de la raíz y del tallo. Estos se encargan del espesor y crecimiento tanto de la raíz como del tallo, además, su forma es cilíndrica.

Tejido protector

Estos son los que forman una capa externa en el vegetal, de esta manera, logran proteger la planta de agentes externos como la desecación, la lluvia y otras situaciones que puedan afectar su desarrollo. A este también se le conoce como tegumento, el cual se forma por una serie de células que revisten al vegetal aislandolo del medio.

Las raíces de las plantas de este tipo de tejidos, se especializan en formar pelos absorbentes que le permiten a la planta tomar el agua del suelo. Por su parte, en la hoja, se forma una especie de capa que impermeabiliza los tallos y hojas para que estos no pierdan el agua y, en la cara interior de las hojas, la piel realiza una modificación para permitir los cambios gaseosos de la fotosíntesis y la respiración, pero además, se logra la exclusión de vapor de agua en la transpiración.

  • Epidermis: está compuesto por aquellos enlaces celulares que recubren el tallo y las hojas. Es una capa conformada por un conjunto de células planas adosadas unas con otras como un pavimento y con la pared externa cubierta de cutina, esta es muy impermeable y poseen citoplasma funcional, además, se caracterizan por no contener cloroplastos, por lo tanto, no realizan la fotosíntesis. Poseen unas estructuras denominadas estomas, de esta forma, logran posibilitar el paso de los gases erigidos por células de manera arriñonada.

Una de las principales funciones de la superficie epidérmica es garantizar la protección de la planta, sin embargo también facilita y regula el intercambio de sustancias; en ocasiones las células de la epidermis se transforman en pelos que evitan que la planta pierda dichas sustancias y la resguardan del rozamiento.

  • Suber: también conocidos como corchos, se encarga de reemplazar al epidérmico en los tallos y raíces que tiene más de un año de vida, esta capa se compone por una serie de células muertas o no funcionales por lo tanto no poseen citoplasma alguno, sin embargo conservan sus paredes celulares que empapan de suberina, haciéndolas impermeables.

    Dichas paredes contienen lenticelas, que son canales vacíos que posibilitan el intercambio de los gases con la atmósfera. Las principales funciones de los enlaces suberosos son apartar a la planta de las posibles temperaturas extremas, además de cuidarla de lesiones mecánicas y reducir la transpiración.

 

Tejido de sostén

Tejido-6

Son aquellos enlaces o uniones celulares vegetales duras que componen el esqueleto de las plantas y las mantiene erguidas. También se trata de un conjunto de uniones vegetales que están formados por células, pero con la característica de tener las paredes celulares engrosadas, pero en ocasiones son engrosadas con lignina, que es un polímero que se encuentra estructurado en las paredes celulares de organismos del reino plantae.

Este está compuesto por dos tipos que son el colénquima y el esclerénquima, mismas que están formados por células con paredes celulares gruesas que tienen una gran capacidad para resistir la parte física, la cual estudia el movimiento y las fuerzas que lo producen a pesar de compartir la misma función, porque estos se distinguen por las estructuras y la forma en que están colocadas y combinadas de sus paredes celulares por su localización dentro del cuerpo de la planta.

  • Esclerénquima: es la que se encuentra ejecutada por dos tipos de células con pared celular engrosada, pero esta es secundaria y lignificada, lo cual se define como una contextura en las células, de manera que estas se puedan localizar en las partes adultas del vegetal a las que sirve como enlace de sostén, porque son zonas que han dejado de crecer y les proporciona una gran resistencia por diferencias de su morfología, la cual tiene dos tipos de células esclerénquima como las fibras de esclerénquima y las esclarecidas o células pétreas.

Las fibras de esclerénquima son las células que están alargadas y estrechas con excesivos puntiagudos que aparecen aislados o agrupados formados por las raíces, tallos, hojas y frutos. Las esclarecidas o células pétreas son las células caracterizada por poliédricas que pueden aparecer sueltas o agrupadas formado por capas sólidas.

  • Colénquima: es un tejido vivo que está formado por células funcionales con citoplasma, con formas prismáticas, resistencias y extensibles que presentan una gruesa pared celular primaria caracterizada por los engrosamientos distribuidos de forma diferente, lo que le permite al enlace una gran capacidad para resistir la tensión y otros tipos de estrés mecánico.

    Las células colenquimáticas y las células parenquimáticas son capaces de retomar una actividad meristemática porque sus paredes celulares son primarias y no lignificadas. Además, el colénquima se pone en posición periféricas donde efectúa mejor su función justo debajo de la epidermis, que son tejidos epitelios estratificados que forman la parte externa de la piel o por separado de ella por una o dos capas de células parenquimáticas.

 

Tejido parenquimático

Es aquel que se encuentra en todas las plantas existentes, de hecho, se ubica en la mayoría de sus órganos formando un tono continuo. A estos también se les conoce con el nombre de tejidos fundamentales, esto es debido a que son células poco especializadas, se encuentran distribuidos por toda la parte interior del cuerpo del vegetal cumpliendo múltiples funciones. Se constituye por una gran diversidad de células, mismas que varían de acuerdo a la función que desempeñan.

Son relativamente isodiamétricas y facetadas, casi alargadas y se caracterizan por ser células vivas, con una pared de celulosa, flexible y delgada y con gran vacuola. Los tejidos parenquimáticos se encargan de llenar los espacios libres que otros órganos y enlaces producen.

A estos se les pueden considerar como meristemas potenciales debido a que si pierden su capacidad de dividirse, sus células podrían retomar su división celular en ciertas condiciones. De acuerdo a su función, los tejidos parenquimáticos pueden clasificarse en cuatro tipos.

  • Parénquima clorofílico: se ubica en todas las partes verdes de la planta, esto se debe a que las células que lo conforman contienen cloroplastos. Su función principal y más característica es cumplir el proceso de la fotosíntesis. Sus células pueden ser de dos tipos según la función que cumplen, estas son las denominadas empalizadas o lagunar.
  • Parénquima acuífero: está ubicado en las nerviaciones de los tallos y las hojas de las plantas xerófitas, estas son aquellas plantas que contienen una gran tolerancia a la falta de agua, ubicadas en ambientes desérticos o en sabanas. Sus células tienen una enorme vacuola llena de agua y mucílago.
  • Parénquima de reserva: se les ubica en las raíces, semillas y tallos. Están constituidas por grandes células incoloras cuya función es de almacenamiento, pues estas no realizan la fotosíntesis y carecen de cloroplastos, por lo que no son de color verdoso sino más bien son de color blanco. Además, estas contienen amiloplastos y leucoplastos que posibilitan a este tipo de células almacenar almidón, grasas y proteínas.
  • Parénquima aerífero: localizado en los tallos y hojas de las plantas acuáticas, lo cual le permite que dichas plantas puedan flotar, todo esto gracias a la existencia de múltiples espacios denominados meatos, que contienen aire entre sus células.

 

Tejido conductor

Tejido-7

Son los tejidos que cumplen con el transporte de sustancias que se encuentran en la parte de adentro del vegetal, mismos que conduce la savia bruta, que es el líquido espeso que circula por los vasos conductores de las plantas superiores y su función es nutrir las plantas desde la raíz hasta las hojas.

Este está compuesto por los diferentes tipos de células, pero en la mayoría de las partes, son los que se originan de las mismas células que, a diferencia de los animales, cualquiera de las plantas, por más antigua que sea, puede poseer localizadores en sitios bien determinados por los grupos de las células en estados juveniles con la capacidad suficiente para poderse dividir el xilema y el floema físicamente en todas las plantas.

  • Xilema: se encarga de trasladar la savia bruta que es un compuesto formado por agua y una diversa variedad de sales minerales inorgánicas que la raíz absorbe del suelo. Pero también es conocido como leño, un tejido formado por las células muertas, estas células son tubulares y se encuentran en una pared celular bien desarrollada, además, se juntan unas a otras formando tubos que suben de un sitio a otro desde la raíz hacia la parte superior, pero esas estructuras también son llamadas vasos leñosos, mismos que están lignificados a nivel de la pared celular para poder asegurar el rigor y la dureza de la estructura.

Las células de los vasos presentan la rotura o ulceración de las paredes que permite el paso de la savia entre las células y están cubiertas por los extremos. En los alrededores de los vasos leñosos hay una célula llamada traqueida, la cual posee una serie de rotura que facilita el transporte del xilema o savia bruta.

  • Floema: es un enlace formado por células vivas que se encarga del transporte de las sustancias sintetizadas en la fotosíntesis que transforman la savia elaborada y de su reparto por todas las células de la planta. Además dentro de ellas se distinguen dos tipos de células.

    Las primeras son las células cribosas, son células fusiformes que tiene forma de huso con pared primaria, punteaduras especializadas que agrupan calosa, estas son polisacárido que impregna algunas membranas y tapona los agujeros de las paredes transversales de los cribosos agrupados formando áreas cribosas no perforadas y forman parte del floema.

Las segundas son las células anexas o acompañantes, son células parenquimatosas que también se pueden llamar células fundamentales de la planta, pero cuando aparecen el resto de las células, se adaptan para generar las estructuras que permitan llevar una vida confortable, pues estas dependen de la supervivencia de las células cribosas a las que están asociadas.

 

Tejido secretor

Se trata de aquel que se encuentra estructurado por las células que se encargan de elaborar, almacenar y eliminar las esencias que la planta no usa en sus funciones vitales. Estas sustancias pueden ser artículos o residuos del metabolismo. Dentro de este se encuentran distintos tipos, entre ellos, las células epidérmicas, bolsa lisígenas, cavidades esquizógenas, tubos laticíferos.

  • Células epidérmicas: son las que se ubican en la epidermis del vegetal, esto hace que puedan formarse pelos glandulares, que son los encargados del olor de las plantas aromáticas como la menta.
  • Bolsas lisígenas: son huecos que se crean a partir de diferentes células secretoras que se aplican a la glándula u órgano, estas tienen la función de elaborar y expulsar una sustancia mediante la lisis de las membranas y paredes que las separaban.
  • Cavidades esquizógenas: son huecos o tubos que se forman en la función de un grupo de células que envuelven en ellos sus secreciones, donde se juntan muchas esencias.
  • Tubos laticífero: son los conductores asociados al floema o esparcidos por los tejidos del vegetal, el cual está formado por las células plurinucleadas que fabrican látex y se acumula en el interior de las pequeñas cavidades en el citoplasma de una célula por una membrana. Estas están llenas de aire o de diferentes sustancias que pueden desempeñarse por diversas funciones y se pueden liberar si se rompen los tubos.

Tejidos Artificiales

Se trata de un conjunto de enlaces cardíacos humanos producidos luego de una manipulación a modo experimental de las células madre, entre ellas, las embrionarias humanas.

¿Qué se quiere decir con esto? que es el hombre, por medio de la ciencia, es el que tiene la potestad o capacidad de crear estos enlaces, no son naturales, no han sido producidos por los seres vivos ni se han desarrollado naturalmente, son creados por medio de la manipulación humana.

La tecnología, a medida que han pasado los años, se ha encargado de intentar borrar los límites del hombre, buscando así elaborar dispositivos que logren imitar las funciones de los órganos y los tejidos complejos sin llegar a situaciones extremas, por ejemplo, que el cuerpo los rechace.

Actualmente, los científicos se encuentran trabajando para crear enlaces celulares in vitro, es decir, artificiales. Esto representa uno de los principales retos tanto de la ingeniería de tejidos como de la bioingeniería.

Tejidos textiles

Acá se habla del entrelazamiento de las fibras, hilos, filamentos, mismos que pueden ser artificiales, naturales o sintéticos. Cuando se teje, se habla de diferentes términos, por ejemplo, cuando se teje longitudinalmente, se llama urdimbre y la transversal es trama. Depende de la manera en la que se teja, se pueden utilizar uno o más hilos, ejemplo, el tejido ganchillo o tejido crochet.

Lo mejor de esta vertiente es que es acá donde las personas se encargan de realizar gorros tejidos, blusas tejidas e incluso suéter tejido. Este término también cuenta con su clasificación y será explicada a continuación.

Tejidos planos

Se trata de aquellos hilos que se entrelazan en ángulos totalmente rectos y van a lo largo de toda la tela, a esto se le denomina urdimbre. A su vez, estos hilos se entrelazan por lo ancho de la tela y eso es la trama, de manera que se obtenga como resultado una forma perpendicular. Un ejemplo de esta vertiente es la lona, el lino, el tafetán, el satén y la gabardina.

Tejidos complejos

Su estructura es muy diferente a la vertiente anterior y se conforman por enlaces de pelo y doble tela, en el primer caso se logra elaborando bucles en la trama y en la urdimbre, de manera que se puedan mantener o cortar, un ejemplo de esto es el terciopelo. Ahora, en el segundo caso, el tejido es reversible, ejemplo, el meltón.

Tejidos de punto

Tejido-

Aquí los hilos son entrelazados con una forma de malla y solo se usa un hilo, el cual es muy largo. Generalmente, la tela obtenida puede estirarse con facilidad, de manera que se pueda adaptar al cuerpo, un ejemplo de esto, es la tela jacquard, misma que se emplea para la elaboración de suéteres, pantalones, mallas, etc.

Tejidos técnicos

Se trata de aquellas telas fabricadas precisamente por propiedades técnicas, esto quiere decir que los materiales textiles también poseen características específicas. Cada tejido tiene una función determinada, un ejemplo de ello es la tela gore-tex, polartec y la dri-fit.

Preguntas Frecuentes sobre Tejido

¿Qué es un tejido?

Se trata de un material biológico que se conforma por un conjunto de células.

Leer más

¿Cuál es la función del tejido?

Su objetivo es darle forma a los órganos del cuerpo o de la anatomía del ser vivo.

Leer más

¿Cuáles son los tejidos básicos del cuerpo humano?

El conectivo, nervioso, epitelial y muscular.

Leer más

¿Cómo se forman los tejidos en el cuerpo humano?

Por medio de la unión o enlace de diversas células del cuerpo.

Leer más

¿Cómo se clasifican los tejidos?

En nervioso, muscular, conectivo y epitelial.

Leer más


Bibliografía

Pérez, Mariana. ( Última edición:21 de febrero del 2021). Definición de Tejido. Recuperado de: https://conceptodefinicion.de/tejido/. Consultado el 18 de junio del 2021