Definición de Parasitismo

- Definista

El parasitismo es la interacción biológica que origina entre dos organismos, en donde uno de ellos cumple el rol de huésped y el otro de hospedador. El ser vivo que recibe al parásito, le brinda la alimentación que él necesita para poder sobrevivir. Cabe destacar que existen dos tipos de parásitos: los que viven dentro del huésped (endoparásitos) y los que viven en la parte externa (ectoparásitos).

El parasitismo representa el medio a través del cual una especie extiende su capacidad de supervivencia valiéndose de otras especies, para que estas satisfagan sus necesidades básicas y esenciales, que no necesariamente se encuentran relacionadas con la parte nutricional.

Parasitismo

En el ambiente es posible hallar parásitos de todos los filos taxonómicos y la mayoría de los organismos vivos, presenta alguna especie que lo parasita. Resulta interesante comentar que todos los virus son parásitos, de igual manera existen parásitos que son bacterias y de más microorganismos animales y plantas.

Como ya se ha mencionado, dentro del parasitismo, el huésped es el parásito que se beneficia y el hospedador, el que sale afectado. Los parásitos que viven dentro de su hospedador, son los endoparásitos, estos viven la mayor parte de su vida dentro de su hospedante. Ej.: las lombrices intestinales, Tenia solitaria, etc. Mientras que los que habitan en la superficie de otro ser vivo, se le conoce como ectoparásitos. Ej. Los piojos, los ácaros, las garrapatas, las pulgas, etc.

Algo que es muy peculiar y común dentro de los parásitos, es que éstos terminan perdiendo genes y ciertas funciones físicas o metabólicas al transformarse en parásitos. Muchos de ellos han dejado de sintetizar sus propias moléculas, ya que las pueden sacar de su hospedador. Un ejemplo de ello son los virus, que no son capaces de reproducirse sin la estructura molecular de su hospedante.

Ciertamente con el tiempo, los hospedadores han ido desarrollándose continuamente a fin de evitar ser invadidos por los parásitos. A la vez, los parásitos también han ido transformándose para poder infectar a su hospedador. Este proceso que se acaba de mencionar, es lo que se llama coevolución, ya que las dos especies van desarrollándose de forma pareja.

Otros conceptos: