1. Definición
  2. Educación 🎓
  3. Traductor

Traductor

La definición de traductor corresponde a la de aquella persona que tiene como profesión la traducción de textos de un idioma a otro. Asimismo, se puede hacer referencia a las aplicaciones que se encargan de traducir páginas o porciones de texto de un sitio web o demás. La traducción, por otro lado, es la acción de entender un texto escrito en un idioma y realizar una equivalencia de significado en otra lengua. Cuando esto se realiza oralmente se llama interpretación y la ciencia que estudia la traducción de textos se llama traductología.

Traductor

Qué es un traductor

En su sentido más específico, es una persona que traduce revistas, libros y demás de un idioma a otro. Para ser traductor, es necesario conocer la cultura lingüística de ambos idiomas, ya que si traduce cada palabra por separado, entonces la traducción final no sería del todo fiel a la original. En cuanto a los traductores automatizados (tanto online como offline), son herramientas computacionales que traducen una lengua en otra. Los traductores son softwares que tienen bases de datos de diferentes idiomas, permitiendo que millones de usuarios puedan acceder a la traducción de textos de forma casi inmediata.

Cómo funciona un traductor

En forma general, posee una base de datos de palabras y frases típicas de un país, de modo que cuando una persona escriba en el cuadro de traducción una oración, en vez de ser una traducción palabra por palabra de un texto, sea tomada en cuenta como una oración completa, dándole un significado más acertado a la traducción. Muchos traductores también utilizan la comparación de millones de archivos cuyos patrones permiten una mejor traducción de oraciones y párrafos. Esto es llamado traducción automática estadística.

Qué es un traductor en persona

Dado el concepto de traductor en persona, se refiere a aquel individuo cuyo trabajo es el de traducir textos que se encuentran en otro idioma. La traducción de textos lleva tiempo, pues el trabajo de un buen traductor consiste en realizar la traducción de la forma más fiel al texto original. Asimismo, después de terminar la traducción del texto debe leerlo minuciosamente en caso de errores y compararlo con el texto original. En caso de ser posible, muchos traductores optan por comunicarse con el redactor del texto a traducir, para que este le responda algunas preguntas que puedan surgir durante la traducción.

El libro más traducido del mundo del que se tiene constancia es La Biblia, con unas 400 traducciones completas en diferentes lenguas y 2000 traducciones por partes. Las primeras traducciones de la Biblia comenzaron por un grupo de judíos que hablaban el griego Koiné y el hebreo (la Biblia originalmente fue escrito arameo y hebreo), realizando la traducción de la Septuaginta. Al latín fue traducida por Jerónimo Estridón entre el 382 a. C. y 420 a. C.

Cómo usar un traductor en línea

Se abre el buscador de preferencia (Google, Mozilla Firefox, Opera, entre otros) y en la barra del buscador se colocan palabras claves como “traductor de inglés español” o “traductor español francés”. Automáticamente el servidor mostrará los resultados de la búsqueda y entrará en la página de preferencia, para luego colocar en el cuadro de traducción el párrafo que se necesita traducir. Es de destacar, que hay algunos buscadores online que permiten cambiar en la parte superior el idioma de origen y el que se desea traducir, esto para hacer más fácil al usuario acceder a los servicios de traducción. Cuando se desea cambiar la traducción de una página web completa, se puede acceder dentro de la barra URL a la opción “traducir esta página”. Sin embargo, esta opción aparece usualmente cuando está en otro idioma diferente al de la configuración del buscador web.

Cuáles son los mejores traductores en línea que hay

Es de tener en consideración que no son traducciones perfectas, ya que son servicios automatizados, siendo su base de información limitada. Los traductores más confiables que puedan existir hoy día son:

    Programas de traducción

  • Traductor de Google. El más conocido entre los usuarios de internet, posee en su base de datos unas 80 lenguas para traducir. Tiene opciones de escuchar en voz alta, cambiar el idioma que se quiere traducir y de cambiar de significado conforme se le agregue más contenido al texto a traducir. Puede traducir páginas enteras. También posee extensiones, diccionarios y aplicaciones.
  • DeepL. A diferencia de muchos traductores, esta aplicación online utiliza la inteligencia artificial para la traducción de idiomas. Admite unas 42 lenguas diferentes, pero su especialidad del inglés al español. No admite la traducción de páginas completas.
  • Traductor Babylon. Este es otro servicio web de traducción sumamente conocido. Permite traducir textos en más de 70 idiomas y páginas completas en más de 33 idiomas. Tiene en su software alrededor de 34 diccionarios propios y ofrece resultados basados en editoriales famosas como Oxford.
  • Tradukka. Parecido al de Google, la traducción se va acoplando conforme se va escribiendo la oración a traducir. Su base de idiomas es de 44, y para quienes quieren mejorar la pronunciación de frases, tiene la opción de escuchar.
  • Im Translator. Al igual que otros, tiene la función de escuchar el texto traducido. Su mejor atributo es la de comparar las traducciones de varias páginas que ofrecen este mismo servicio para resultados más óptimos.


Bibliografía

Adrián, Yirda. ( Última edición:7 de septiembre del 2019). Definición de Traductor. Recuperado de: https://conceptodefinicion.de/traductor/. Consultado el 20 de noviembre del 2019